UNA DE LAS PROMESAS DE MACRI

Llegan dólares a Argentina, pero aún no en inversiones

Resultado del blanqueo podría llegar hasta US$ 80.000 millones en marzo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los dólares que vuelven por el blanqueo pagarán un impuesto especial. Foto: AFP

La lluvia de dólares prometida por Mauricio Macri finalmente llegó a Argentina. De hecho, la escasez de divisas, que había llevado al gobierno de Cristina Fernández a imponer el cepo cambiario y restricciones a las importaciones, se transformó ahora en abundancia. No obstante, ese creciente flujo de dólares está lejos de canalizarse, al menos por ahora, en inversiones productivas.

El grueso de las divisas que ingresan al vecino país proviene de las emisiones de deuda que realiza el Tesoro para cubrir el rojo fiscal y de apuestas de inversionistas que procuran sacar rédito de los altos rendimientos que ofrecen los bonos argentinos en un mundo con todavía tasas cercanas a cero.

La avalancha de dólares promete crecer aún más con el blanqueo de capitales. El monto de US$ 4.600 millones de dinero en efectivo que no estaba declarado en Argentina superó las estimaciones iniciales. Esa cifra se incrementará en los próximos días debido a que la fecha límite para depositar en las cuentas especiales que se abrieron para el sinceramiento fiscal es el 21 de noviembre. Según estimaciones del sector bancario, en el 40% de las 100.000 cuentas abiertas todavía no se había depositado dinero.

Esos números refuerzan el optimismo sobre el tramo del blanqueo que genera las mayores expectativas: el conformado por las cuentas bancarias e inmuebles de argentinos en el exterior. Solo en Uruguay, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectó 1.563 propiedades de argentinos que no han sido declaradas, aunque distintas estimaciones indican que ese monto podría ascender a unos 50.000.

"Quienes hacen inferencia de datos coinciden en que este primer tramo representará apenas entre el 5% y el 10% del total del blanqueo", dijo a El País el economista Dante Sica, titular de la consultora Abeceb. De confirmarse esas proyecciones, la cifra final del blanqueo, cuando se cierre el 31 de marzo del año próximo, rondaría entre US$ 60.000 millones y US$ 80.000 millones.

Semejante monto promete disparar varios efectos sobre la economía. El más inmediato estará relacionado con la recaudación fiscal, debido a que quienes regularicen su patrimonio deben pagar un impuesto especial. Según el Estudio Bein, los ingresos fiscales por el blanqueo serán de unos 53.000 millones de pesos argentinos —unos US$ 3.500 millones—, el equivalente a cerca del 40% de la recaudación mensual. El objetivo del gobierno de Macri es que esos ingresos financien buena parte del Plan de Reparación Histórica —pago de la deuda a 2,4 millones de jubilados que ganaron juicios al Estado—.

Pero también habrá efectos fiscales de mediano plazo dado que más personas y sociedades pasarán a pagar impuestos sobre el patrimonio una vez declarados sus bienes. Si las estimaciones sobre el monto total del blanqueo se confirman, la base imponible tendría un alza cercana al 10% del PIB.

Más allá del costado fiscal, la principal apuesta del gobierno es que el éxito del blanqueo termine por empujar a una economía que aún no da señales de reactivación. Dado que el dinero depositado en las cuentas especiales abiertas para el blanqueo no puede usarse durante seis meses a menos que se destine a la compra de inmuebles y autos, se espera un incremento de la demanda en esos dos sectores.

"Hay gente que tenía grandes dificultades para aplicar los fondos y ahora eso se puede destrabar. El mayor impacto se verá en el mercado inmobiliario. En la medida que se reactive y los precios de los inmuebles suban un poco, eso podría volver a poner en positivo la rentabilidad de la construcción tras la suba de costos provocada por la devaluación de fines del año pasado", señaló la economista Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva del Estudio Bein.

PPP.

Avanza el trámite en el Congreso de uno de los engranajes para encuadrar la inversión privada en infraestructura a los que apuesta el gobierno de Macri: la ley de participación público-privada, que volvió al Senado después de sufrir modificaciones en la Cámara de Diputados.

El abogado Julio César Crivelli, del Estudio Crivelli, explicó a La Nación que la normativa "da un marco a la inversión privada en infraestructura, mediante la que los empresarios o los fondos pueden llegar a un proyecto no sólo como concesionarios sino que pueden hacer la obra, financiarla, recibir una ganancia y retirarse". Un agregado hecho en Diputados obliga a que los contratos contemplen un 33% de participación de bienes y servicios de origen nacional.

El efecto Trump y su impacto sobre el dólar

Los probables impactos positivos del blanqueo están a la vista, pero paradójicamente la abundancia de dólares también amenaza con provocar efectos negativos. El más notorio es que agregará más presión a la apreciación del peso que se viene registrando en los últimos meses. ¿La razón? Quienes blanqueen para comprar inmuebles o autos deberán vender dólares para obtener pesos.

"Habrá una tensión sobre el tipo de cambio en función de la cantidad de dólares que ingresen por el blanqueo. El problema es que hoy Argentina no tiene colchón cambiario", dijo Sica.

La inflación acumulada de cerca del 35% desde comienzos de año, con un valor del dólar que se mantuvo sin grandes variaciones, erosionó buena parte de las ventajas competitivas logradas con la devaluación de fines de 2015. Hasta ahora, la apreciación del peso en términos reales había sido disimulada con la fortaleza del real en Brasil.

Pero esa ventaja empezó a diluirse tras el triunfo electoral de Donald Trump en Estados Unidos: mientras el real en Brasil —principal destino de las exportaciones argentinas— se devaluó 7,1% en los tres días posteriores a las elecciones estadounidenses, el peso argentino solo lo hizo 1,8%.

Esa tendencia de apreciación del peso con respecto a otras monedas promete continuar. "La bocanada de dólares que el gobierno ya consiguió por emisiones de deuda más el ingreso esperado por el blanqueo hará que el valor del tipo de cambio siga anestesiado en los próximos meses", dijo Ramiro Castiñeira, economista de la consultora Econométrica.

Al cambio de rumbo económico que viene transitando Argentina en los últimos once meses, se agrega un nuevo factor que impactará sobre el nivel de actividad, la recaudación y el valor del dólar. El resultado final del blanqueo incidirá en la evolución que tendrá buena parte de las variables económicas en 2017.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)