Entre las dos generan casi 1.300 puestos de trabajo que están en riesgo

Liquidan Fripur y buscarán su venta; otra pesquera tambalea

Representantes de Fripur confirmaron oficialmente ayer su decisión de cerrar la pesquera, ante la imposibilidad de seguir en funcionamiento por inconvenientes financieros. El escenario se vuelve más complejo en el sector ya que hay otras empresas que tambalean y podrían seguir el mismo camino.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trabajadores de la pesquera fueron hasta la Dirección de Trabajo. Foto: M. Bonjour

En el caso de Fripur ahora se procederá a la liquidación de la compañía, habrá un síndico que la administrará temporalmente y buscará la venta en bloque de la empresa para continuar produciendo y asegurar así la fuente de trabajo de 960 personas.

Fripur es la empresa más grande de la industria pesquera, pero no es la única que se encuentra en problemas en un sector al que cada vez más le cuesta ser competitivo.

"Tenemos que ir hasta el agua y pescar; los pescados están ahí. No tenemos que vacunar ganado, alimentarlo, ni nada de eso. Y sin embargo no podemos ser competitivos. El dólar subió acá, sí, pero subió mucho más en otros países", dijo a El País un empresario del sector.

Añadió que Fripur representa el 50% de los ingresos que tiene el país a través de la pesca y por eso la relevancia de su cese productivo.

"Ahora Fripur no va a producir y habrá que ver qué pasa con el resto de las empresas y de qué manera el gobierno puede colaborar para que esa competitividad no se siga perdiendo", señaló el consultado.

Una de las empresas que componen esa mitad restante es Industrial Serrana, ubicada en Solís de Mataojo. Y también tiene problemas.

El dirigente del Sindicato Único Nacional de Trabajadores del Mar y Afines (Suntma), José Umpiérrez, dijo a El País que esa pesquera cuenta con una plantilla de 300 obreros y la situación que atraviesa es compleja. "No está teniendo ni materia prima ni tampoco colocación de mercadería. Todavía no empezaron con el seguro de paro, pero está complicado", relató el dirigente.

Según datos históricos del sector, la flota pesquera está compuesta por 100 buques industriales y 1.220 embarcaciones artesanales; 22 plantas industriales en funcionamiento, 66 empresas exportadoras de productos del mar y 4.200 trabajadores vinculados a la industria y 5.500 en la actividad artesanal.

Cierre.

Ayer de mañana, los trabajadores de Fripur llegaron a la planta como siempre y marcaron tarjeta. Pero decidieron no trabajar. Permanecieron en el lugar hasta luego del mediodía y luego marcharon hasta la Dirección Nacional del Trabajo (Dinatra) donde en la tarde hubo una reunión entre representantes de la compañía, el sindicato y el titular de la Dinatra, Juan Castillo.

Umpiérrez indicó que en ese encuentro tripartito se labró un acta para, por un lado comprometer a los trabajadores a procesar el pescado que queda en la fábrica y, por otro a la empresa a garantizar el pago de los haberes de agosto con esa producción. "La empresa planteó formalmente que no puede hacer frente a la situación. Se procesará el pescado hasta el miércoles y después los trabajadores pasarán al seguro de paro", informó Umpiérrez.

Según supo El País, en últimos contactos que representantes de Fripur mantuvieron con el gobierno plantearon la posibilidad de cederle al sindicato la autogestión de la pesquera. Ayer, en la reunión tripartita se volvió a manejar esa posibilidad. Sin embargo, Umpiérrez no fue muy optimista con esa opción. "Es muy difícil. Los trabajadores no contamos con el capital necesario para poner en marcha a la empresa. Hay costos que son muy altos, como los combustibles, los insumos. Lo bueno sería que aparezca un inversor y se haga cargo de todo, la planta y los trabajadores", indicó el dirigente.

En tanto, Castillo afirmó que "estamos frente a una situación preocupante y angustiante porque no se sabe qué va a pasar con esta industria". Agregó que "ofrecerse a inversores se ha ofrecido pero no han aparecido", según el portal de Presidencia de la República.

Futuro.

El 31 de julio del año pasado, Fripur se presentó a concurso voluntario de acreedores y luego de eso se nombró al estudio jurídico Rueda, Abadi, Pereira como interventor.

Francisco Cobas, abogado de ese estudio señaló a El País que el primer paso será que se decrete la liquidación de la empresa. Luego vendrá el desplazamiento de los directores y la venta de la compañía, tal como se establece en la ley 18.387 de Concurso.

Esa venta, en primera instancia, se intentará que sea en bloque. Hay un plazo de 90 días para hacerlo, si allí no se concreta la venta hay una prórroga de otros 90 días para seguir intentándolo. Si transcurridos los seis meses no hay comprador se procede al remate por partes.

Cobas informó que a partir del desplazamiento de los directores, Rueda, Abadi, Pereira deja de ser interventor de Fripur para pasar a ser síndico de la compañía. "Ser interventor significa co-administrar; al ser síndicos se pasa a ser el administrador", explicó el abogado.

"Ahora se va a una etapa de venta de la empresa; los trabajadores no están despedidos. Incluso en etapa de venta podrían estar trabajando. Eso no se está haciendo porque no hay liquidez ni materia prima", añadió Cobas. En primera instancia los trabajadores irán al seguro de desempleo por 90 días, porque ese plazo se corresponde con el intento de la venta en bloque. Sobre esa posibilidad, Cobas indicó que la experiencia de venta en bloque en Uruguay es casi nula. "Pensamos que la de Fripur será la primera, tengo esa esperanza, ya que con eso se podrá mantener la fuente de trabajo", dijo el abogado.

Ayer en la reunión en Dinatra se estableció un cuarto intermedio hasta el lunes cuando se efectuará un nuevo encuentro en la cartera entre el sindicato y el estudio interventor.

A fin de junio de este año, último dato disponible en la Central de Riesgos Crediticios del Banco Central (BCU), Fripur tenía en el Banco República créditos vencidos en gestión de cobro por US$ 4 millones; créditos morosos por US$ 31,1 millones y deudas castigadas por atrasos por US$ 3,4 millones. En el caso del Santander, los créditos vencidos en gestión de cobro ascienden a US$ 4,7 millones y deuda morosa por US$ 365.570.

SABER MÁS

"¿Te parece que vamos a conseguir trabajo?"


La decisión de la empresa de no continuar en el negocio de la pesca, sorprendió a los trabajadores. Mabel Guillén, quien trabaja en Fripur hace 24 años, veía que cada vez había menos elementos de trabajo, pero no esperaba que la resolución sobre el cierre fuera tan de golpe. "Nos enteramos ayer (por el jueves), porque sabíamos que la cosa estaba mal, pero no sabíamos que el cierre iba a ser tan pronto", señaló.

Algunos empleados van a la empresa desmotivados. "Estamos trabajando hasta el martes, pero no hay ganas de ir", contó a El País Beatriz, de 53 años, quien cumple labores en Fripur desde hace 35 años.

Al igual que Beatriz, la mayoría de las mujeres que quedan desempleadas son jefas de hogar. Ella tiene cinco hijos y ve un futuro desalentador. "¿A vos te parece que ahora conseguimos trabajo en Uruguay a esta edad?".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)