NO A LAS AFAP Y SÍ A LOS CINCUENTONES

Jubilaciones: avanzan en los cambios sobre rentas vitalicias

Emitirán deuda indexada a salarios para mitigar riesgo a aseguradoras.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Reuters

El Gobierno avanza en la definición de medidas que logren un mayor desarrollo del mercado de rentas vitalicias —pasividades en base al dinero ahorrado en las AFAP—, tras 20 años de funcionamiento del sistema mixto previsional y cuando empiezan a jubilarse los primeros grupos numerosos trabajadores por esta vía.

El objetivo es mitigar los riesgos económicos a los que está expuesto el Banco de Seguros (BSE) y que retornen al negocio las aseguradoras privadas, en ambos casos afectados por el descalce de moneda.

Ayer el Comité de Coordinación de Deuda Pública —integrado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Banco Central (BCU)— confirmó que comenzará a emitir de forma "recurrente" títulos de deuda "indexados a la evolución de los salarios". Aún no está definido el plazo de las emisiones, pero serán al menos a mediano plazo (10 años en adelante), y no necesariamente estarán nominadas en Unidades Reajustables (UR) —moneda que evoluciona en línea con el Índice Medio de Salarios (IMS).

Al respecto, el director de la Unidad de Deuda del MEF, Herman Kamil, dijo a El País que la idea es empezar en 2017 y que "lo importante es que el retorno de esos activos se acompasen con los pagos que las empresas aseguradoras tienen que hacer de sus rentas vitalicias". Para eso se podría utilizar algún índice que refleje ese rendimiento. "Lo estamos evaluando", aclaró.

El descalce de moneda que perjudica a las aseguradoras en el negocio de las rentas vitalicias consiste en que al recibir el dinero ahorrado en las AFAP, se comprometen a pagar una pasividad cada mes que ajustará anualmente por IMS por mandato constitucional al igual que las jubilaciones que paga el Banco de Previsión Social (BPS). Pero no existen disponibles instrumentos que evolucionen en línea con los salarios, lo que provoca "un riesgo demasiado grande", según el director ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Empresas Aseguradoras (Audea), Mauricio Castellanos.

Esto provocó que las compañías privadas de seguros autorizadas por el BCU para brindar rentas vitalicias, abandonaran el negocio y que desde 2011 el BSE sea el único actor del mercado. La situación encendió la alarma en las autoridades del organismo público en el último año, dado que comenzaron a efectivizarse las primeras jubilaciones numerosas en base al ahorro individual, lo que llevó a solicitar al gobierno cambios que solucionen el problema.

Una fuente del BSE explicó a El País que el descalce entre monedas provoca "riesgos" que se pagan asumiendo mayores costos, y que la futura emisión alineada con los salarios brindará "la seguridad que nuestros activos y pasivos evolucionarán con la misma unidad de cuenta". Hasta ahora, el dinero volcado por las AFAP de los ahorros previsionales era invertido en instrumentos en Unidades Indexadas (UI) —que se ajustan por inflación—, aunque también hubo en 2014 una emisión excepcional del MEF en UR dirigida únicamente al BSE por US$ 1.025 millones.

Kamil señaló que de ahora en más se dará "previsibilidad al mercado, porque las emisiones (con un índice atado al salario) se van a sostener en el tiempo" y se incorporarán al calendario de colocaciones que divulga el MEF. A su vez, se pretende impulsar el nuevo mercado: "La idea no es que solo el gobierno participe, si logramos un mayor desarrollo quizás haya otros emisores que quieren recurrir a esa moneda".

El director de la Unidad de Deuda agregó que la emisión de títulos atados a la evolución salarial también "va a ayudar al Gobierno porque es un nuevo fondeo en moneda nacional", al tiempo que adelantó que no se descuidará "el mercado en UI".

Hace unos días, el diputado colorado Conrado Rodríguez presentó en el Parlamento un proyecto de ley que apuntaba a solucionar el descalce de monedas. El texto establece que el Gobierno debe emitir títulos de deuda en UR para las empresas aseguradoras como parte de la obligación establecida en la Constitución de garantizar "los ajustes de las asignaciones de jubilación y pensión".

Interesados.

Castellanos confirmó que hubo contactos con el MEF para conocer las medidas a implementar, y aseguró que "hay empresas interesadas en el negocio previsional" tanto locales como compañías radicadas en el exterior. En caso de querer retornar, aquellas que ya contaban con autorización del BCU pueden hacerlo directamente, las otras deberán tramitar la habilitación ante el regulador.

El director ejecutivo de Audea no confirmó que con estos cambios se logre atraer a las compañías privadas, pero analizó que "estaba claro que bajo el esquema actual el negocio no era sustentable y el nuevo escenario con emisiones en UR es muchísimo mejor".

Añadió que "es muy grande" el potencial del mercado de rentas vitalicias, dado que al multiplicarse las jubilaciones por el ahorro individual en las AFAP se estima que dentro de cinco años el monto emitido por seguros previsionales igualará al registrado entre todas las otras ramas del sector, alcanzando una cifra anual cercana a los US$ 1.000 millones.

Desde el BSE no se ve con malos ojos la incorporación de empresas privadas para competir en el campo de las rentas vitalicias. "De nada nos sirve mantener un monopolio en base a un desequilibrio del sistema", dijo la fuente. Sostuvo que "sería una señal de que está saneado" el negocio y solucionado el problema del descalce.

Mortalidad y tasa de interés

El gobierno a través del BCU —regulador del mercado de AFAP y seguros— trabaja para actualizar las tablas de mortalidad utilizadas para el cálculo de las rentas vitalicias, que pasarán a ser dinámicas lo que determinará un aumento promedio de dos años en la esperanza de vida. También se analiza cómo proceder con la tasa de interés técnico que se agrega al monto ahorrado para calcular la prestación por AFAP, que actualmente está en 1,5%. Ambos cambios se pondrán a consulta pública. Cualquier modificación en estos parámetros reducirá en algún punto a las futuras jubilaciones, denunció la representación de los trabajadores en el BPS. Mientras que el presidente del BCU, Mario Bergara, aseguró que "las pasividades pueden modificarse, pero no de manera grande".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)