ARGENTINA

Mauricio Macri cerró en 2019 con la inflación más alta en 28 años

En 2015, en plena campaña presidencial, Macri decía que bajar la inflación no era difícil. Sin embargo, la realidad fue bastante más compleja.

Alberto Fernández y Mauricio Macri. Foto: AFP.
Alberto Fernández y Mauricio Macri. Foto: AFP.

Por una vieja inercia inflacionaria no resuelta desde hace ya más de doce años, las varias devaluaciones que sufrió el peso durante los últimos 12 meses, y pese a la política tarifaria de los servicios públicos más controlada del último semestre, la inflación de 2019 -el último año de Mauricio Macri como presidente- fue la más alta en 28 años y deja un significativo arrastre para 2020.

El índice de precios al consumidor (IPC) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) reveló ayer que la inflación acumulada en el año fue de 53,8% -luego de que diciembre volviera a mostrar un dato elevado: 3,7%-, la mayor en 28 años. En 1990 una hiperinflación golpeó la economía del país sudamericano con un alza de precios del 1.343,9%.

Con este dato se encadena el 15° año consecutivo con inflación de dos dígitos y del 10° consecutivo con niveles arriba del 20%.

En 2015, en plena campaña presidencial, Macri decía que bajar la inflación no era difícil. “No, que va a ser difícil (bajarla), no, no. La inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar. En mi presidencia la inflación no va a ser un tema” decía el por entonces candidato.

Sin embargo, la realidad fue bastante más compleja.

En un programa stand-by trazado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el gobierno de Macri había elaborado un plan desindexatorio basado en la reducción al mínimo de la emisión monetaria y en el ajuste fiscal por el lado del gasto, que, sin los resultados deseados, terminó derivando en la suba de retenciones a las exportaciones y la baja de reintegros a las ventas en el exterior para hacer caja.

La desaceleración de la inflación -en niveles elevados- que logró el equipo de Nicolás Dujovne sufrió golpes por el movimiento del dólar a comienzos de 2019 hasta que el Banco Central (BCRA) logró desanudarse las manos para intervenir. Un nuevo salto de la divisa se dio el lunes posterior al cierre de las primarias obligatorias de agosto, cuyo resultado devolvió incertidumbre a las expectativas de los agentes económicos frente a un posible cambio de gobierno.

A partir de entonces, el gobierno de Macri congeló tarifas, puso un cepo mayorista, frenó alza de combustibles y buscó, con la baja del IVA, amortiguar el salto de los precios en los alimentos básicos atados al valor del dólar. Más allá de esas medidas, la inflación argentina terminó siendo la más alta de la región luego de la que registra Venezuela, sumida en una gran crisis económica.

En el año, la mayor suba la tuvo el capítulo de Salud, con un alza de 72,1%. Ahí se combinaron los fuertes aumentos en las prepagas y en los medicamentos. Comunicación avanzó 63,9%, mientras que Equipamiento y mantenimiento del hogar -rubro muy influenciado por el dólar- mostró un alza de 63,7%. (En base a La Nación | GDA).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados