Cae la inversión extranjera

Inversión extranjera directa cayó 27% en 2015

Pese a que en último trimestre creció 11% contra fin de 2014.

La Inversión Extranjera directa (IED) que ingresó al país durante el pasado año 2015 totalizó US$ 1.499 millones, lo que constituye una merma de 27% en comparación con lo que ocurriera durante el año previo.

Según la información publicada en la jornada de ayer por el Banco Central (BCU), el descenso de la IED durante el año pasado se dio como consecuencia de la menor captación de inversiones directas tanto en el sector inmobiliario y en tierras como en participación de empresas.

Además la mencionada caída en 2015 se configuró pese a haber registrado un incremento de 11% en los capitales que ingresaron en el último trimestre del año (US$ 445 millones) frente a mismo período del 2014 (US$ 400 millones).

Tras la caída, la IED pasó de significar el 3,8% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2014 a representar aproximadamente 3,1% del PIB en 2015.

Según surge del informe de Balanza de Pagos, a nivel del sector privado el ingreso neto de capitales verificado durante el año pasado se dio fundamentalmente en forma de IED, y en menor medida al financiamiento obtenido directamente del exterior por parte de las empresas, en especial las que están construyendo parques eólicos, ya que por el contrario tanto los movimientos del sistema financiero como los depósitos de residentes en el exterior implicaron la salida de capitales.

Cabe recordar que la IED es aquella inversión que puede ser realizada tanto por personas físicas o empresas del exterior, que tiene como objetivo la permanencia en el país en que se radica. Justamente se diferencia de otro tipos de inversiones extranjeras porque su perspectivas de largo plazo la vuelve menos volátil a los vaivenes de la economía mundial y por ende más atractiva.

Más allá del comportamiento verificado por la IED, durante el 2015 se visualizó una menor afluencia de capitales hacia la economía tanto al sector privado como al sector público.

En contraste con lo que ocurriera años previos, en esta oportunidad el déficit de cuenta corriente (de 3,6% del PIB) fue financiado más por una caída de los activos de reserva (US$ 1.750 millones), que por el ingreso de capitales desde el exterior (US$ 160 millones). Incluso el sector público registró una leve salida de capitales debido a la operación de canje de títulos locales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)