ENTREVISTA

Inversiones de impacto social y el potencial de Uruguay

Cliff Prior visitó Uruguay para explicar qué son estos emprendimientos, cómo atraer a las empresas y cuál es la forma de medir los resultados.

Cliff Prior, CEO de Big Society Capital. Foto: Darwin Borrelli
Cliff Prior, CEO de Big Society Capital. Foto: Darwin Borrelli

El británico Cliff Prior, CEO de Big Society Capital, un fondo mayorista líder en inversiones de impacto social, visitó Uruguay para explicar qué son estos emprendimientos, cómo atraer a las empresas y cuál es la forma de medir los resultados.

En entrevista con El País, destacó el potencial en este campo de un país pequeño como Uruguay. El ejecutivo británico del fondo inversor integra un grupo de trabajo global que busca unir a inversores, gobiernos, y empresas para impulsar proyectos y herramientas con impacto social y ambiental medible, que aparte brinden una ganancia financiera.

-¿Qué son las inversiones de impacto y por qué importan?

-Son inversiones de impacto social, que se dedican a mejorar la vida de las personas a través de la mejora de un problema social particular. Uno de los puntos claves sobre la inversión de impacto es que se hacen, lo medís y registrás el impacto que has creado. Entonces, no es solo la intención de hacer algo bueno, sino que sabés exactamente qué resultados tuvo.

-¿Qué tan desarrolladas están en Europa y el Reino Unido?

-Tanto en Reino Unido como en el resto de Europa hay una inversión social bastante fuerte. En el Reino Unido, se han realizado inversiones por alrededor de US$ 4.000 millones, inversiones de impacto profundo, con 3.500 empresas sociales que están tomando ese dinero. También hay que mencionar que la inversión de impacto es en realidad una inversión que tiene un retorno, se espera un retorno financiero. Sí es probable que en este caso se acepten mayores riesgos de los que se aceptarían en las inversiones financieras convencionales, y en algunos casos podés tolerar bajos rendimientos. Pero también hay buenos retornos en las inversiones de impacto social.

-¿Cómo miden los impactos de este tipo de inversiones?

-Las organizaciones identifican sus impactos y los efectos de sus propias medidas de impacto. Por ejemplo, si tu emprendimiento es sobre alojar a personas sin hogar, la forma de medirlo es ver cuántas personas salieron de las calles y cuántas se mantienen; o en el caso del trabajo con los refugiados, ver si las personas lograron conseguir un trabajo, una casa. Anteriormente solían ser decisiones que se tomaban de forma individual cómo medir el impacto, pero ahora existe cada vez más, un marco de trabajo global para identificar en qué momento se encuentra una inversión de impacto, qué resultados está teniendo desde el lado de la inversión, pero también desde el lado de la empresa.

-¿Cómo trabajan para unir los intereses de los gobiernos, las empresas y los inversores?

-Los tres son realmente importantes y las cosas funcionan cuando todos están alineados. Por ejemplo, en el Reino Unido el gobierno en las primeras etapas puso dinero e introdujo iniciativas plausibles, y ahora puso más el foco en las políticas. En cuanto a los inversores, inicialmente han sido inversores pioneros, fundaciones, filántropos, oficinas familiares, etc. Pero ahora vemos cada vez más inversores comerciales llegando al espacio de inversión de impacto. De hecho, en el Reino Unido, en la ciudad de Londres, no queda un administrador de activos que no tenga un fondo de impacto o que no esté desarrollando.

-¿Qué tan difícil es desarrollar este tipo de inversiones de impacto en países de la región, como Uruguay y Argentina?

-Lleva tiempo. Es que el Reino Unido es uno de los países líderes en la economía de impacto, pero comenzamos en la década de 1990, por lo que no es que nosotros hayamos sido muy rápidos, sino que comenzamos antes. Éramos un país con desafíos sociales y estoy seguro que tanto en Argentina como en Uruguay también hay desafíos sociales y medioambientales, y van a comenzar ahora a desarrollar inversiones y proyectos. Tienen que crear redes, porque compartir el aprendizaje y las conexiones es algo realmente valioso porque acelera enormemente el desarrollo y el know how de este tipo de inversiones.

-En Uruguay, ¿qué interés has observado sobre este tipo de inversiones?

-Sé que Uruguay tiene una población muy pequeña, pero por ejemplo en el Reino Unido, en el caso de Escocia que son 5,5 millones de personas, han desarrollado de forma realmente fantástica la economía social con inversiones de impacto y conexiones con los contratos gubernamentales. Entonces sí es posible desarrollar la economía social de forma fantástica en un país con pequeña población.

-¿Es necesario trabajar en un cambio de mentalidad de las compañías y empresarios, para que empiecen a mirar más hacia las inversiones de impacto?

-Sí. En el Reino Unido llevó mucho tiempo que el área de las finanzas comerciales pudiera encontrar una manera de conectarse con la economía de impacto y eso fue lógico en parte por la regulación que había. Pero también fue porque nuestra economía de impacto no había crecido lo suficiente. Es que las finanzas principales o tradicionales operan con cientos de millones de dólares y nosotros inicialmente no teníamos esos números. Entonces, incluso aunque ofreciéramos inversiones fantásticas y empresas sociales realmente grandes, era demasiado pequeño para las inversiones financieras tradicionales. Ahora estamos empezando a llegar a un punto en el que se pueden hacer conexiones significativas entre el mundo financiero principal y las inversiones de impacto social.

-¿Qué rol juegan en este proceso los fondos mayoristas, como el que liderás?

-Los grandes fondos de capital de este tipo se crearon en 2012, como inversores de impacto, y eso significa que colocan su dinero en proyectos de impacto y bancos sociales. Eso ha permitido el desarrollo de una estructura intermediaria muy sólida, que nos permite asumir los riesgos iniciales de abrir y desarrollar nuevos sectores, asumir los riesgos de las etapas iniciales y luego, una vez que ya están las características correctas en un área en particular, tal vez el mundo comercial puede entrar más fácil. También hemos tenido una función de desarrollo del mercado. Entonces creo que es mejor si tenés un fondo mayorista que realmente tenga independencia y agilidad en el mercado. No es que no puedas desarrollar tus inversiones si no es así, pero seguramente sea un proceso más lento. Hay actualmente cuatro fondos mayoristas operando a nivel mundial en diferentes países con inversiones de impacto, hay otros tres que están por abrir y otros tantos países que están interesados en hacerlo pero están en etapas más iniciales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error