ARGENTINA 

Macri totalmente jugado a estabilizar el precio del dólar

Es la apuesta financiera del gobierno argentino de cara a las elecciones.

Tras acuerdo, el Banco Central podrá vender hasta US$ 60 millones diarios. Foto: Reuters
Tras acuerdo, el Banco Central podrá vender hasta US$ 60 millones diarios. Foto: Reuters

La prioridad de la política económica del gobierno de Mauricio Macri, al menos en los meses que restan hasta las elecciones presidenciales, pasará por evitar fuertes oscilaciones del valor del dólar. En la Casa Rosada reconocen que, sin el control de esa variable tan sensible en Argentina, las probabilidades de reelección del presidente Macri caerían en forma drástica.

Ante ese riesgo, tanto el Ministerio de Hacienda como el Banco Central de la República Argentina (BCRA) han venido realizando anuncios en los últimos días para calmar al mercado. Además de la ampliación de la oferta de divisas que se espera a partir del 15 de abril -cuando el Tesoro empiece a realizar ventas diarias de US$ 60 millones provenientes de un tramo del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI)-, el BCRA lanzó a comienzos de abril una medida para intentar reducir la demanda.

La autoridad monetaria garantizará a los bancos durante este mes una tasa mínima del 62,5% anual en las Letras de Liquidez (Leliq), títulos que solo pueden ser adquiridos por esas entidades financieras.

“Al garantizarles un piso mínimo, el banco central les da una señal a los bancos para que ya no tengan la incertidumbre sobre cuál será la evolución de las tasas de las Leliq. Con esa garantía, los bancos están en mejores condiciones para incrementar las tasas que ofrecen a los ahorristas por sus depósitos a plazo fijo”, dijo el economista Eric Ritondale, director ejecutivo de la consultora Econviews.

El objetivo del BCRA es que la fuerte alza registrada por la tasa de interés de referencia de las Leliq -pasó del 44% a mediados de febrero al 68% a comienzos de abril- se transmita a las tasas que los bancos pagan a los ahorristas por sus depósitos en pesos argentinos.

Si bien esa tasa promedio subió de 35% a mediados de febrero a 43,5% en la actualidad, el ascenso se dio a mucha menor velocidad que el registrado por las tasas de las Leliq.

Con eso, los rendimientos ofrecidos a los plazos fijos minoristas todavía siguen sin compensar las expectativas de inflación.

Tiene que haber tasas que superen la inflación. El drama de las familias, del ahorro, es que las empresas pedían prestado y sistemáticamente la Argentina licuaba los ahorros. Por eso amamos el dólar”, dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Foto: La Nación | GDA
Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Foto: La Nación | GDA

Tras el alza del 3,8% en febrero, el consenso de los analistas espera índices de inflación similares en marzo y abril, para recién comenzar un descenso a partir de mayo.

La urgencia del gobierno para que las altas tasas de interés se trasladen a los plazos fijos no tiene misterios: el objetivo es que haya mayores incentivos para que esa masa de pesos argentinos no corran al dólar en medio de la incertidumbre electoral.

El stock promedio mensual de plazos fijos en pesos ajustables del sector privado equivale a unos US$ 25.000 millones. Ese monto, que representa el 38% de las reservas del BCRA, es una potencial fuente de inestabilidad cambiaria a medida de que se acerquen las elecciones primarias del 11 de agosto y las generales del 27 de octubre.

Tras el segundo acuerdo con el FMI alcanzado por el gobierno argentino en septiembre pasado, los depósitos crecieron con fuerza de la mano de una mayor estabilidad cambiaria. Entre octubre y febrero pasado, el stock se incrementó más de 30%. Pero en marzo, cuando surgieron nuevas turbulencias cambiarias, las cancelaciones superaron a las renovaciones durante la primera quincena. Esa tendencia fue finalmente compensada por una recuperación del stock de plazos fijos en la segunda mitad del mes.

Efecto sobre el crédito.

La estrategia de elevar las tasas de interés para que los ahorristas se mantengan en pesos tiene efectos colaterales. “Un nivel de tasas en torno al 65% anual vuelve inviable al crédito para cualquier proyecto en la economía real. Por eso, proyectamos que el crédito seguirá cayendo en términos reales en los próximos meses”, señaló Juan Lezica, economista de la consultora ACM.

Para aliviar esas restricciones en medio de la campaña electoral, el gobierno de Macri anunciará en los próximos días el relanzamiento de un millonario paquete de créditos a tasas subsidiadas para jubilados y beneficiarios de planes sociales, los sectores más afectados por la recesión y la inflación. Con fondos de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), las tasas serán mucho más bajas que las que ofrecen los bancos y el plazo de los préstamos será de 60 meses.

A eso se sumará el lanzamiento a partir de mayo de una línea de financiación para la adquisición en 12 cuotas sin interés de electrodomésticos que cumplan con ciertos requisitos de ahorro en el consumo eléctrico.

El impulso del consumo, al menos en forma moderada, en los próximos meses es una de las metas del gobierno para llegar en mejores condiciones a las elecciones.

Pero, por sobre eso, el principal objetivo pasará por reducir la volatilidad cambiaria.

“El gobierno y el BCRA apuestan a todo a que el dólar no salte y a que la inflación vaya desacelerándose en los próximos meses. Todas las demás variables estarán supeditadas a esos objetivos porque, en caso de que se produzca una nueva turbulencia cambiaria, las chances de salir airosos de las elecciones serán casi nulas”, dijo Lezica.

Lo peor ya pasó según dujovne

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó que la volatilidad del tipo de cambio es muy baja y ratificó que no se están negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) nuevos mecanismos de intervención dentro de las actuales bandas cambiarias.

El coordinador del equipo económico del gobierno señaló además que lo peor de la crisis cambiaria que golpeó al país el año pasado y semanas atrás quedó atrás. En una entrevista con el programa A dos voces, emitido en el canal de cable TN, Dujovne dijo que las actuales tasas de interés no son elevadas si se tiene en cuenta la inflación, que reconoció como “muy alta”, igual que la pobreza. Señaló, sin embargo, que la estrategia de absorber liquidez a esas tasas es sustentable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)