DECISIÓN

Caso líder: Justicia falla a favor de chofer contra Uber en segunda instancia

Un fallo judicial en segunda instancia ratificó sentencia inicial que afirma que existe una relación de dependencia laboral entre Uber y el conductor.

Conductores. Varios choferes de Uber han dejado la empresa para sumarse a la plataforma Didi, atraídos por mejores ganancias.
Conductor de Uber. Foto: Archivo El País.

La Justicia ratificó en el fallo de segunda instancia que considera al chofer de Uber, Esteban Queimada, como un trabajador cuya relación laboral con la compañía es de subordinación.

La historia se remonta a noviembre del año pasado, cuando la Justicia uruguaya falló a favor de Queimada, quien demandó a la compañía multinacional con el argumento de que vulnera sus derechos como trabajador al no reconocer su relación de dependencia laboral y por considerarlo en cambio, como un “socio” del negocio.

Es así que el pasado 11 de noviembre, el Juzgado Letrado de Trabajo de 6º turno de Montevideo emitió un fallo a favor del conductor por entender que sí existe una “relación de trabajo subordinado” entre el chofer y Uber, por lo que la sentencia condenó a la firma al pago de aguinaldos, licencias y salarios vacacionales generados por el chofer durante los años 2016, 2017 y 2018.

Luego de ese fallo inicial, Uber tuvo nueve días para apelar y finalmente lo hizo, con el argumento de que existe una “naturaleza comercial” en la relación con el “socio conductor”, y defendió su postura al afirmar que “son los mismos socios conductores quienes a través de encuestas, reuniones y conversaciones resaltan el valor de la flexibilidad y la autonomía, como los principales atributos de manejar utilizando la aplicación de Uber”. Siete meses después de que se hiciera público el fallo en primera instancia, tras la feria judicial, la irrupción del coronavirus y una discordia entre los miembros del Tribunal de Apelaciones de Trabajo de 1° turno de Montevideo, la Justicia dio el fallo de segunda instancia que ratificó la sentencia inicial.

“Lamentamos la decisión del Tribunal y nos preocupan las implicancias que este tipo de decisiones pueden tener para todos los uruguayos que buscan una oportunidad para generar ganancias adicionales de manera independiente a través de la plataforma. Este es un caso de suma importancia para la comunidad de socios conductores en Uruguay, por lo que vamos a estudiar la sentencia para definir los próximos pasos", indicaron fuentes de Uber a El País. 

Uno de los argumentos que había sido sostenidos por la Justicia para emitir el fallo en primera instancia, tenía que ver con la denominación como empresa que realiza Uber de sí misma, dado que se presenta como una compañía de software y no de transporte. Sin embargo, la Justicia entiende que eso no es así y que Uber es efectivamente una empresa de transporte dado que se dedica a la venta de viajes.

Meses atrás, el abogado Ignacio López Viana había alertado, al igual que Queimada, que si la sentencia judicial reconocía que había un vínculo de dependencia laboral entre el chofer y Uber, posteriormente podía darse un “efecto dominó” en el surgimiento de nuevas demandas laborales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados