PROYECCIÓN PARA 2020

La información de las empresas públicas que tuvo la OPP para definir el ajuste de tarifas

Vea los informes financieros que presentaron los entes a la OPP con las proyecciones de ingresos y gastos para 2020.

Central Batlle y Palacio de la Luz. Foto: Fernando Ponzetto
La “adecuación tarifaria” en palabras del gobierno, desató un cruce entre jerarcas actuales y de la pasada administración. Foto: Fernando Ponzetto.

Como efecto colateral del anuncio del gobierno del ajuste de las tarifas -en promedio de 10% para UTE, OSE y Antel-, se desató un debate sobre la situación financiera de las empresas públicas y si era necesario una “adecuación” -en palabras del gobierno- en el precio de los servicios que brindan.

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie, fue contundente: “La adecuación estrictamente por costos debió ser bastante superior, no se hizo así por un tema de competitividad. Tampoco se recuperan estos meses de no aumento (de enero a fines de marzo) por lo cual las empresas tampoco van a tener un resultado muy positivo este año, seguramente la mayoría estén en zona de empate o algo de déficit”. Tras manifestar eso, el domingo en el programa Séptimo Día de Teledoce, dijo que tenía “los papeles para debatir” esto con quien quisiera.

Hacía referencia a los informes financieros que enviaron las empresas públicas a la OPP, un tema que generó otro cortocircuito entre la coalición multicolor y el Frente Amplio.

El lunes luego de asumir, Alfie envió una carta a los directorios de las empresas públicas pidiendo de forma “urgente” información sobre las proyecciones financieras para 2020 y así definir el ajuste de tarifas.

Por pedido del Frente Amplio, los entes respondieron que esos informes ya habían sido compartidos con OPP durante la transición, con la excepción de la presidenta de Ancap, Marta Jara, que envió información.

Marta Jara
La presidente de Ancap, Marta Jara. Foto: Archivo El País.

El País accedió a esos informes financieros que enviaron cuatro empresas públicas a la OPP, que contienen información relevante de lo que se esperaba para 2020 previo al ajuste de tarifas. Según explicaron especialistas en temas contables, las proyecciones de este tipo no siguen las normas de contabilidad y hay distintas formas de presentar los números.

En estos casos, por un lado está la proyección de caja de las empresas, es decir ingresos menos gastos -se contabilizan los pagos y cobros efectivizados, no los comprometidos-; si a ese número se le restan los pagos de impuestos (por ejemplo, los entes recaudan IVA como agente de retención), los costos del financiamiento (como amortizaciones de deudas) y las inversiones proyectadas se llega al resultado global del período. Si este último es deficitario, la empresa puede cubrirlo con la disponibilidad de fondos que tenga de períodos anteriores.

Al haber distintos resultados que pueden tomarse, se distorsiona el debate.

Así, mientras Alfie señaló que “la suma del déficit (proyectado) de las empresas públicas es de US$ 500 millones al tipo de cambio promedio (previsto para 2020)”, el anterior director de OPP, el frenteamplista Álvaro García, dijo que las empresa públicas “fueron entregadas saneadas” y con “US$ 400 millones en caja”. ¿Por qué esa diferencia? Uno habla del resultado de caja proyectado para 2020 y otro del dinero disponible por parte de los entes.

Ancap.

La tarifa de los combustibles no fue ajustada por el momento y Ancap aprovecha la baja del petróleo.

Proyección Ancap
Proyección Ancap

Con el cierre del dólar ayer -el tipo de cambio promedio en 2020 resulta incierto ante la crisis global-, la proyección financiera de Ancap para este año es tener ingresos corrientes por US$ 1.994 millones, gastos por US$ 1.367 millones y abonar impuestos por US$ 720 millones.

Pasando raya, el resultado de caja o neto “en cuenta corriente” -así aparece mencionado en el documento- da deficitario en US$ 93 millones.

Sumadas las inversiones, el negativo crece a US$ 142 millones, que se solventarán con financiamiento y recursos disponibles por US$ 244 millones. Según el documento, no se prevé que Ancap vuelque dinero a Rentas Generales.

UTE

La empresa eléctrica proyectaba previo al ajuste tarifario, ingresos corrientes para el año de US$ 1.433 millones, gastos de US$ 964 millones y transferencias con motivo de impuestos por US$ 420 millones. El resultado “en cuenta corriente” es positivo en US$ 48,6 millones, pero al restar inversiones por US$ 218,5 millones da negativo en US$ 169,8 millones.

Proyección UTE
Proyección UTE

Aparte del financiamiento, UTE cuenta con dinero disponible por US$ 113,8 millones para hacer frente a dicho resultado. A su vez, tiene un “compromiso con el gobierno” de transferir US$ 250,8 millones.

Antel.

La compañía de telecomunicaciones preveía antes de la suba de tarifas ingresos en el año por US$ 843 millones, gastos por US$ 431 millones y pago de impuestos por US$ 339 millones Así, el resultado de “cuenta corriente” esperado es positivo en US$ 73,2 millones.

Proyección Antel
Proyección Antel

Con inversiones proyectadas por US$ 147,7 millones, el resultado global sería negativo en US$ 74,5 millones. El dinero disponible por parte de Antel para hacer frente al déficit en 2020 es de US$ 75,2 millones.

OSE.

El informe de OSE es el único -según los documentos a los que accedió El País- que presenta distintas proyecciones: una con ajuste de tarifas nominal (por inflación) y otra sin modificarlas.

Proyección OSE
Proyección OSE

Para este último escenario, preveía ingresos corrientes por US$ 342 millones, gastos por US$ 232 millones y transferencias por impuestos del orden de US$ 74,4 millones. El monto previsto “en cuenta corriente” se ubicaba en US$ 35,2 millones, y restando inversiones por US$ 94 millones se llega a un resultado global negativo en US$ 58,7 millones.

OSE según el informe cuenta con recursos disponibles por US$ 30,2 millones. En la proyección de un aumento nominal de las tarifas, el resultado global de OSE en 2020 es deficitario en US$ 26,1 millones.

"Equilibrio financiero"

“Resulta imprescindible preservar el equilibrio financiero y disponer de los recursos que aseguren la adecuada provisión del servicio tanto en cantidad como calidad”, dicen los decretos que oficializaron la suba de tarifas en UTE y Antel, publicados ayer. Aún no aparece en la web de Presidencia el correspondiente a OSE. En el caso de UTE, el decreto fue publicado y luego despublicado el jueves pasado, debido a un error de redacción: se fijaba el ajuste desde marzo, cuando comenzará en abril. Sobre Antel, detalla que “si bien la empresa no ha proporcionado la información actualizada, (...) el informe técnico de los servicios indica que los precios deben subir en promedio 10,21% sin considerar la recuperación de la pérdida por la no adecuación de los primeros meses del año”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados