el índice en el techo de la “meta real”

Inflación toca 10% y analistas creen se estanca actividad

Para el Pit-Cnt “reafirma” necesidad de flexibilizar lineamientos salariales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A fin de octubre se selló un acuerdo de precios por tres meses. Foto: F. Flores

La inflación alcanzó a 10,04% en el acumulado del año. Desde el acumulado a diciembre de 2003 que no tocaba los dos dígitos. Si bien los analistas prevén que cerrará 2015 por debajo de esa cifra, advierten que esto puede evidenciar un estancamiento de la economía. En el Pit-Cnt creen que el dato reafirma la necesidad de acuerdos de precios con controles más verificables y flexibilizar los lineamientos salariales.

En noviembre, el Índice de Precios del Consumo (IPC) subió 0,43%, la menor variación del año. Aún así, hizo que la inflación en los 12 meses cerrados a noviembre se acelerara a 9,46% (había sido 9,15% en 12 meses a octubre) y que en el acumulado anual llegara a la barrera sicológica de 10% (fue 10,04%).

Y eso fue pese a que en noviembre comenzó a regir el segundo acuerdo de precios entre el gobierno y los empresarios que congeló los valores de 1.600 artículos (de 41 familias de productos) por ese mes, diciembre y enero. También en el mes, influyó la baja de combustibles de 2,3% en promedio que se tomó a fines de octubre.

Varios productos que integran el acuerdo verificaron las mayores subas de precios en el mes como "productos de higiene personal" (+2,0%), "productos de belleza" (+1,9%) y "otros productos para el cuidado personal" (+1,6%).

En el gobierno se tomó el dato con cautela y se prefiere hacer hincapié en los 12 meses que en el acumulado del año.

Mientras en Montevideo la inflación acumulada en 2015 es de 10,09%, en el Interior quedó abajo de los dos dígitos: 9,97%. A su vez, en los últimos 12 meses, la suba de precios en la capital del país fue de 9,73% y en el resto de 9,1%.

Trabajadores.

El director del Instituto Cuesta-Duarte (el centro de estudios) del Pit-Cnt, Milton Castellano dijo a El País que el dato de inflación acumulado a noviembre reafirma dos necesidades. Por un lado, que los acuerdos de precios se realicen con controles más verificables. Por otro, que los lineamientos establecidos por el Poder Ejecutivo para la actual ronda de Consejos de Salarios sean más flexibles.

"Hay que seguir trabajando en la conformación de precios y los lineamientos", expresó Castellano. Señaló que aunque el dato no genera sorpresa ni alarma, confirma que es muy difícil que la inflación se ubique dentro de la meta del Banco Central (BCU) de entre 3% y 7%.

"En este momento, ya se encuentra en el doble del centro del rango. Es muy difícil que se pueda cumplir y por tanto ese 5% no es un dato para mantener el salario real", indicó.

Es por eso, que el Pit-Cnt reafirma que la flexibilización de los lineamientos debe pasar por los correctivos por inflación. Para esta ronda salarial el Ejecutivo estableció que los correctivos se aplicarán en el segundo año del convenio, algo que el Pit-Cnt no acepta. La intención de la central sindical es que ese correctivo se pague en forma anual.

En tanto, Ismael Fuentes, presidente del sindicato del comercio (Fuecys) valoró que todavía no se ve una aceleración en la inflación que resulte alarmante.

Analistas.

Los economistas consultados por El País, ven el 10% de inflación acumulada en el año como un hecho "circunstancial", aunque reafirmaron que la suba de precios se muestra persistente.

A su vez, señalaron que hay un mayor riesgo de estancamiento de la actividad con inflación alta (lo que se conoce como estanflación).

Pese a la moderación del dato mensual, "los indicadores subyacentes (que dejan fuera los componentes más volátiles del IPC) repitieron un alto registro mensual, en torno a 0,9% desestacionalizado. Esto revela persistencia y rebeldía del proceso inflacionario", dijo Aldo Lema socio de Vixion Consultores. "Las expectativas de mercado ya estaban sobre 10% a uno y dos años y las cifras de noviembre debería afianzarlas", añadió.

Para Florencia Carriquiry, gerente senior de Asesoramiento Financiero de Deloitte, "es claro que Uruguay sigue enfrentando presiones inflacionarias muy firmes y que el riesgo de una inflación en dos dígitos sigue muy latente".

"Incluso pese al enfriamiento de la actividad económica, Uruguay tiene el desafío de ir acomodando la prevista suba del dólar, tiene aumentos salariales todavía bastante altos —que las empresas van a tender a tratar de pasar a precios— y, con la situación fiscal actual, ya no tiene espacio para seguir usando las tarifas para contener el IPC", agregó.

"Frente a ese panorama, vemos con preocupación que, en los hechos, la inflación está operando como una restricción muy relevante para que el país procese la suba del dólar que precisa para mejorar su competitividad" y "el riesgo de que la actividad económica se frene aún más (e incluso ingresemos en una fase recesiva) está aumentando", afirmó.

Para Lema "la situación macro de los últimos trimestres se parece mucho a una estanflación: cuasi estancamiento, alto desempleo y elevada inflación".

El economista de Equipos, Alejandro Cavallo señaló que tras el dato de noviembre "no esperamos efectos sustanciales sobre las expectativas de inflación de los consumidores. Esto a pesar que el registro no está lejano al 10% en 12 meses". Esa consultora junto a la Universidad Católica elaboran mensualmente el Índice de Confianza del Consumidor.

Para Cavallo "los últimos datos de expectativas de inflación de los consumidores muestran una cierta estabilización, coherente con el hecho que el IPC se ubica hace varios meses entre 9% y 9,5%. Es decir, pareciera que los consumidores se han acostumbrado a este nuevo rango y no se preocupan más mientras que el IPC se mantenga más alto que antes, pero estable".

A su juicio, "las opciones para el gobierno son básicamente las de continuar como hasta ahora, tratando de mantener los diversos equilibrios (inflación por debajo de 10%, dólar con subas moderadas, empleo con caídas moderadas, salarios reales sin descensos, etc.) sin priorizar en forma clara a alguno de ellos" lo que tiene como "riesgo" que "la realidad (y no el gobierno) termine imponiendo qué objetivos se cumplan y cuáles no".

Según Alfonso Capurro de CPA Ferrere, "lo del 10% es un tema circunstancial, en diciembre se da vuelta porque es un mes con deflación" debido al plan UTE Premia que descuenta parte de la tarifa eléctrica. "Lo que no es circunstancial es el proceso de inflación, que es bastante persistente desde hace un tiempo", afirmó.

CPA modificó las proyecciones preliminares para 2015 a 9,4%, mientras que las proyecciones para 2016 y 2017 las mantuvo en 9,5% y 8,8%. Para Deloitte, la inflación cerraría 2015 en 9,8%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)