COVID-19

“Jaque mate” a los free shops: advierten situación “agónica” y que cierre “no es muy justo”

La situación en los free shops uruguayos es crítica dado que el sector venía de atravesar años difíciles a causa de Brasil.

Empresarios de free shops afirman que no les queda margen financiero para sostener el cierre de las tiendas. Foto: Archivo El País
Empresarios de free shops afirman que no les queda margen financiero para sostener el cierre de las tiendas. Foto: Archivo El País

La decisión del Poder Ejecutivo en marzo de cerrar los free shops de frontera para controlar el recrudecimiento de la pandemia, fue “un golpe de jaque mate” para estas tiendas libres de impuestos que aún continúan cerradas y que seguirán sin actividad hasta por lo menos el próximo 23 de mayo.

Así lo afirmó en diálogo con El País el empresario Marcelo Montico, gerente general de la cadena Neutral quien señaló que en la frontera actualmente “las condiciones sanitarias están dadas como para poder reabrir” las tiendas. A su entender, “todas las ciudades donde opera el régimen de free shops hoy por hoy tienen una circulación viral de menos de la mitad en comparación con Montevideo”, según los indicadores que maneja el Ministerio de Salud Pública, mientras que en paralelo, el ritmo de vacunación contra el COVID-19 en Rocha, Rivera y Cerro Largo “también es sensiblemente superior al nivel de Montevideo”, indicó.

En este sentido, según Montico “si en Montevideo se puede sostener una operativa comercial, con protocolos, pero con un nivel de apertura general, entendemos que en los free shops también porque hoy en la frontera los riesgos son mínimos”.

Esta es también la postura de la Cámara de Empresarios de Free Shops y Afines, cuyo secretario general, Carlos Loaiza Keel, manifestó a El País que “no vemos una razón de peso para que (los free shops) estén cerrados”, si se tiene en cuenta que en la capital del país “los centros comerciales y grandes superficies están abiertos” y que la situación sanitaria en la frontera “es mejor” a la de Montevideo.

Por su parte, el director de Duty Free Americas y presidente de la gremial, Andrés Mendelshon señaló que si bien “en un inicio se entendió y apoyó” el decreto que dispuso el cierre de los free shops para controlar el aumento de la pandemia en las ciudades fronterizas con Brasil, actualmente “no son muy justas las medidas de mantenernos cerrados”.

Hasta ayer los empresarios manejaban el próximo lunes 17 de mayo como la fecha en la que posiblemente se pudieran reabrir las tiendas. Sin embargo, en la tarde del miércoles el gobierno resolvió que se mantendrán las medidas dispuestas hasta el 23 de mayo inclusive.

Previo a que se hiciera pública la decisión del gobierno, al ser consultado respecto de qué pasaría con los free shops en caso de que la apertura no se efectuara el 17 de este mes, el gerente de Neutral señaló que “no hay más espalda” financiera para sostener la situación de inactividad.

El cese de la actividad “ya se comió el músculo, llegamos al tejido óseo, ya no hay más espalda lamentablemente porque sino entramos en línea de rompimiento de la cadena de pagos”, explicó Montico.

De acuerdo con el gerente, en el caso específico de Neutral “los dueños vienen aportando capital de trabajo desde hace 14 meses, desde que están las fronteras cerradas. Pero, así como los recursos del Estado son finitos, los de las empresas también”, sentenció.

En relación al diálogo entre el sector y el gobierno, los empresarios afirmaron que la comunicación es fluida y que no tienen reclamos hacia las autoridades porque entienden el escenario complejo que atraviesa el país.

No obstante, Loaiza explicó que cuando se decretó el cierre de free shops “si bien el gobierno dispuso medidas de alivios que valoramos como un gesto muy relevante”, indicó que “aún no han sido implementadas” y que desde la cámara están a la espera de que eso suceda.

El SINAE actualiza la información sobre coronavirus en conferencia en Torre Ejecutiva. Foto: Leonardo Mainé
Torre Ejecutiva. Foto: Leonardo Mainé

La gremial estima que el sector de free shops emplea de forma directa a más de 5.000 personas. Sin embargo, la situación laboral actual es crítica en estas empresas.

En el caso de Neutral, la compañía cuenta con 365 empleados de los cuales el 98% se encuentra amparado en el subsidio de desempleo total y el 2% restante en el seguro parcial. Con eso “estamos sosteniendo la compañía viva y abierta porque los proveedores siguen llamando, hay situaciones que se tienen que seguir atendiendo, se debe hacer mantenimiento de las tiendas. Lamentablemente no se puede apagar una llave y que el costo sea cero”, indicó Montico.

Por su parte, Mendelsohn señaló que la firma da trabajo a cerca de 700 personas y que al día de hoy funcionan únicamente con entre 80 y 90 empleados. “La situación es agónica, se está generando un problema social, la gente llama y pregunta cuándo podrá volver a trabajar”, reflejó el empresario.

En términos de facturación la situación no es mejor dado que si bien los free shops venían de atravesar años complejos debido a temas macroeconómicos de Brasil (que afectaron el tipo de cambio y desestimularon la llegada de turistas de este país), la irrupción de la pandemia “fue la estocada final” según Mendelsohn.

En este sentido, el director de Duty Free Americas dijo que en los meses en que las tiendas estuvieron abiertas, registraron una caída de entre el 60% y 70% en comparación con los niveles de actividad del año 2019.

En tanto desde Neutral, Montico expresó que “las caídas en la facturación estaban en el eje del 80%” contra 2019 cuando las fronteras estaban abiertas. “Si se toma 2019 como base, en 2020 la caída fue 80%. Ese 20% de facturación que era con lo que más o menos sobrevivíamos en 2021 pasó a ser 0%. No hay margen”, concluyó.

El diálogo con autoridades

Integrantes del sector comparecieron ayer ante la comisión de Hacienda de Diputados. De la reunión participó la Cámara de Empresarios, así como la Asociación de free shops de Rivera y Chuy. Según relató Loaiza, en la reunión se acordó elaborar una minuta en la que los diputados solicitarían al Poder Ejecutivo la reapertura. Horas más tarde diputados de la coalición de gobierno firmaron la petición y fue luego acompañada por los representantes del Frente Amplio. Sin embargo, sobre el final de la jornada el Ejecutivo resolvió mantener las medidas hasta el 23 de mayo. “Agradecemos enormemente los esfuerzos que están haciendo autoridades y todo el sistema pero ninguno supone un impacto sustantivo que permita sostener esta situacion”, afirmó Loaiza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados