LLEGÓ A 6,65% EN 12 MESES A MARZO

Inflación da mano al gobierno previo a ronda salarial

Legumbres y hortalizas explicaron buena parte de la desaceleración.

Lechugas bajaron 6,31%. Foto: AFP
Lechugas bajaron 6,31%. Foto: AFP

La última vez había sido en febrero de 2017. Cuando el mes pasado se conoció que en el segundo mes del año la inflación había superado el techo de la meta fijada por el Banco Central (BCU), de entre 3% y 7%, hacía un año que eso no sucedía. El registro fue 7,07%.

Este hecho se daba, además, a las puertas de una nueva ronda de Consejos de Salarios, en la que mantener los precios a raya será clave para el gobierno a la hora de sentarse a negociar con sindicatos y patronales. Pero ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) divulgó el registro de marzo, y se conoció que en el año cerrado a ese mes la inflación volvió a estar dentro del objetivo oficial.

En marzo, el Índice de Precios del Consumo tuvo una suba de 0,28% frente al mes previo y así en los últimos 12 meses la inflación se desaceleró a 6,65%. Se ubicó, además, por debajo del valor de la misma comparación a marzo de 2017 (cuando había sido 6,71%).

Matilde Morales, de PwC, dijo a El País que el dato de marzo "no sorprendió". La economista añadió que ya en los meses previos la inflación subyacente —el núcleo más duro, que no tiene en cuenta los precios más volátiles— estaba "estable". Según los cálculos de la firma, ésta se ubica por debajo de 7% desde mayo del año pasado. La aceleración de meses pasados, dijo Morales, fue en especial por bienes "cuyos precios son más volátiles".

Es que luego de haber ingresado dentro del objetivo oficial en marzo del año pasado, a partir de agosto de 2017 la inflación había retomado la tendencia al alza. Esto cambió con el registro de marzo. "El dato de marzo marca la primera desaceleración desde julio de 2017, cuando la inflación se ubicó en 5,24%", indicó Morales.

Con estos números sobre la mesa, por el momento PwC mantiene su proyección de que la inflación esté en 7,5% a fines de este año, un punto por encima al valor de un año antes. Esto dependerá, dijo Morales, del dólar —si la divisa estadounidense se mantiene estable la inflación para finales de 2018 podría ser "inferior" al pronóstico— y de la nueva ronda de negociación colectiva, que "podría atenuar la suba de precios".

Alimentos.

¿A qué respondió el desempeño de los precios durante el mes? "Buena parte de la desaceleración de precios de marzo se explicó por el rubro Alimentos y bebidas que tiene un importante peso en el índice global y moderó la suba experimentada en meses previos, debido principalmente a la baja de legumbres y hortalizas", indicó Morales.

De hecho, en marzo éstas últimas tuvieron la caída más pronunciada de todos los productos que componen la canasta relevada. Los precios de legumbres y hortalizas se contrajeron 3,77% respecto a febrero. Esta caída fue explicada, sobre todo, por el descenso en acelgas (-8,3%), lechugas (-6,31%), tomates (-16,44%), zapallos (-7,48%) y boniatos (-4,85%).

Alimentos y bebidas en general tuvo "un incremento de precios de apenas 0,1% su menor registro desde junio 2017", marcó Morales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º