Caen sus ventas por segundo año seguido; solo 2 uruguayas en ranking

Las 500 mayores empresas de la región acusan efecto de desacelere

Como las economías, las empresas de América Latina también evidencian el cambio de contexto y la desaceleración. Esto se refleja en la caída de la facturación de las 500 mayores empresas de la región, algo a lo que tampoco escapan las únicas dos firmas de Uruguay que integran ese listado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fue la 1 de América Latina en facturación, pero vendió US$ 8.127: menos. Foto: Reuters

Según el ranking AE 500 de la revista especializada AméricaEconomía —al que accedió El País— las ventas combinadas de las 500 mayores empresas latinoamericanas llegaron en 2014 a US$ 2,5 billones, una baja de 5,4% respecto de sus ventas en 2013. Es el segundo año consecutivo en que "las ventas de las principales empresas latinoamericanas van a la baja, lo que no sucedió en los años difíciles de 2008-2009, pues el rebote de aquella crisis fue inmediato", recordó AméricaEconomía. Desde 2001-2002 no se veían dos caídas consecutivas.

El listado mide a las 500 empresas más grandes de América Latina según su volumen de venta anual en dólares.

En 2014, América Latina creció en promedio 1,3% después del 2,9% de expansión de 2013. Para este año, la estimación de consenso del Latin Focus Consensus Forecast que realiza la consultora FocusEconomics es de apenas 0,4% de crecimiento.

Además de las ventas, el ranking de las mayores 500 empresas de América Latina analiza "otros resultados financieros relevantes, como las utilidades netas anuales. Este indicador se muestra más preocupante que la baja en las ventas", indicó la publicación.

"Respecto de 2013, las utilidades sumadas de las empresas AE 500 bajaron en 41% durante 2014. Una caída abrupta si se considera que en 2013 la baja solo fue de 3,9% respecto del año anterior", explicó AméricaEconomía.

En términos de volumen, los datos de indican que las 500 empresas más grandes de América Latina dejaron de vender US$ 141.000 millones y de ganar US$ 47.000 millones, al comparar los resultados con 2013. "Si habían dudas, los resultados de este año las despejan: Las economías latinoamericanas están entrando a otra etapa, menos próspera que la reciente. Se acabó el superciclo", señaló Andrés Almeida, director de AméricaEconomía Intelligence.

Entre las 500 mayores empresas de la región, hay solamente dos afincadas en Uruguay. Una es Ancap que en 2014 ocupó el lugar 170 (bajando 21 lugares respecto a 2013) con ventas por US$ 3.155,8 millones, 18,7% menos que en 2013 cuando habían sido US$ 3.884,4 millones.

La otra empresa uruguaya es UTE que en el último ranking ocupó el puesto 404 (perdió 58 lugares respecto a 2013) con una facturación anual de US$ 1.546,2 millones. Eso es 6,1% menos que los US$ 1.646,9 millones de ventas en 2013.

"Buena parte de las caídas, sin embargo, se explican por la depreciación de las monedas latinoamericanas respecto del dólar y al hecho de que el ranking convierte todos los resultados a dólares. Si se llevan los resultados a monedas locales, estos tienden a suavizarse, lo que es un alivio, en especial para las empresas que atienden mercados locales", explicó.

La empresa número 1 del ranking volvió a ser la brasileña Petrobras que facturó US$ 126.970,9 millones en 2014, eso es US$ 8.127 millones menos que en 2013. La segunda en el listado fue la petrolera mexicana Pemex que facturó US$ 107.437,3 millones y la tercera la petrolera venezolana Pdvsa (US$ 151.271 millones). Las tres son estatales, la primera privada (4° puesto general) fue América Móvil (Claro) con US$ 57.542 millones en ventas.

Brasileñas y mexicanas son más de la mitad.


Brasil es el país con más presencia entre el conjunto de los 500 gigantes comerciales. Entre ellos hay 203 empresas brasileñas, por 119 mexicanas, 65 chilenas, 44 argentinas, 30 peruanas y 24 colombianas (otros seis países, entre ellos Uruguay, están mínimamente representados).

“En el caso de las empresas brasileñas, el descenso de sus ventas es menos abrupto (-3%) que el total de las AE 500 (-5,4%), pero la caída de utilidades es peor (-50% en comparación con -41% del conjunto de empresas del ranking)”, indicó AméricaEconomía. “Las mexicanas tienen una caída superior al total de las 500, con -6,3%. En las utilidades, su caída es extremadamente pronunciada (-100%), aunque buena parte se explica solo por la caída en las utilidades de Pemex” que pasó de US$ 13.000 millones de pérdidas a US$ 17.900 millones, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)