DESARROLLO

La inversión extranjera y su importancia para lograr un “cambio estructural” de la economía

El economista Carlos Razo, director de la oficina de Comercio Internacional y Commodities de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, se refirió a cómo deben leerse los datos de inversión extranjera directa y su relación con cambios productivos que deben procesar los países.

Moneda de Costa Rica. Foto: AFP
Costa Rica es un país modelo en la región, que tuvo un cambio estructural en la economía. Foto: AFP

En el mundo nunca se comerció tanto y se invirtió tanto como ahora”, sin embargo “el pastel no crece” para algunas de las regiones, como América Latina y África, analizó el economista mexicano Carlos Razo, director de la oficina de Comercio Internacional y Commodities de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad).

En una charla para periodistas de la región en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Ginebra (Suiza), Razo repasó que América Latina acaparaba el 6,7% del comercio mundial en 1964 y redujo la participación al 5,6% en 2017. Solo México aparece entre los 15 principales exportadores del mundo.

El continente que sí creció en las últimas décadas es Asia, con China a la cabeza, nación que pasó de estar en la mitad de la tabla del ranking comercial hace 20 años a ser primero y con margen hoy.

Esta evolución en la participación en los negocios, que Razo indicó se repite en la captación de inversiones -dos variables que consideró “hermanas”-, la asoció al fenómeno de “cambio estructural” de los procesos productivos, algo que realizaron la mayoría de los países asiáticos y que tienen en el debe buena parte de los latinoamericanos.

Este proceso implica transformar economías marcadas por la producción de bienes primarios y con poco desarrollo, en nuevas estructuras centradas en la elaboración de productos con mayor valor agregado y sumar la provisión de servicios con potencial.

“Un país en buena parte es lo que exporta, y los más desarrollados tienen más conocimientos incorporados” en la mercadería que venden al mundo: como Japón, Corea, Alemania o Suiza, pioneros en materia tecnológica e industrial de nueva generación.

La clave pasa por producir “productos especiales, con alto valor agregado y que me diferencien del resto”, subrayó el economista del Unctad.

Un “caso paradigmático” dentro de la región es Costa Rica, que pasó de vender principalmente “bananas y café” a concentrar sus exportaciones en manufacturas electrónicas, productos médicos y servicios turísticos.

Otros países americanos que atraviesan un proceso positivo de cambio estructural son Colombia (centrado en la tecnología y los automóviles) y Chile (impulso del sector de servicios). “En América Latina hay países con mucho potencial, no es una carrera perdida pero hay que echarle nafta al motor”, indicó Razo.

El experto mexicano ubicó a la inversión extranjera directa como un factor clave para impulsar esos procesos hacia el desarrollo, porque las empresas del exterior que se instalan en un país transfieren sus conocimientos y suelen empujar la innovación.

Aunque advirtió que “más que si crece la inversión extranjera directa, lo importante es ver en qué sectores se hace, porque la inversión en minería o sectores (primarios) similares no derraman” en el resto de la economía.

Si esta dirigida a sectores con poder de innovación y desarrollo, la inversión del exterior aparte de generar empleo, otorga mayor financiamiento al país y es “de los flujos económicos más estables”.

En ese sentido, Raso señaló que “la inversión extranjera no crece en América Latina y sí lo hace en Asia porque son mercados más grandes y atractivos, pero también porque son más competitivos en mano de obra”.

A su vez, el responsable de la división de Comercio Internacional y Commodities de la Unctad explicó que otro factor importante para la captación de fondos es “el nivel educativo, porque suele marcar qué tipo de inversión llega a un país, si es mala va a manufacturas primarias” y si no suele dirigirse a sectores más innovadores.

También mencionó como relevantes las políticas públicas de facilitación de la inversión y eliminación de la burocracia, así como las de fomento a la innovación, la carga tributaria y la seguridad jurídica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados