MERCADO DE VALORES

¿Qué inversores pasan por alto a Uber y a Lyft en sus salidas a la bolsa de Nueva York?

Algunos inversores creen que no es buena idea invertir en el “transporte del futuro”, las plataformas de viajes compartidos Uber y Lyft, que ya operan en varios mercado. ¿Qué está detrás?

Uber y Lyft debutan en Wall Street. Sin embargo, inversores de tecnologías "verdes" desconfían. Foto: Archivo
Uber y Lyft debutan en Wall Street. Sin embargo, inversores de tecnologías "verdes" desconfían. Foto: Archivo

En las últimas semanas, el mercado de valores de Nueva York ha sido testigo de importantes movimientos de compañías de transporte que organizaron su salida a bolsa cuando todavía están perdiendo dinero.

Por un lado, el pasado 29 de marzo, la compañía de transporte compartido, Lyft, salió a bolsa con un primer precio de US$ 87,24 por acción. Sin embargo, días atrás la firma cayó más de un 10% debido a que su competidor, Uber, está cada vez más cerca de debutar en el parqué neoyorquino (se espera que lo haga dentro de dos semanas).

El jueves, Uber presentó su Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones en un paso más hacia una de las salidas a bolsas más grandes de una empresa tecnológica. Con su salida a bolsa, la compañía de transporte compartido planea vender unos US$ 10.000 millones en acciones y cada acción podría tener un precio de entre US$ 48 y US$ 55.

No obstante, algunos inversores enfocados en tecnologías denominadas “verdes” no parecen muy dispuestos a volcarse en Lyft o Uber, es que les preocupa el impacto en el medioambiente que puedan producir las dos empresas.

Las compañías quieren convencer a más personas de dejar sus autos y promueven servicios de transporte compartido que según dicen son sustentables.

Académicos y reguladores urbanos aún están tratando de determinar si estas compañías ayudarán a bajar las emisiones de gases con un mejor uso de flotas de vehículos que ya existen, o si por el contrario colaborarán en aumentarlas y congestionarán más las vías al desincentivar los viajes en trenes y buses.

Pero incluso si ambas compañías dicen que los embotellamientos tienen muchas causas, como el crecimiento demográfico de las ciudades, algunos inversores apuntan a las primeras señales de que la tecnología del transporte de pasajeros arroja más vehículos a las calles.

"Hasta donde he visto, de hecho ellos están llevando incluso más autos a las zonas congestionadas y afectando a los sistemas de tránsito al erosionar su capacidad de negocio", dijo Murray Rosenblith, gerente de carteras New Alternatives Fund, enfocado en realizar inversiones con mayor responsabilidad social.

"Esta no es un área en la que New Alternatives se va a involucrar", añadió.
Joshua Brockwell, director de Azzad Asset Management, que también toma en cuenta temas ambientales en sus decisiones de inversión, dijo que ambas compañías también tienen el problema de los conductores que siguen haciendo taxis en sus momentos "muertos", cuando no facturan mediante la aplicación móvil.

Si bien tanto Uber como Lyft pretenden reducir la propiedad privada de autos, dijo Brockwell, "ese no es un objetivo respetuoso con el medio ambiente en sí mismo".

Las investigaciones muestran resultados dispares. Un estudio de la Universidad de California del 2017 encontró que el uso de los servicios de taxis compartidos aumenta la demanda por viajes en trenes suburbanos, pero aleja a las personas de autobuses y líneas de metro.

Además, las personas a menudo usan las aplicaciones para traslados que solían hacer caminando, en bicicleta o mediante el transporte público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)