Encuesta del gobierno

Inversores extranjeros “satisfechos”, pero advierten por el costo país

El gobierno encargó una encuesta entre inversores extranjeros para conocer los motivos por lo que se instalaron en Uruguay y cómo evalúan hoy distintos aspectos del clima de negocios. Si bien hay conformidad, los empresarios mostraron preocupación por varios aspectos.

Partidos políticos presentan bloque monolítico en tema UPM y lo sacan de campaña electoral. Foto: AFP
Foto: AFP

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La economía uruguaya como toda la de un país pequeño depende en buena medida de la captación de inversión extranjera, que apueste por instalarse y genere puestos de trabajo. Por eso, resulta clave conocer por qué razón las empresas decidieron radicarse en Uruguay y cómo ven el clima de inversiones en el país.

En busca de esas respuestas, el Instituto Uruguay XXI encargó una encuesta a Equipos Consultores -a la que accedió El País- que respondieron más de 250 empresas extranjeras y reveló que mayormente están satisfechas, aunque mostraron preocupación por los costos de mano de obra, la demora de trámites y permisos, la energía y el estado de las rutas.

La primera consulta fue: ¿qué factores fueron determinantes para su instalación en Uruguay? La mitad respondieron la seguridad jurídica.

En un segundo escalón quedó la estabilidad macroeconómica (39%), luego los incentivos fiscales (38%), la ubicación estratégica y el acceso a mercados (36%), la oportunidad de negocio o rentabilidad (28%), el idioma o la cercanía cultural (22%), la presencia de clientes, proveedores o consumidores (19%), la mano de obra calificada (13%) y la disponibilidad de materia prima (11%).

Reinversión de las utilidades

Se consultó a las empresas extranjeras si en los últimos cinco años habían reinvertido utilidades del negocio en Uruguay. El 49% respondió que sí, repartiéndose entre un 15% que reinvirtió entre 80% y 100% de las utilidades, 3% que invirtió entre 60% y 79%, 6% que dispuso entre 40% y 59% de lo ganado, 10% entre 20% y 39%, al tiempo que 15% reinvirtió menos del 20%. Un 39% de las empresas indicó que no reinvirtieron las ganancias en el país, con un 16% que aclaró que no generó utilidades. Entre las que sí lo hicieron, mencionaron como factores influyentes la rentabilidad de la inversión (31%), la política de dividendos de la casa matriz (26%), las ventajas impositivas (25%), la necesidad de financiamiento (25%) y las oportunidades en la economía local (24%).

Clima de inversión.

“¿Cuán satisfecho se encuentra con Uruguay como lugar para desarrollar sus actividades empresariales?”, se preguntó a las firmas extranjeras con negocios en el país y el resultado fue positivo: 43% se mostró satisfecho y 4% muy satisfecho. Entre el resto, 5% se manifestó muy insatisfecho, 19% insatisfecho y 29% dio una respuesta neutra (ni satisfecho ni insatisfecho).
A los que no se mostraron conformes con el clima de negocios, se los indagó sobre las razones. Un 46% mencionó el costo país, identificando dentro de esta dimensión los costos de la mano de obra (15%), los altos costos sin especificar cuáles (15%), la presión impositiva (14%), los costos e ineficiencias del Estado (3%), el valor de la energía y otros insumos (3%) y el atraso cambiario (1%).

La segunda dimensión señalada por los empresarios insatisfechos fue el mercado de trabajo (13%), siendo los problemas sindicales o conflictividad (9%) y la rigidez laboral (4%) los temas que plantearon.

Otros inversores consultados apuntaron a los incentivos del Estado (13%): falta de apoyo del gobierno o mala relación (4%), falta de financiamiento a empresas (3%), falta de estímulos a la innovación o incorporación de tecnología (2%), burocracia estatal o lentitud (2%), falta de estímulos a la producción local o exportación (1%).

Además, hubo 11% que mencionaron el marco regulatorio y tributario de Uruguay como preocupación -cambios en las reglas (6%), falta de garantías jurídicas (3%) y falta de regulación en defensa de la competencia (2%)-, un 7% la inserción internacional -tamaño del mercado (3%), dificultades de acceso a mercados (3%) e inestabilidad regional (1%)-, un 4% la infraestructura y un 3% la inseguridad pública.

La encuesta también preguntó -ya ahora al 100% de los inversores extranjeros- sobre la satisfacción con el marco regulatorio del país. El 47% tuvo respuestas positivas (satisfecho o muy satisfecho) contra 24% negativas (insatisfecho o muy insatisfecho) siendo el resto neutras. Mientras que 59% se mostró conforme con la estabilidad para hacer negocios, dando una visión negativa el 13%, y el 44% aprobó los incentivos tributarios del sistema local, contra 24% que no los avaló.

Consultados sobre la satisfacción con los trámites, permisos, reglamentos y notificaciones para el funcionamiento de la empresa, tan solo 27% contestó positivamente, con una insatisfacción del 41%.

Satisfacción global con Uruguay para realizar sus actividades

Infraestructura.

Hubo un 47% de inversores que se manifestaron conformes con la infraestructura y servicios, con un 24% inconforme. Pasando al detalle de estos ítems, el 79% apoyó la conexión a Internet y las telecomunicaciones (8% de respuestas negativas), el 75% los puertos y aeropuertos (9% en contra), el 59% los servicios logísticos (12% insatisfechos) y el 45% conforme con los proveedores locales (16% no).

Dentro de infraestructura, los ítems con menor satisfacción fueron energía, con 44% de respuestas positivas y 30% negativas, y las carreteras con 22% y 49% respectivamente.

Infraestructura y servicios

Al ser interrogados sobre el nivel de los recursos humanos en Uruguay, el 47% de los empresarios se mostró satisfecho frente a un 24% que no. A la interna de este ítem, las únicas categorías con mayoría de respuestas positivas fueron facilidades para obtener visas y permisos de trabajo o residencia (58% lo avaló), y capacidad de adaptación a nuevos procesos o tecnologías (50%).

Satisfacción con Recursos Humanos

Asimismo, el 49% se mostró conforme con la disponibilidad de mano de obra calificada (24% inconforme), 45% con el dominio de inglés del personal (22% insatisfecho) -aunque solo 17% con el dominio de otras idiomas-, y 42% aprobó el relacionamiento entre empresa y empleados (32% no).

Lo que más preocupa a los inversores es el nivel de ausentismo, que tuvo 42% de insatisfacción contra 35% de conformidad, y el costo de la mano de obra, donde el 66% se mostró inconforme y el 9% lo avaló.

Por otra parte, 32% dijo que utilizó el régimen general de promoción de inversiones, que fue evaluado positivamente por el 88%, y el 8% el de incentivos para instalar energías renovables (66% lo aprobó). El 37% respondió no haber utilizado ningún régimen promocional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)