PREVISIÓN PARA 2017

Inversión crecerá un 5% en mundo, pero con sombras en Latinoamérica

La inversión extranjera directa en el mundo aumentará un 5% en 2017 hasta casi 1,8 billones de dólares tras retroceder el año pasado, lo que invita a un optimismo cauteloso salvo en el caso de Latinoamérica, donde las perspectivas son sombrías tras cinco años de contracción.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: AFP

La Agencia de la ONU para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) señala hoy en su informe anual que la mejora se producirá tras el retroceso del 2% registrado el año pasado en la inversión extranjera directa (IED), hasta 1,75 billones de dólares.

Los expertos atribuyen esta evolución más positiva al mayor crecimiento económico previsto en las principales regiones, la reanudación de la expansión del comercio y la recuperación de los beneficios empresariales.

"El camino hacia la plena recuperación de la IED sigue lleno de escollos, pero somos cautelosamente optimistas", dijo el secretario general de la UNCTAD, Mukhisa Kituyi, quien advierte de que el grado del repunte dependerá de factores como la intensificación de los riesgos geopolíticos y la incertidumbre sobre las políticas".

El modesto incremento de los flujos de IED continuará la misma tendencia en 2018, año en el que alcanzarán 1,85 billones de dólares.

Pese al crecimiento paulatino, este monto sigue siendo inferior a la cifra sin precedentes de 1,9 billones de dólares registrada en 2007, indican los expertos de la UNCTAD.

EEUU, China y la India serán los principales destinos de esa inversión, sobre todo porque los ejecutivos encuestados por la agencia de la ONU siguen confiando en el buen desempeño de los países en desarrollo de Asia.

La UNCTAD prevé además que los flujos destinados al conjunto de los países en desarrollo se incrementarán alrededor de un 10%.

Las perspectivas son moderadamente positivas en la mayoría de las regiones, salvo en América Latina y el Caribe, donde el flujo de inversiones directas disminuyó un 14% hasta 142.000 millones de dólares en 2016, su quinto año de contracción.

De los cinco principales receptores de IED en Latinoamérica (Brasil, México, Colombia, Chile y Perú), cuatro recibieron menos inversiones en 2016 que en 2015 y sólo Colombia mejoró.

Así, para 2017 las perspectivas para esta región "siguen siendo sombrías", debido a que el crecimiento económico se mantendrá por debajo de las tasas asociadas con mayores entradas de IED.

En particular, añaden los expertos, "es probable que la inversión en las industrias extractivas de la región siga siendo moderada".

Igualmente la inversión extranjera directa "probablemente se vea afectada por la incertidumbre relativa a la formulación de las políticas económicas en EEUU", sostienen.

En general, en 2016 la disminución del 2% de los flujos de IED se produjo en un entorno de crecimiento económico débil y considerables riesgos de política.

El año pasado Estados Unidos seguía siendo el principal receptor de IED, de 391.000 millones de dólares, lo que supone un 12% más, al igual que fue el país que más invirtió en el exterior, seguido de China.

Entre los principales receptores se coloca en segundo lugar el Reino Unido (254.000 millones de dólares), un gran avance desde su anterior puesto 14, gracias a importantes fusiones y adquisiciones transfronterizas y a pesar del referéndum sobre el "brexit".

China ocupó el tercer puesto con entradas de 134.000 millones de dólares, un 1% menos.

España se alza con el puesto décimo noveno, con 19.000 millones de dólares en IED, frente a los 12.000 millones de 2015.

Durante el año pasado las corrientes hacia los países en desarrollo se vieron especialmente afectadas y cayeron un 14%, hasta 646.000 millones de dólares.

Pese a ello, la mitad de las diez principales economías receptoras de 2016 fueron economías en desarrollo.

Los flujos de IED procedentes de los países desarrollados siguieron siendo débiles, con un descenso del 11% hasta el billón de dólares, debido sobre todo a una abrupta caída de las inversiones de las empresas multinacionales de Europa.

En sentido contrario, sin embargo, los países desarrollados recibieron un 5% más de inversiones extranjeras directas y superaron por primera vez desde 2007 el billón de dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)