SAN JOSÉ

Isusa frena la reestructura un mes para negociar

Sindicato confía en encontrar una solución y evitar despidos.

La empresa Isusa está en Ciudad del Plata (departamento de San José). Foto: archivo El País.
La empresa Isusa está en Ciudad del Plata (departamento de San José). Foto: archivo El País.

La reestructura que anunció la empresa química Isusa -que incluye el despido de 110 trabajadores y el envío al seguro de paro de 60, de un plantilla total de 550- quedó en suspenso hasta mayo tras una instancia de negociación que hubo ayer con el sindicato.

“Pedimos un cuarto intermedio para (frenar) cualquier reestructura y abrir una negociación. Tenemos buena relación con la empresa”, comentó a El País el presidente del Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ), Diego Zipitría.

La intención inicial de la empresa aparte de los despidos y envíos al seguro de paro, incluía el cese de todo el resto de la plantilla para retomarlos por el laudo del sector, que está aproximadamente 40% por debajo de los sueldos que paga Isusa según el convenio laboral acordado con los trabajadores.

También se creó una comisión a nivel del gobierno para analizar la situación de la empresa, que integran el Ministerio de Trabajo, el de Economía y Finanzas, el de Ganadería y el de Industria. El sindicato tiene expectativas que surja alguna fórmula que permita a Isusa continuar operando con la plantilla actual, o que se cese únicamente a aquellos trabajadores que están próximos a la jubilación y no verían con malos ojos una indemnización.

El gerente general de Isusa, Hugo Ramírez, había dicho el miércoles a El País que la firma “viene enfrentando un deterioro de la competitividad en los últimos seis años pese a las medidas adoptadas” y que la reestructura “no responde a un resultado puntual del ejercicio económico” sino que es una decisión que se toma por precaución.

“En el último ejercicio tuvimos las producciones más altas de la historia de la empresa y con ventas prácticamente casi récord, pero eso no implica que la competitividad que hemos perdido nos haga repensar que si no atacamos esto hoy podríamos estar ante una situación crítica”, indicó Ramírez.

Zipitría apuntó que el problema de Isusa y otras empresas químicas es “la competencia desleal” que deben enfrentar de productos importados, que son traídos por empresarios que pagan salarios bajos y no cumplen con las condiciones laborales.

El presidente del sindicato diferenció el caso de Isusa del de Colgate Palmolive, una compañía multinacional del sector que cerró su planta de producción en Uruguay y despidió a 75 trabajadores. “En ese caso la decisión vino de Estados Unidos, estos son capitales nacionales y tratamos directo con los directores, es otro tipo de negociación”, detalló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)