SUBSIDIARIA

Se le complicó a Ancap: revés en licitación de cliente clave de su planta de cal

La firma del grupo Ancap, Cementos del Plata, tiene gran dependencia de la central termoeléctrica brasileña de Candiota.

Cementos del Plata. Foto: Archivo El País
Cementos del Plata. Foto: Archivo El País

La central termoeléctrica brasileña de Candiota (GCTE), principal cliente de la planta de cal de la subsidiaria de Ancap, Cementos del Plata, declaró ayer “fracasada” la licitación que había lanzado esta semana tras denuncias cruzadas entre las empresas que participaron. De esta forma, corre riesgo la sustentabilidad del negocio de cal de la petrolera estatal.

Cementos del Plata exportaba cal a Candiota desde 2010, tras haber firmado en esa ocasión un contrato a 10 años. En noviembre pasado la empresa brasileña inició el proceso de licitación, que tuvo su fecha de cierre el lunes, con ofertas de la subsidiaria de Ancap y otras dos firmas del país vecino.

La decisión inicial fue dar por ganadora a la empresa brasileña Cal Cruzeiro, sin embargo Cementos del Plata impugnó el fallo argumentando que esa compañía “no podía asegurar el volumen” de cal solicitado por GCTE. Esta última aceptó el planteo de Ancap y tras una breve negociación, informó que adjudicaba el contrato a Cementos del Plata, tal como informó El País.

Pero hubo un nuevo revés: ayer Ancap emitió un comunicado donde dijo que el miércoles “pese a que todas las observaciones que hizo el competidor (Cal Cruzeiro) fueron descartadas, finalmente CGT Eletrosul declaró fracasada la licitación argumentando que en los documentos de CDP (Cementos del Plata) existía un fallo formal”.

Ancap entiende “infundado el argumento utilizado” y junto a su subsidiaria iniciarán “todas las medidas administrativas de rigor y evalúan otro tipo de acciones legales para revertir la decisión”.

El contrato licitado era para abastecer de cal a la central de Candiota por cuatro años y la empresa brasileña buscaba concretar ahora el negocio para aprovechar la caída del real frente al dólar en el vecino país.

Una fuente del gobierno había dicho el martes a El País -cuando Ancap daba por ganada la licitación- que este contrato significaba “que se salvó la operación de la planta de cal”, porque “podrá mantener su actividad” y “los puestos de trabajo”. Para dimensionar la importancia de Candiota, la planta produce al mes unas 15.000 toneladas de cal y las ventas al mercado local ni llegan a las 1.000 toneladas mensuales.

La planta de cal de Ancap ubicada en la ruta 98 cerca de la ciudad de Treinta y Tres, terminó de construirse en 2012 y significó una inversión de US$ 140 millones, aunque hoy su valor contable es de US$ 60 millones.

El último balance anual de Cementos del Plata correspondiente a 2019 mostró un récord de producción de la planta y ganancias por US$ 75 millones. El nuevo directorio de Ancap ha puesto como una prioridad el análisis de las subsidiarias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados