PARA ASTORI ES UN "DESEQUILIBRIO IMPORTANTE"

La inflación pasa el 10% y el gobierno analiza "abusos"

Por primera vez desde 2004; para Astori es un “desequilibrio importante”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Evolución de la inflación a doce meses. Fuente: INE/ Centro ESE del IEEM/ El País

La inflación anualizada a febrero llegó a 10,23%, y por primera vez desde agosto de 2004 es de dos dígitos. El dato generó la reacción del Pit-Cnt que pide que los ajustes de salarios sean de acuerdo a la inflación y del gobierno que anunció medidas y deslizó la posibilidad de que haya "abusos de posición dominante" —algo ilegal— en algunos rubros.

El ministro de Economía, Danilo Astori dijo en declaraciones a la página web de Presidencia que el dato de inflación de febrero da la oportunidad de "reafirmar nuestra lucha contra este desequilibrio importante de la economía, que representa quizá el más injusto de los impuestos sobre la población" porque pega más en quienes tienen ingresos fijos y bajos.

Pese a eso, "el rumbo se mantiene. No nos confundimos, no nos desorientamos, no pensamos que estos desequilibrios que hay que combatir, tienen que modificar la dirección, sería un error grave", agregó.

En febrero, el Índice de Precios del Consumo (IPC) que elabora el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) verificó un alza de 1,6% y de este modo acumuló en el año una suba de 4,08%. En los 12 meses cerrados a febrero alcanzó el 10,23%, el mayor guarismo en 12 meses desde enero de 2004 (10,53%).

Astori afirmó que en el gobierno han "visto algunos aumentos sorprendentes de precios en estos últimos días, por ejemplo, en el rubro alimentos y bebidas. Voy a convocar al consejo de Defensa de la Competencia (Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia, órgano desconcentrado de Economía) para que desarrolle un análisis y nos pueda brindar información acerca de la existencia de posibles abusos de posiciones dominantes que pueda haber".

Abusos.

El comisionado de Promoción y Defensa de la Competencia, Javier Gomensoro dijo ayer a El País que el contacto aún no se dio, "vamos a escuchar la inquietud del ministro". De forma genérica expresó que "la regla general, es que en un mercado desafiable y competitivo" no hay "ilegalidad" por sí misma en fijar "precios altos".

Pero, "hay dos posibles situaciones que pueden configurar ilegalidades", indicó Gomensoro. Una es que haya "conductas de colusión", es decir "varias empresas mediante un acuerdo evitan competir por precio y fijan un valor irracional que no se condice con los costos de producción, márgenes de ganancia, etc." y eso lo pueden hacer porque juntas "tienen una posición" que hace que el consumidor no tenga más remedio que comprar el producto, explicó.

La otra posibilidad es que haya un "alto grado de concentración" en un mercado —porque otras empresas no tienen penetración suficiente o hay un monopolio de hecho— y la firma líder haga un "abuso de su posición dominante" y fije un precio "irracional" añadió.

De todas maneras, Gomensoro dijo que hacer un análisis "en forma genérica, no es lo mismo que actuar ante una denuncia específica" donde "hay un actor relevante del mercado que aporta información". El "análisis genérico" es "más difícil", añadió.

La preocupación de Astori se da al ver que el rubro de Bebidas alcohólicas y Tabaco (que ajustó el Imesi), había crecido apenas 0,2% en febrero del 2015 y lo hizo en 8,52% el mes pasado. A su vez, el rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas subió 1,29% y explicó 0,35 punto del aumento de precios mensual, siendo el de mayor incidencia.

Astori explicó que en enero y febrero hubo otros factores que incidieron como la finalización de los acuerdos de precios y los aumentos de las tarifas públicas. "Hubo una acumulación de factores", pero "que nadie interprete, que nadie suponga, que este número —que es emblemático, con características hasta psicológicas—, es el anuncio de una mayor dinámica inflacionaria con relación al futuro", afirmó el ministro.

Señaló que habrá "mucha disciplina y mucho rigor; medidas más profundas e intensas". Informó que había conversado con el presidente del Banco Central, Mario Bergara, con quien tuvo "total sintonía para restringir el volumen de dinero en circulación". Añadió que los detalles técnicos serán dados a conocer por el BCU. El País intentó comunicarse con Bergara que prefirió esperar unos días para hablar.

En segundo término se refirió a tener "mucha cautela fiscal", con especial acento en la reducción del gasto y reafirmó lo dicho el martes por el presidente Tabaré Vázquez sobre el mantenimiento de los lineamientos salariales.

Si no puede ver el video haga click aquí 

Analistas.

Un informe de Objetiva, el portal de la consultora Deloitte expresó que "era previsible" llegar al 10% de inflación. La consultora manifestó que "la forma en que se conduzcan las próximas negociaciones (salariales) será clave no sólo para proyectar el grado de inercia inflacionaria a partir de la presión de costos salariales sino también como señal formadora de las expectativas inflacionarias de mediano plazo".

Añadió que "el proceso de anclaje de expectativas sería a su vez más exitoso si las autoridades anunciasen formalmente una nueva meta, reconociendo niveles de inflación más altos en el corto plazo pero explicitando tasas decrecientes en horizontes específicos de tiempo y acompañando eso con anuncios consistentes de política fiscal y monetaria".

El BCU ha incumplido sistemáticamente la meta de inflación (ver gráfico) y el "ancla" era mantenerla en un dígito. "No superar el 10% fue la principal ancla macroeconómica de los últimos tres gobiernos, un compromiso grabado a piedra, que ahora precisa un toque de atención", dijo a Reuters Ignacio Munyo, director del Centro de Economía, Sociedad y Empresa del IEEM.

En esa línea, la consultora CPA Ferrere advirtió que "romper la barrera de los dos dígitos podría tener efectos indeseados sobre las expectativas, determinando que ante la pérdida de referencia, los remarques se aceleren afectando la estabilidad de precios". Añadió que "esto confirma que la inflación sería la variable a resignar en términos de objetivos de política económica, en pos de recomponer el balance fiscal y recuperar, al menos parcialmente, la relación de precios relativos con el resto del mundo".

El banco estadounidense JP Morgan no ve que el gobierno pueda bajar la inflación y prevé que cerrará 2016 en 10%, "impulsada por las condiciones apretadas del mercado de trabajo, débil credibilidad de la política monetaria, y un alto nivel de indexación de los salarios".

El peor dato desde 1998.

De acuerdo a cálculos realizados por El País, la inflación subyacente, aquella que excluye los componentes más volátiles de la canasta —y que por lo tanto muestra la persistencia de la suba de precios—, alcanzó en el año móvil cerrado a febrero el 10,85%, el mayor valor desde agosto del 2003.

Además la inflación subyacente del mes de febrero alcanza 1,68%, de modo que en el acumulado del año el crecimiento estructural de los precios alcanza el 2,9%, en lo que sería el peor comienzo de año desde al menos el año 1998. El Cinve explicó que la inflación tendencial parece consolidarse por encima del 10% "dando cuenta de las presiones existentes en la economía y la complejidad que implicará en el mediano plazo contener el avance del nivel de precios".

Pit-Cnt: abandonar ajuste nominal de salarios y hacerlo por precios.

El dato de inflación de febrero fue analizado por la cúpula del Pit-Cnt. El presidente de la central sindical, Fernando Pereira, dijo a El País que la suba de precios registrada consolida la opinión de la central sindical sobre la necesidad de incluir en los acuerdos salariales correctivos anuales por inflación (en vez de a los 18 meses o dos años).

Además, sostuvo que es necesario atar los salarios a la inflación. Los lineamientos dispuestos por el Poder Ejecutivo para la negociación salarial del sector privado señalan que los ajustes serán nominales. "Los países que dan aumentos nominales son aquellos que tienen una inflación controlada y de guarismo bajo. Eso no ocurre acá", dijo Pereira.

"Con estos lineamientos, naturalmente va a haber pérdida de salarios para la mayor parte de los trabajadores", dijo el presidente del Pit-Cnt.

Indicó que es importante cuidar el empleo en una situación de enlentecimiento de la economía. Pero añadió que "con estas pautas no se garantiza el empleo, en ningún lado dice que con ellas no va a haber pérdida", afirmó Pereira. El Pit-Cnt ya le solicitó una reunión al presidente Tabaré Vázquez para marcar su posición sobre las pautas, luego que el mandatario dijera en cadena nacional el 1° de marzo que no se modificarían.

El Ejecutivo estableció tres grupos de negociación para esta ronda salarial: uno en problemas, en el que el ajuste anual es de 8% (4% semestral) y al que la inflación de 4,08% acumulada a febrero ya absorbió.

En el caso del sector medio el ajuste anual es de 8,5%. Por eso, el ajuste semestral de enero prácticamente está en el mismo nivel que la suba de precios de los dos primeros meses. El sector dinámico establece un ajuste semestral de 5% (10% anual) y es el único grupo al que todavía la suba de precios no se le llevó el aumento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º