REPORTE

¿Por qué Itaú bajó a 0% el crecimiento previsto para la economía uruguaya?

El banco brasileño Itaú, emitió su reciente reporte sobre Uruguay para clientes y El País accedió a él.

El banco resolvió rescindir el contrato con Paganza luego que esta lo denunciara en 2016. Foto: EFE
Foto: EFE

El banco brasileño Itaú recortó la estimación de crecimiento de la economía uruguaya por el efecto de la crisis argentina en el sector turismo, prevé un dólar más alto y como consecuencia de ello, mayor inflación.

Eso se desprende del reciente informe del banco para sus clientes, al que accedió El País.

“Es probable que el escenario más adverso esperado para Argentina afecte el crecimiento en Uruguay. Una recesión más prolongada en el país vecino, junto con el peso uruguayo relativamente fuerte, probablemente conducirá a un menor gasto turístico y una menor inversión de Argentina”, afirmó el reporte de Itaú.

Por eso, ajustó la proyección “de crecimiento para 2019 a 0%, desde 0.5% en nuestro escenario anterior, debido al menor impulso esperado en el sector turístico”, explicó.

Esa estimación, “prevé una recuperación secuencial de la economía uruguaya durante el resto de este año, después de un primer semestre débil”, añadió.

Para 2020 el banco estima “una recuperación moderada” debido “al menor traspaso estadístico de este año y el ajuste fiscal esperado, y asumiendo el escenario más adverso para Argentina”. La proyección fue ajustada a 1,5% desde el 2% que tenía previamente. “El impulso que esperamos para el próximo año está asociado con los efectos positivos de los trabajos de construcción necesarios para la puesta en marcha de la nueva planta de UPM”, afirmó Itaú.

El banco señaló que “el peso uruguayo se depreció en agosto, junto con otras monedas de la región” por lo que ajustó su previsión de dólar a fin de año a $ 37,50 (está en $ 36,74 el interbancario), desde los $ 35 que estimaba previamente.

“Para diciembre de 2020, ahora estimamos un tipo de cambio de $ 40 por dólar, estable en términos reales”, añadió.

Esa reciente “depreciación del peso frente al dólar y el probable impacto consecuente en los precios en los próximos meses” llevó al banco a elevar su proyección de inflación para 2019 a 8% desde 7.5%.

“Para 2020, ahora proyectamos un aumento del precio al consumidor del 7,5%, frente al 7% en nuestro escenario anterior”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error