ECONOMÍA DEL HOGAR

Kakebo: el método japonés que puede ayudar a ahorrar hasta 35% del sueldo

Los japoneses proponen utilizar una herramienta para que la tarea de ahorrar no sea un objetivo imposible de cumplir. Requiere de una técnica pero los recursos para llevarla a cabo son pocos y de fácil acceso, publicó la BBC.

Foto: Wikimedia
Foto: Wikimedia

Esconderla para evitar la tentación, no sacarla del cajero para ni tocarla, meterla en una alcancía con forma de chanchito. Son muchas las formas que existen para ahorrar aunque sea una pequeña parte del dinero pero generalmente se fracasa en el intento... ¿hasta ahora?

Los japoneses proponen utilizar una herramienta para que la tarea de ahorrar no sea un objetivo imposible de cumplir. Requiere de una técnica pero los recursos para llevarla a cabo son pocos y de fácil acceso, publicó la BBC.

El kabebo (que se pronuncia "kakiboh" y se traduce algo así como el libro de cuentas de la casa) es el método que logra que una persona ahorre hasta el 35% de su sueldo con tan solo una libreta, algo con qué escribir y, claro, mucha fuerza de voluntad. 

Su origen se remonta a 1904 y en la actualidad el método está plasmado y explicado en el libro Kakeibo: El arte japonés de ahorrar dinero de la autora Fumiko Chiba. En la obra cuenta la historia de Hani Motoko, quien fue la primera mujer periodista de Japón que quiso buscar una manera eficiente de que las mujeres manejaran la economía del hogar. 

"Aunque Japón es una cultura tradicional en muchos aspectos, el kakebo fue una herramienta liberadora para las mujeres, porque les daba el control sobre las decisiones financieras", indicó Chiba en su libro.

Pero, ¿cuál es el método?

Al principio puede resultar un poco complejo, pero está bien porque según los expertos ese es uno de los motivos que hace que esta herramienta resulte exitosa.

Pasos a seguir: 

Primero se deben apuntar los gastos diarios (o semanales, según resulte más cómodo) en distintas categorías. Por ejemplo: ingresos (salario, rentas, pensiones); gastos esenciales (vivienda, transporte, comida, servicios para el hogar y medicinas); ocio (restaurantes, compras, gimnasio, etc) y extras (regalos, reparaciones, viajes).

Las categorías que se establezcan varían de acuerdo a cada persona y también se puede hacer de un solo color o de varios para que sea visualmente más atractivo. 

Cuando termina el mes es cuestión de restar los ingresos menos los gastos anotados. Hasta ahí todo bien, sin embargo el kakebo lo que hace es no solo controlar el consumo sino enseñar a mejorar las finanzas. 

Balance.

Lo importante atrás del uso del kabebo para mejorar la economía es poner especial atención en aquellos aspectos de los que no se puede prescindir para así eliminar los gastos que no sean elementales. 

Para esto, en el momento de hacer las cuentas se deben tener en cuenta estas preguntas claves para asegurar el éxito: 

¿cuánto dinero has conseguido ahorrar?
¿cuánto dinero te hubiese gustado ahorrar?
¿cuánto dinero estás gastando en realidad?
¿qué cambiarías el mes que viene para mejorar?

Quienes consideran que esta herramienta es realmente útil aseguran que funciona si se hace de forma manual, como explica Chiba en su libro. De esta manera la persona es más consciente de cada gasto realizado y obliga además a pensar en las metas futuras que permitirán un ahorro efectivo. 

Siguiéndolo al pie de la letra y con práctica se puede llegar hasta a un 35% de ahorro, asegura. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)