ANTEPROYECTO DE LEY DE URGENTE CONSIDERACIÓN

La lupa sobre la derogación de parte de la ley de Inclusión Financiera por riesgo de lavado

Un informe de CPA Ferrere muestra qué se hace en otros países respecto al pago en efectivo a partir de ciertos montos.

Inclusión Financiera. Foto: Fernando Ponzetto
Inclusión Financiera. Foto: Fernando Ponzetto

El anteproyecto de ley de urgente consideración que elaboró el nuevo gobierno prevé la derogación de algunos artículos de la ley de Inclusión de Financiera, uno de los “asuntos más controversiales” de la misma, según un informe -al que accedió El País- del gerente en el área de Gestión de Riesgos de CPA Ferrere, Ariel Jabcovski.

La controversia se debe al “uso más permisivo del efectivo, lo cual podría suponer mayores riesgos en cuanto al lavado de activos”, afirmó.

La ley de Inclusión Financiera establece que por un lado, que todos los trabajadores y profesionales independientes deben cobrar su salario a través de medios electrónicos. Por otro lado, las operaciones superiores a 40.000 Unidades Indexadas (UI, unos US$ 4.600), no pueden realizarse mediante efectivo y solo se pueden hacer a través de medios de pago electrónicos, u otros instrumentos bancarizados como por ejemplo cheques de pago diferidos cruzados no a la orden.

“Estas dos disposiciones serían derogadas por el anteproyecto de ley de urgente consideración (LUC), de forma que las remuneraciones que perciban los trabajadores, podrán pagarse en efectivo. Adicionalmente, la LUC, en su artículo 183 otorga la libre elección del medio de pago en todas las operaciones, pudiendo ‘efectuarse mediante la modalidad e instrumentos de pago acordados entre las partes’”, recordó Jabcovski.

“En términos generales, la utilización de efectivo en operaciones por montos relevantes, cuando no existe un origen ilícito de los fondos, o evasión de impuestos, o financiamiento de actividades terroristas, u otras modalidades delictivas, parecería ser poco frecuente. La fijación de un monto máximo de 40.000 UI para realizar operaciones en efectivo, podría parecer bajo, o demasiado restrictivo, para los defensores de la LUC”, expresó.

Pero, “en el otro extremo, permitir realizar operaciones en efectivo para la compra de un inmueble que podría costar cientos de miles de dólares, parecería un riesgo excesivo, al menos desde la óptica de la formalización y el control de operaciones ilícitas”, afirmó el gerente de Riesgos de CPA. “Tal vez, alguna medida intermedia”, como un “umbral más alto que 40.000 UI para realizar operaciones en efectivo, podría ser un camino a considerar”, agregó.

Jabcovski dijo que en la Unión Europea, 17 de 28 países han introducido límites al uso de efectivo. “Grecia aparece como el país con un umbral más bajo, de 500 euros, mientras que el más alto lo definió Polonia, en 15.000 Euros, además de existir otros países que definieron umbrales únicamente para algunos tipos de operaciones”, señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados