DIRECTORA DEL FMI

Lagarde hace un llamado ante la "guerra comercial"

“¿Por qué comprometer a los dos motores del crecimiento?”.

Lagarde: dijo que una guerra comercial no afectará solo a China y EE.UU. Foto: Reuters
Lagarde: dijo que una guerra comercial no afectará solo a China y EE.UU. Foto: Reuters

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Christine Lagarde, formuló ayer un llamado a no comprometer el ambiente global de comercio e inversiones, a los que definió como dos "motores" del crecimiento, en la apertura de las reuniones de primavera con el Banco Mundial.

"El crecimiento está siendo impulsado por las inversiones y por el comercio. ¿Por qué comprometer estos dos motores?", expresó la ejecutiva, en referencia a las crecientes tensiones comerciales, especialmente promovidas por Estados Unidos y que encontraron una firme respuesta en China y la Unión Europea (UE).

Aún en un escenario de marcados desacuerdos generados por las características del intercambio comercial, dijo Lagarde, los países deben mantener cautela de no resquebrajar un sistema que hasta ahora ha funcionado.

En una conferencia de prensa al inicio de las reuniones de la primavera boreal, en Washington, Lagarde advirtió que si las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China derivan en una guerra generalizada de tarifas y barreras, no habrá vencedores.

De acuerdo con Lagarde, un escenario de guerra comercial no afectará solamente a las economías de Estados Unidos y China sino "a todos los países", ya que se trata de un sistema "interconectado".

La máxima ejecutiva del FMI dijo que el impacto directo de una guerra comercial en el crecimiento económico no es "sustancial", pero en cambio provocaría una "erosión generalizada de la confianza", que a su vez tendrá consecuencias directas en las inversiones.

Para Lagarde, "la cooperación internacional ha servido muy bien durante muchos años y permitió más progreso para más gente que en cualquier otro momento de la historia", pero sin embargo ese escenario ahora "está siendo cuestionado, especialmente en lo que se refiere al comercio".

Lagarde saludó las discusiones que Washington y Beijing ensayan para desactivar las tensiones comerciales, pero señaló que esas divergencias deben ser resueltas en "un foro multilateral". La principal sugerencia del FMI en este sentido, añadió, es que los países "deben mantener distancia con las medidas proteccionistas".

En su más reciente Panorama Económico Mundial, divulgado el martes, el FMI destacó que la economía global tendrá un crecimiento sólido este año y el próximo, pero que más allá del 2019 las perspectivas pasaban a estar envueltas en incertidumbres.

"Pero aunque el sol siga brillando, hay nubes que ya se definen en el horizonte", expresó la ejecutiva en la lluviosa mañana de Washington.

La más evidente de esas nubes, apuntó, es la perspectiva de una guerra comercial.

En marzo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la decisión de adoptar pesados aranceles a la importación de acero y aluminio, e impuestos adicionales a productos chinos por hasta US$ 50.000 millones.

Estos anuncios provocaron una oleada mundial de incertidumbre. Ante los aranceles al acero y el aluminio, China y la Unión Europea de inmediato reaccionaron con amenazas de represalias sobre algunos productos estadounidenses.

Sin embargo, ante la amenaza de las sanciones adicionales a China, Beijing respondió con la posibilidad de gravar productos agrícolas estadounidenses, en particular la soja, aproximándose así al corazón del intercambio bilateral y uno de los pilares del comercio mundial.

Ayer, Lagarde señaló que las "medidas unilaterales de proteccionismo nunca han sido útiles". También respaldó la amplia reforma fiscal adoptada por Estados Unidos a fines del año pasado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º