ESTADOS UNIDOS

Marcha de la economía gatilla nueva suba de tasas

Segunda vez en tres meses que la Fed toma esta medida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Yellen: la presidenta de la FED ayer tras la alza de tasas. Foto: Reuters

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos subió ayer las tasas de interés por segunda vez en tres meses, una decisión impulsada por el continuo crecimiento económico, el sólido incremento del empleo, y la confianza en que la inflación avanza hacia la meta del banco central estadounidense.

La decisión de subir en 25 puntos básicos la tasa de interés para situarla en un rango de 0,75%-1% resalta una de las más convincentes medidas de la Fed en su esfuerzo por llevar la política monetaria a un sendero más normal.

Tras la decisión, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, resaltó en una conferencia de prensa la creciente fe en la trayectoria de la economía. "Hemos visto a la economía progresar los últimos meses en la forma exacta que anticipábamos", dijo. "Tenemos cierta confianza en el camino en que se encuentra la economía", agregó.

La Fed, además, mantuvo su perspectiva de dos incrementos adicionales en el costo del crédito este año y otros tres en 2018. El banco central subió las tasas solo una vez en el 2016.

Las acciones ampliaron sus alzas y los rendimientos de los bonos cayeron por el panorama benigno y la continuación de un ritmo gradual de alzas de las tasas mencionado por el banco central. El dólar bajó ayer en relación a una cesta de monedas.

Gradualidad

No obstante, el comité de política monetaria no sugirió un plan para acelerar el ritmo de endurecimiento monetario, reiterando que futuros incrementos serían "graduales". Al ritmo actual, las tasas no retornarían al nivel neutral hasta finales del 2019.

En vez de eso, el organismo dijo que la meta de inflación era "simétrica", indicando que podría tolerar que los precios suban a un ritmo ligeramente más rápido.

Yellen, quien consistentemente ha dicho que la Fed estaba mejor equipada para combatir la inflación que una nueva recesión o un alza en el desempleo, no descartó que los precios al consumidor superen el objetivo del banco central.

Nuevas proyecciones económicas divulgadas junto al comunicado de política monetaria mostraron pocos cambios frente a las previsiones de diciembre, y ofrecieron pocos indicios de que la Fed tenga una visión clara sobre cómo las políticas del presidente Donald Trump pueden impactar en la economía. "No hemos discutido en detalle los potenciales cambios en políticas monetarias que se podrían implementar", aseguró Yellen.

Las proyecciones del banco central estadounidense apuntan a un crecimiento de la economía del 2,1% en 2017, sin cambios respecto a diciembre. La mediana de las estimaciones para la tasa de interés a largo plazo, donde se consideraría que la política monetaria tendría un efecto neutral en la economía, se mantuvo estable en 3,0%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)