ANV

El lío que persiste con deudores de créditos para vivienda en Unidades Reajustables

La Agencia Nacional de Vivienda mostró los números sobre aquellos que tienen deudas de créditos en Unidades Reajustables en esa unidad.

La Agencia Nacional de Vivienda administra miles de créditos que le traspasó el BHU en 2009. Foto: Darwin Borrelli
La Agencia Nacional de Vivienda administra miles de créditos que le traspasó el BHU en 2009. Foto: Darwin Borrelli

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En el Poder Legislativo varios partidos (integrantes de la coalición multicolor y algunos sectores del Frente Amplio) preparan proyectos para dar una solución legal a los deudores de créditos en Unidades Reajustables (UR) que hace años se quejan de que sus cuotas aumentaron más que las de Unidades Indexadas (UI) a la inflación.

¿Cuál es la situación de los deudores en UR que están en fideicomisos que administra la Agencia Nacional de Vivienda (ANV)? ¿Cuántos deudores tienen problemas para pagar y cuántos no? La comisión de Vivienda del Senado recibió a una delegación de la ANV.

El presidente de la ANV Klaus Mill von Metzen recordó que el organismo administra 13 fideicomisos de los que 11 son activos. “Los fideicomisos creados por créditos hipotecarios, definidos como cartera comercial por el BHU cuando los pasó a la ANV son el III, IV, VII, XI y XIII”, explicó y añadió que “las promesas de compraventa y arrendamientos, entre otros, son los fideicomisos V, VI, X y XII. Esas son las carteras formadas por inmuebles y otros de diversos créditos sociales definidos por el Hipotecario”.

Mill von Metzen recordó que “la ANV funciona mandatada por la legislación vigente y las instrucciones impartidas por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en su carácter de beneficiario de los fideicomisos. Por cada uno de estos, debe rendir semestralmente, con una auditoría externa, el avance logrado en su recuperación. Por lo tanto, las posturas para el trato que nos convoca en este caso debe tomarlas siempre el MEF. La ANV no puede decidir sobre la moneda, que es el asunto de hoy”.

Desde su creación en 2007 a diciembre de 2020, “la ANV ha gestionado 54.365 créditos, de los cuales el 48% -o sea, 25.918- ha cancelado su deuda”, afirmó el presidente del organismo. De los 25.918 créditos que quedan, unos 24.136 créditos corresponden a los fideicomisos III a XIII y el resto a cooperativas que integran el fideicomiso I, añadió.

Mill von Metzen indicó que “se aplicaron políticas de quitas” a la deuda de las personas y cooperativas con créditos en los fideicomisos de la ANV, y “del total de los créditos que aplicaban para la política de quitas definida por el MEF, el 92,8% adhiere; restan unas 2.122 familias por hacerlo. Quiere decir que la mayoría ya adhirió”.

La ANV recibió en 2009 del BHU “una cartera con un alto nivel de morosidad. Los valores de morosidad de esa época, que superaban el 60%, se empezaron a reducir y en el período cerrado a diciembre 2020 es del 13,7% en todas las carteras de la agencia. A pesar de la pandemia, se obtuvieron muy buenos resultados, inclusive con los guarismos más bajos. En 2019 el promedio era de 14,5%”, afirmó Mill von Metzen.

A su vez, “desde enero de 2012 a diciembre 2020, se resolvieron 3.080 situaciones de morosidad extrema; 1.448 de ellas, se hizo mediante acuerdo de pago previo a la instancia del remate. Es decir que el 62% de la gente se quedó en su vivienda y pudo solucionar esa situación”, apuntó en tanto, la directora de la ANV, Verónica Dodera.

“Se pagaron desde el 2009 a la fecha US$ 921 millones al Ministerio de Economía y Finanzas”, añadió.

Algunos legisladores como el colorado Germán Coutinho insistieron con que hay personas que han pagado “hasta tres veces” el valor de su vivienda. “Me parece injusto que haya familias -y está comprobado- que han pagado hasta tres veces su vivienda. ¡Y ese es un hecho real!” dijo Coutinho.

Sin embargo, eso ha sido refutado por el gerente general del BHU, Álvaro Carella en una comparecencia previa a la comisión. “Cualquier cosa que tenga una tasa de interés va a pagar más que el capital que recibió. Por ejemplo, si el préstamo es a 25 años, va a pagar un par de veces el capital que recibió, con lo cual es una falacia básica plantear que pagó más de una vez su casa”, había dicho Carella.

En el caso de la ANV, Mill von Metzen rechazó que algo así suceda en el organismo porque se han aplicado quitas a las deudas. “La agencia continuamente ha hecho y aún hace quitas muy importantes para refinanciar esas deudas, donde se quitan las moras y los intereses para aquellos que pueden hacerlo. Luego se vuelve a pagar la cuota, se refinancian las cuotas y aquellos que pueden hacer pago contado todavía encima tienen un descuento -dependiendo de si refinanciaron alguna vez o no- de 5%, 6% o 7%. Entonces, las quitas se aplican, se hacen; la agencia tiene ese rol social y lo viene cumpliendo, siempre delimitado por un marco del que no podemos apartarnos. Por supuesto que quedan -es un porcentaje pequeño pero importante- 2.000 familias que todavía son pasibles de aplicación de quitas, que no se acercaron; por alguna razón no han podido hacerlo”, señaló el presidente de la ANV.

El vicepresidente de la ANV, Gustavo Borsari dijo que “buscamos siempre, desde el directorio y la política de créditos, que la persona permanezca en la vivienda. Pasará a pagar una especie de alquiler, es cierto, no paga el capital, pero queda en la vivienda. También hay otra situación que tiene que ver con las partidas contingentes, que son quitas que se otorgan a los deudores. Es decir, es la deuda menos el valor de la tasación y se le hace la quita. Se lleva la deuda original, que excedía el valor del inmueble, al valor de tasación”. Agregó que “muchas personas están de vivas y eso también hay que verlo, es decir, hay gente que no quiere asumir sus compromisos pudiendo hacerlo”.

Coutinho dijo que “lo que estamos buscando desde acá, definitivamente, es unificar los proyectos de ley ya existentes o crear uno e impulsarlo desde la comisión para poder reducir y solucionar los problemas que hoy tienen las familias uruguayas”.

“Solo dos” cambiaron de UR a UI

¿Qué pasa entonces con los deudores en UR que se quejan? “En un momento se abrió la posibilidad de pasaje de UR a UI” de las deudas, desde “el 23 de noviembre de 2018 al 30 de junio de 2019. Solo dos créditos accedieron al cambio de UR a UI”, afirmó Mill von Metzen.

“A veces, se hace mucho ruido en algunas cuestiones, pero cuando se abre la posibilidad de pasarse a otra moneda no resulta o no hay voluntad de hacerlo por parte de las personas o de las familias”, expresó Borsari.

“¿Cuál conviene según la cadencia histórica? Hay momentos en los que conviene la UR, y en otros, la UI; incluso, en algunos sirve el dólar. Entonces, ¿cuál es el dilema para nosotros, para los legisladores y para quienes administramos estas instituciones del sistema público de vivienda? Para nosotros no es dilema porque tenemos que aplicar las leyes que el Parlamento aprueba; no hay otra vuelta”, espetó el vicepresidente de la ANV.

“Los señores senadores dirán que esta no es una solución general, y es verdad, pero en la ANV estamos atendiendo los casos persona a persona, familia a familia”, agregó.

El senador Coutinho planteó que “si buscamos el mismo camino, el resultado va a ser el mismo; si buscamos otro camino, vamos a tener otros resultados. Desde el cambio de gobierno, como coalición, asumí compromisos en el sentido de que íbamos a tener en cuenta este tema y que lo íbamos a tratar. No lo doy por entregado, lo quiero dar por solucionado y, definitivamente, acá van a tener -ojalá que por unanimidad- el proyecto de ley que hoy plantean como herramienta de cambio”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados