MADE IN URUGUAY

Luz verde para producir Stella Artois en Uruguay

Sindicato y empresa acordaron fabricar partida limitada en primer lugar.

En 2014 el sindicato de FNC ya había logrado que esta marca se envasara en Uruguay. Foto: AFP
En 2014 el sindicato de FNC ya había logrado que se envasara en Uruguay. Foto: AFP

En los últimos 10 años los uruguayos han modificado sus hábitos de consumo. Uno de los mercados donde esto se ha hecho evidente es en el de la cerveza, donde el consumo de la extranjera no hace más que crecer. La nacional todavía conserva la porción más grande del mercado cervecero, pero año a año la que llega desde el exterior gana en participación.

Esta tendencia generó preocupación dentro del sindicato de Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC), la mayor productora de esta bebida en Uruguay. Más cerveza importada significa menos demanda de puestos de trabajo para fabricar el producto en territorio nacional, pensaron.

Los trabajadores han venido monitoreando de cerca las estadísticas, pero la luz roja se encendió hace unas semanas, cuando se conoció que en 2017 el consumo de esta bebida había marcado un récord en Uruguay pero con un crecimiento imparable de la importada, que ya explica tres de cada 10 litros consumidos en el país.

Los dirigentes sindicales de FNC —el jugador que concentra alrededor del 95% del mercado uruguayo— decidieron elevar una propuesta a la gerencia de la compañía: empezar a elaborar la cerveza Stella Artois en Uruguay.

En 2014 el sindicato se había anotado una victoria cuando logró que la empresa accediera a envasar localmente esta marca, que a partir de ese momento llega desde Argentina a granel para luego ser embotellada en la planta de FNC en Montevideo.

Una asamblea de los trabajadores de FNC de la semana pasada decidió comunicar esta alternativa a los responsables de la firma. Ayer, en otra asamblea, Richard Read, presidente del sindicato de FNC, informó que se había acordado con la empresa dar los primeros pasos para lograr la producción nacional de esta marca de origen belga.

El objetivo es "traer hacia Uruguay mano de obra", dijo Read a El País. Para él, se trata de una de las "conquistas más importantes" que el colectivo de trabajadores ha obtenido dentro de la compañía.

Tal como sucedió cuando el sindicato propuso el envasado nacional de esta marca, ahora se abre un período —de entre 30 y 60 días, calculó el dirigente sindical— que culminará con una partida limitada para evaluar el resultado obtenido. Si todo sale bien en esta fase, se dará el puntapié inicial a la producción masiva (Read prefirió no arriesgar una fecha para esta instancia).

"Apostamos a que no va a haber ningún inconveniente", aseguró Read, quien enfatizó que en la negociación con la compañía el sindicato planteó que "garantizará la calidad" del producto.

La marca presenta "un grado de exigencia" que no tienen otras, aseveró el histórico dirigente de la bebida.

Esto implicará, por ejemplo, que algunas de las materias primas —como la levadura, detalló— se adquieran en el exterior, lo cual es "normal en marcas premium", dijo Read.

"Nadie te da la marca para que vos hagas lo que quieras", agregó. "Estamos asumiendo una responsabilidad. Ya lo hicimos con el envasado", planteó el dirigente.

Apuesta.

Ante la consulta de El País, desde FNC indicaron que desde hace "muchos años" la empresa está "trabajando" y también "invirtiendo en tecnología y capacitación para elaborar todas" sus cervezas en Uruguay, "apostando decididamente a la industria nacional".

"En ese camino estamos trabajando para elaborar Stella Artois en el país", agregaron. Esto sería "un gran privilegio", porque "son muy pocos los países que tienen la posibilidad de hacerlo".

Sin embargo, la empresa precisó que hoy no puede "confirmar que esto sea un hecho", puesto que esto "requeriría de algunas adaptaciones" en sus instalaciones y también de "cambios en la metodología de trabajo".

"Pero en ese camino estamos, sabiendo que es una gran responsabilidad, pero contando con la experiencia pasada, del envasado de Stella Artois en el país, y con una confianza recíproca con el sindicato que nos permite apostar a transformar este deseo en una realidad", se manifestó.

La importada gana peso en Uruguay

En 2017 el consumo de cerveza en Uruguay alcanzó números récord. En concreto, el año pasado los uruguayos bebieron 106,7 millones de litros de esta bebida, de acuerdo a datos de la Dirección General Impositiva (DGI) divulgados por El Observador a fines de marzo. Se trata de un aumento de 13,8% en términos interanuales.

El crecimiento de la extranjera es una tendencia que se observa desde hace años. Desde 2008 los volúmenes de cerveza importada se han incrementado año a año de manera ininterrumpida.

Alrededor de tres de cada 10 litros bebidos en 2017 — el 27,4%— correspondió a cerveza importada. Durante 2016, en tanto, y también de acuerdo a la información de la DGI, tributaron en Uruguay 20,8 millones de litros de cerveza de fuera de fronteras, con lo que llegó a una participación de 22% de todo lo registrado. Se trató de un salto de 19,5% frente a los 17,4 millones de litros que habían ingresado un año antes de esta bebida desde el exterior (cuando había representado 14,7% dentro del total relevado por el fisco en 2015).

Este fenómeno se ha dado de la mano de la incorporación al mercado de más oferta extranjera y de la aparición más masiva de cervezas artesanales nacionales, que le han disputado un pequeño terreno a las marcas tradicionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)