UN RÉGIMEN, UN DEBATE

Inversión: más proyectos, pero cae el monto en 2016

En el análisis de largo plazo, la presentación de iniciativas está estancada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eólica. Foto: Nicolás Pereyra

En 2016 la presentación de proyectos de inversión para recibir beneficios fiscales creció frente a 2015, aunque el monto a invertir se muestra estancado.

Esos datos surgen del informe del último trimestre de 2016 que realizó la Unidad de Apoyo al Sector Privado (Unasep) del Ministerio de Economía y Finanzas.

"En los 12 meses de 2016, el número de proyectos de inversión presentados ante la Comisión de Aplicación de la ley 16.906 de Inversiones (Comap) ascendió a 589 con el objetivo de ampararse en los beneficios fiscales", lo que supone "un aumento del 34% respecto al mismo período del año anterior", indicó el informe.

Además, es la mayor cantidad de proyectos presentados desde 2012 (cuando fueron 899). Hay que tener en cuenta, que en diciembre 2015 se dispuso "otorgar beneficios adicionales transitorios para los proyectos de inversión que se presenten hasta fin de 2016".

Los montos de inversión asociados a los proyectos presentados en 2016 "ascendieron a US$ 1.169 millones, un 46% menos que en 2015" cuando había sido US$ 2.166 millones. Sin embargo, ese monto está fuertemente influido por los proyectos de energía renovable.

Esa caída "no responde a la cantidad de proyectos presentados, que crecieron significativamente, sino a la presentación de menos proyectos de gran porte de energías renovables", explicó la Unasep.

Depurando esas iniciativas, la inversión presentada en 2015 fue de US$ 942 millones y la de 2016 fue US$ 830 millones, es decir una baja de 11,9%.

El monto de US$ 1.169 millones de inversión (incluyendo la energía renovable) se parece más al de 2010 cuando fueron US$ 1.255 millones de inversión. En cantidad de proyectos, los 589 de 2016 son similares a los 569 de 2014, pero inferiores a los 744 de 2010 o los 636 de 2009.

Del análisis, se deja afuera a los años 2011 y 2012 que fueron récord con 1.159 y 899 proyectos y US$ 3.099 millones y US$ 3.414 millones respectivamente. Es que en mayo de 2012 empezó a regir un nuevo decreto reglamentario de la ley que disminuyó los beneficios.

Por eso, "los años 2011 y 2012, contienen el efecto de la decisión de los actores económicos de adelantar la presentación de proyectos e inversiones acogiéndose a los beneficios tributarios otorgados por el decreto anterior", señaló la Unasep.

En el análisis de corto plazo, hay más proyectos por un monto menor, pero fuertemente influido por la baja de iniciativas de energía renovable al irse completando los llamados a privados que hizo UTE.

En el largo plazo, "se siguen manteniendo las mismas tendencias. La cantidad de proyectos sigue siendo baja respecto al decreto anterior y no hay incentivos para nuevos proyectos", dijo a El País el asesor en temas de inversión, Diego Vallarino.

A futuro, el hecho de que crezca el número de proyectos que se presenten dependerá de si se ajusta el decreto reglamentario o no. Sin nuevos incentivos, es difícil, indicó Vallarino.

Por otro lado, de cara a la Rendición de Cuentas, en el Frente Amplio proponen revisar el régimen. El diputado del MPP, Alejandro Sánchez dijo días atrás a El País: "no estamos en contra, creemos que hay que promover las inversiones (…), pero hay que revisar algunos aspectos". En esa línea, el diputado comunista Gerardo Núñez había dicho a El País que entre las exoneraciones que se plantean revisar están las de las viviendas de interés social. "No estamos diciendo cortemos la exoneración, lo que decimos es revisemos", había afirmado.

Reducir los beneficios fiscales a la inversión en este momento sería "un error enorme", dijo Vallarino a El País. El asesor señaló que "en un momento donde la inversión tiene que ser factor de crecimiento" económico, se debe pensar cómo impulsarla.

Mayoría de pymes.

En 2016 se mantuvo la tendencia: el 69% de los proyectos presentados fue de pequeñas y medianas empresas (pymes). En 2015 habían sido el 66% y en 2014 el 70%. El máximo porcentaje de pymes fue en 2009 con 74%.

Los proyectos presentados en el año, prevén generar 1.512 puestos de trabajo, aumentar las exportaciones en US$ 1.056 millones, invertir US$ 444 millones en tecnologías más limpias y US$ 20,1 millones en investigación, desarrollo e innovación.

El 38% de los proyectos fue de la industria (que además explicó el 66% del monto), el 25% de servicios (explicó el 16% del monto), el 22% del comercio (y 7% del monto), el 11% del agro (y el 5% del monto) y el 4% del turismo (y 7% del monto).

Empresas españolas ven "bien" a Uruguay.

En la 10ª encuesta "Panorama de Inversión Española en Iberoamérica" que realiza el IE Business School, Uruguay figura entre los países de la región cuya economía es evaluada como "relativamente buena". El informe pregunta a empresas españolas con inversiones en la región ¿cuál es su visión/análisis de la situación económica general?. Allí, Uruguay tiene un puntaje de 3,47 sobre un máximo de 5.

"En los puestos de cabeza Perú y Colombia vuelven a ocupar el primero y segundo puesto —con 4,02 y 3,94 puntos respectivamente— (como ocurría en 2016) seguidos de Chile (3,84 puntos), Costa Rica (3,76), Panamá (3,69) y México (3,67) todos con valoraciones superiores a 3,5 sobre 5 puntos, equivalente a calificar su situación económica como relativamente buena, buena o muy buena". El siguiente es Uruguay con 3,47 unidades, casi en ese umbral.

Respecto a si aumentarán, mantendrán o reducirán sus inversiones en la región, el 76% de las empresas españolas las incrementará, el 23% las mantendrá y apenas 1% las disminuirá.

Las empresas españolas prevén aumentar su inversión en nueve países de la región (México, Brasil, Argentina y Chile entre otros), mantenerla en otros nueve (Uruguay, Paraguay y Bolivia entre otros) y solo en uno disminuirla: Venezuela.

A su vez, el 45% de las firmas españolas con inversiones en Iberoamérica ven como "positivo" el proceso de integración Alianza del Pacífico desde el punto de vista de beneficios para su empresa. Otro 26% lo ve como "muy positivo" y para 29% "indiferente".

Un contundente 91% de las empresas españolas con inversiones en la región cree que un acuerdo comercial entre la Unión Europea y Mercosur "sería beneficioso para los intereses" de su firma. El otro 9% considera que no será beneficioso a sus intereses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)