INFORME UNIVERSIDAD CATÓLICA

Junio fue el mes de mayor conflictividad laboral de 2019: se perdieron 317.000 jornadas

Al registrarse diez conflictos laborales que involucraron a 350.000 trabajadores, junio fue el mes con mayor conflictividad laboral en el primer semestre de 2019. Esto significó 317.002 jornadas de trabajo perdidas, según el informe de conflictividad laboral de la Universidad Católica.

Ocupación en Montevideo Gas. Foto: Francisco Flores
Ocupación en Montevideo Gas. Foto: Francisco Flores

En junio hubo diez conflictos donde 350.000 trabajadores se vieron involucrados, además de que se perdieron 317.002 jornadas laborales. Así lo reflejó Informe de Relaciones Laborales elaborado por la Universidad Católica.

En el pasado mes la conflictividad laboral tuvo su punto más alto del semestre y se destaca lo ocurrido con Montevideo Gas, con un conflicto desatado tras la decisión de la brasileña Petrobras de reestructurar el negocio y despedir trabajadores. Esto trajo un paro general de 24 horas que contó con la adhesión de todos los sectores del Pit-Cnt, explica el reporte. 

Sobre las causas de los conflictos, “junio tuvo la particularidad de haber sido un mes muy variado”. Dentro de la categoría Condiciones de trabajo (66%) está el paro parcial realizado por SUNCA a nivel nacional y el conflicto de los trabajadores de las distribuidoras de supergás. En cuanto al grupo Otros (18%), se encuentra el paro de 24 horas de los empleados de FUECYS donde se pidió un feriado pago para los trabajadores del sector.

En Empleo (9%) está la problemática de Montevideo Gas (evento principal del mes) y el reclamo del SUNCA Maldonado ante la no creación de puestos de trabajo que se habían prometido. En cuarto lugar se encuentra Salarios (3%) con los trabajadores de Buquebus. Un 4% pertenece al grupo Reconocimiento sindical que aglomera la problemática entre ANCAP y sus trabajadores que resultó en un paro de 24 horas y otros paros puntuales durante el mes.

El informe también evalúa la conflictividad en los últimos seis meses del 2019. En este periodo se registraron 57 conflictos con interrupción de la jornada. A su vez, hubo tres paros generales: el 8 de mayo (paro de mujeres de 24 horas y paro parcial del PIT CNT), el 22 de mayo (paro parcial) y el 22 de junio (paro de 24 horas). El estudio también destaca que hubo seis ocupaciones.

La ocupación por los trabajadores de Friopan que duró cuatro días, y el conflicto entre Petrobras y sus empleados son los dos eventos que se destacan del primer semestre. Si se compara dicho periodo del presente año con el mismo del 2018, la conflictividad promedio fue seis puntos menor, explica el informe. Sin embargo, una característica que sí se comparte con el pasado año es que en junio también se registró un aumento de la conflictividad.

El pronóstico para el resto del semestre es “que estará ‘cargado’ de hechos que afectarán las relaciones laborales”. Una de las razones principales que explica este planteo es que todavía no hubo solución a lo sucedido en Montevideo Gas “y la huelga se mantiene, generando incertidumbre sobre la forma de cierre del conflicto y sus impacto”.

A su vez, el estudio destaca que lo planteado por la OIT (cambios en la negociación colectiva) deberá resolverse en los próximos cuatro meses “con acuerdos que se vienen buscando desde hace años sin resultados”. Por último se plantea la incertidumbre que generará en el sector laboral las elecciones nacionales que serán en octubre del presente año. “Si hay un cambio de partido en el gobierno, ¿qué se mantendrá y qué se cambiará en materia laboral? Y si se mantiene el mismo, ¿la coyuntura implicará modificaciones de fondo, ajustes o simplemente seguirá todo sin cambios?”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados