Menor previsión de crecimiento

Inflación en Brasil por encima de los dos dígitos en 2015

Estimación oficial la ubica en más del doble de la meta.

La inflación en Brasil alcanzará el 10,8% en 2015, más del doble del centro de la meta del gobierno de 4,5%, estimó el Banco Central (BC) en su informe trimestral difundido ayer.

En su anterior informe, publicado en septiembre, el BC apostaba por una inflación de 9,5% este año.

Para 2016, la institución monetaria estima que el índice de los precios al consumo variará 9,2% en el primer trimestre y luego comenzará a bajar de forma gradual a lo largo del año, para llegar a 6,2% en diciembre. Para 2017 el BC estima que la inflación será de 4,8%.

El organismo también revisó a la baja este miércoles su estimación de crecimiento, y para 2015 prevé una contracción de la economía de 3,6%, contra una caída de 2,7% prevista en septiembre.

Si esta contracción se confirma sería la mayor caída del PIB en 25 años: en 1990 el Producto Interno Bruto (PIB) cayó 4,35%.

"La actividad económica sigue evolucionando a un ritmo inferior a su potencial. Esto se debe al impacto de los procesos de ajuste macroeconómicos en curso y a los efectos de hechos no económicos", dijo el BC en su informe.

Para 2016, el Banco Central prevé un retroceso del PIB de 1,9%. Si hay dos años de recesión como está previsto, sería la primera vez que la economía se contrae dos años consecutivos desde 1930-31.

El Fondo Monetario (FMI) apuesta por su lado a un retroceso del PIB de 3% este año y de 1% en 2016.

Luego de cuatro años de magro crecimiento, Brasil entró en recesión en el segundo trimestre de 2015, en parte debido al megaescándalo de corrupción destapado en la estatal Petrobras que desencadenó una profunda crisis política.

La presidenta Dilma Rousseff es blanco de un procedimiento de impeachment, acusada de haber maquillado las cuentas públicas y de tapar agujeros del presupuesto con préstamos de bancos estatales.

Las nuevas estimaciones llegan días después de la asunción del nuevo ministro de Hacienda, Nelson Barbosa. El jerarca recientemente nombrado indicó que las grandes línea de acción de su predecesor Joaquim Levy-, como el control del gasto y de la inflación serían mantenidas para controlar la crisis que golpea a la economía norteña.

"Quiero subrayar que la dirección de nuestra política económica es la misma, nuestro foco sigue siendo el ajuste fiscal y la reducción de la inflación", dijo Barbosa durante la semana.

"Los inversionistas nacionales e internacionales pueden continuar confiando en Brasil, pueden estar seguros que trabajaré para transformar nuestro potencial desarrollo en oportunidades concretas de inversión", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)