MERCADOS

Los inversores están a la defensiva, pero ¿dónde se refugian?

Los sectores que eran el lugar tradicional a ir, enfrentan dificultades.

Dólar: los inversores no tendrán opción de usarlo para pagar la deuda en pesos del BCU. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Los inversores de renta variable que buscan protección ante las caídas de acciones lideradas por los papeles tecnológicos, guerras comerciales y la desaceleración económica de Europa, pueden descubrir que los sectores "defensivos" a los que apuntan en momentos de agitación ya no son los refugios que alguna vez fueron.

Las ganancias en las compañías de telecomunicaciones, bienes de consumo básico y servicios de salud tienden a mantenerse cuando los indicadores macroeconómicos son negativos, pero ahora muchos enfrentan fuerzas disruptivas o competitivas que amenazan sus flujos de ingresos tradicionalmente robustos.

"Las acciones de valor defensivo se han convertido en un nicho muy pequeño en este ciclo. Las que parecen defensivas y no tienen un precio competitivo tienen algunos problemas estructurales o regulatorios", dijo Paul Harper, estratega de acciones de DNB en Oslo.

Las grandes firmas europeas de telecomunicaciones, por ejemplo, luchan por obtener los rendimientos esperados de sus inversiones en banda ancha e infraestructura móvil, ya que los rivales más pequeños les pisan los talones con planes de datos simples y baratos.

Además, las reglas de competencia y la falta de un mercado de telecomunicaciones europeo unificado dificultan las fusiones entre compañías defensivas.

Las empresas de servicios públicos enfrentan desafíos similares, al tiempo que lidian con los bajos precios de la energía a nivel mayorista y el costo de construir nuevas redes para administrar un cambio rápido a fuentes renovables.

Las firmas tabacaleras están impulsando nuevas tecnologías, pero se encuentran en una etapa relativamente temprana y no está claro si podrán compensar la disminución gradual de los ingresos a medida que más fumadores abandonan el hábito del cigarrillo.

La industria de los alimentos, por su parte, atraviesa una agitación sin precedentes, ya que las grandes compañías enfrentan la competencia de las marcas propias de los minoristas y los inversores activistas presionan para recortar costos, haciendo que sea más difícil para empresas como Unilever y Nestlé defender sus márgenes de ganancia.

En el sector de cuidado de la salud, la distribución de medicamentos y el seguro médico enfrentan la amenaza de los gigantes del comercio electrónico, lo que hace que los precios bajen aun cuando aumenta la presión sobre los presupuestos estatales de salud. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º