CONVERSACIONES

Katoen y el gobierno negocian para evitar demanda multimillonaria al Estado

La empresa belga y el gobierno mantienen encuentros semanales por Zoom para negociar una salida a la demanda que podría iniciar la compañía.

Terminal Cuenca del Plata es la única especializada en contenedores y es propiedad en 80% de Katoen Natie. Foto: Archivo El País
Terminal Cuenca del Plata es la única especializada en contenedores y es propiedad en 80% de Katoen Natie. Foto: Archivo El País

La posibilidad de una demanda al Estado por US$ 1.500 millones está latente desde que la empresa belga Katoen Natie, propietaria del 80% de Terminal Cuenca del Plata (TCP, la única especializada de contenedores), anunciara que iniciaba un proceso de solución de controversias en octubre pasado. El gobierno y la empresa están en plena negociación, a la que califican de “positiva” y buscan evitar llegar a un arbitraje internacional.

“Todas las semanas hemos tenido un contacto, a través de (la plataforma para videollamadas colectivas) Zoom, con los directivos belgas y sus representantes acá. La buena noticia es que han ido postergando la etapa de conciliación, como una señal de voluntad de acuerdo”, señaló el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber ante la comisión de Transporte de la Cámara de Diputados.

“Hemos ido avanzando de a poco y todavía no hemos informado al presidente (de la República, Luis Lacalle Pou) cómo vamos o adónde podemos llegar”, agregó.

La empresa belga invoca violaciones del tratado de protección de inversiones entre Bégica-Luxemburgo y Uruguay ya que el país “a través de sus acciones y omisiones” le “ha causado un daño” a TCP “y a los inversores al favorecer, fomentar y tolerar la existencia de una terminal por fuera del régimen legal aplicable, gestionada por otro operador en los muelles públicos del puerto, esto es, Montecón S.A,”, según había señalado Katoen Natie en octubre pasado en una notificación dirigida al entonces presidente de la República, Tabaré Vázquez.

El argumento de TCP para promover la acción es que la operativa de la playa de contenedores se le otorgó por un plazo de 30 años en régimen de exclusividad y que Uruguay “ha concedido espacios públicos a Montecon, permitiéndole, de ese manera, ocupar y explotar activos públicos de forma permanente (...) sin ningún tipo de contrato o proceso competitivo previo”.

Con el cambio de gobierno en marzo de este año, se abrió una negociación para evitar llegar a un arbitraje internacional y una demanda multimillonaria contra el Estado.

El vocero de Katoen Natie, Fernando Correa dijo a El País que la negociación se evalúa “como positiva, obviamente por la complejidad y la sensibilidad del tema no podemos dar detalles pero podemos decir que estamos conformes con el mecanismo de trabajo y la profesionalidad y el mecanismo con el que estamos encarando los temas”.

“No pudimos negociar con la administración anterior, quisimos dos veces instalar la conciliación y no fue posible, ahora hubo un cambio. No tenemos un plazo prefijado (para negociar), el plazo la propia negociación lo mantiene, cuando en la negociación no se avanza y si se dan como agotadas las discusiones, el plazo empieza a jugar un rol”, explicó Correa.

“En este sentido hemos dado dos extensiones del plazo, hay otra vigente, y por ahora no tenemos un plazo definido, concreto pero en la propia negociación surge naturalmente cuando el plazo de la negociación se da por extinguido, cuando no hay avances” y “el factor tiempo no está jugando un rol en este momento, capaz que en el futuro empieza a jugar”, agregó.

Heber en la comisión legislativa que “sabemos que estas decisiones van a ser conflictivas. Esto implica una negociación y una decisión que no sé si vamos a lograr con uno de los operadores o si terminamos de pelearnos con él y yendo a un juicio”.

Instalaciones de  Katoen Natie en el puerto de Montevideo: Foto: Marcelo Bonjour
Instalaciones de Katoen Natie en el Puerto de Montevideo. Foto: Marcelo Bonjour

Ayer, el ministro de Transporte dijo a El País que evalúa como “positiva” la negociación con la empresa belga.

Dentro de las conversaciones entre las partes, están los planes a futuro para el puerto de Montevideo.

A través de TCP, Katoen Natie tiene la concesión de la terminal especializada de contenedores hasta 2031 y ya había planteado al gobierno anterior su interés en extenderla. Ese aspecto está sobre la mesa en la negociación actual entre la empresa belga y el gobierno.

Por otro lado, el gobierno trabaja con el apoyo de la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina “en el diseño de un plan maestro de puertos”, señaló el subsecretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Olaizola.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados