ARGENTINA

La medida que Macri copió de Uruguay y afecta al país

Aumento de la tasa de estadística pegará en las exportaciones uruguayas.

Macri se basó en lo que hizo Uruguay con la suba de la tasa consular para tomar una medida similar y recaudar. Foto: EFE
Macri se basó en lo que hizo Uruguay con la suba de la tasa consular para tomar una medida similar y recaudar. Foto: EFE

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La devaluación del peso argentino y la recesión económica vienen derrumbando las importaciones. En el primer trimestre, las compras externas sumaron US$ 12.171 millones, una caída del 27,9% con respecto al mismo período de 2018.

Nada indica que esa tendencia descendente iniciada en agosto del año pasado vaya a modificarse a corto plazo. Más aún si se tiene en cuenta que a la debilidad de la demanda interna en Argentina se agregó desde el 7 de mayo una medida que incrementa los costos para las importaciones en ese país.

En una jugada dirigida a incrementar la recaudación con el objetivo de alcanzar el equilibrio fiscal primario acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para este año, el gobierno de Mauricio Macri dispuso por decreto un aumento de 0,5% a 2,5% de la tasa de estadística para las importaciones hasta el 31 de diciembre. Esa tasa es un tributo que pagan los importadores por la provisión del servicio de estadística.

“La medida representa un nuevo costo, un castigo a las importaciones con un afán recaudatorio. Con un nivel de demanda a pleno, este incremento de la tasa de estadística sería un costo más que lo absorbería el mercado. Pero en las actualidades condiciones de debilidad del mercado interno, eso es imposible de hacer”, dijo a El País Rubén García, presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA).

La medida alcanza a todas las importaciones, inclusive a aquellas que hasta ahora estaban excluidas, como las de origen intra-Mercosur. “El decreto no tuvo conmiseración con nadie. Además de que alcanza a las compras provenientes de los socios del Mercosur, le cargaron esta tasa también a la mercadería ya embarcada y que está siendo transportada”, señaló García.

Ante los reclamos del sector industrial, el gobierno evalúa excluir del aumento de la tasa de estadística solo a las importaciones temporarias, aquellas que ingresan al país para luego formar parte de un proceso productivo destinado a la exportación en un plazo menor a un año.

Además de la generalización de la tasa, otra de las modificaciones dispuestas por decreto está relacionada con los topes máximos que se cobrarán por cada operación.

Las importaciones superiores a US$ 100.000, que tenían un tope de US$ 500 de tasa de estadística, pasaron a tener ahora un máximo de entre US$ 25.000 y US$ 125.000 dependiendo de la base imponible de la compra externa.

“Perdemos todos” con un mercosur “perforado”

Según indicó a El País la gerenta general de la Unión de Exportadores (UEU), Teresa Aishemberg, con la implementación de la Tasa Estadística por parte de Argentina, queda de manifiesto que el Mercosur “está todo perforado”. Asimismo, indicó que con este tipo de medidas “perdemos todos” los países miembros del bloque porque se encarecen los productos”. Con esta postura estuvo de acuerdo también el experto en comercio exterior, Ignacio Bartesaghi, quien mencionó que pierde el Mercosur debido a “falta de seguridad jurídica”.

Uruguay como espejo. 

En Argentina, la tasa de estadística fue implementada en 1989, cuando se dispuso que las mercaderías que se importasen o se exportasen pagaran una tasa del 3%. Dos años después, esa tasa fue suprimida para las exportaciones y en 1998 se redujo a 0,5% para las importaciones.

En el decreto firmado por el presidente Macri, el gobierno argentino hace referencia a Uruguay en uno de los argumentos esgrimidos para justificar la quintuplicación de la tasa de estadística. “En octubre de 2017 el Congreso de ese país estableció la cuantía de la tasa consular aplicable a sus importaciones en un 3% intrazona (Mercosur) y en un 5% extrazona”, dice el decreto.

Con el ajuste en la tasa de estadística, el gobierno argentino busca incrementar sus ingresos tributarios en medio de la caída de la actividad económica. En el primer cuatrimestre del año, la recaudación tributaria registró un crecimiento interanual del 42%, un alza que está por debajo de la inflación del 55% observada en el mismo período.

En su última revisión sobre las cuentas de la economía argentina a comienzos de abril, el FMI había advertido sobre “la decepcionante recaudación de los últimos meses”.

Para Uruguay, la medida agrega un costo más al ingreso de productos en Argentina, el cuarto destino de sus exportaciones detrás de China, Brasil y Estados Unidos. Esas ventas vienen siendo golpeadas por la drástica caída de la demanda interna en la vecina orilla.

En el primer cuatrimestre del año, las exportaciones a Argentina sumaron US$ 99,9 millones, una caída del 27,36% con respecto al mismo período de 2018, según datos de la Unión de Exportadores.

Los bienes uruguayos se encarecieron. Foto: Fernando Ponzetto
Tendencia a la baja de ventas uruguayas hacia Argentina "lejos de detenerse". Foto: F. Ponzetto

Esa tendencia a la baja está lejos de detenerse. El principal rubro de exportación -las autopartes, con más del 20% del total- continúa sufriendo la caída de la producción automotriz en Argentina. En el primer cuatrimestre, la fabricación de vehículos registró un desplome del 31,6% con relación al mismo período de 2018, según la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa).

“Por lo menos por un par de meses más, las importaciones de Argentina seguirán en caída. La actividad económica no levanta y además la comparación todavía se hace contra los primeros meses del año anterior, cuando aún no se había producido la devaluación del peso.

A partir de mediados de año, es probable que las importaciones dejen de retroceder, aunque no habrá que esperar a que retornen a los niveles del año pasado debido a que ya no hay atraso cambiario en Argentina”, señaló el especialista en comercio exterior Marcelo Elizondo, titular de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI).

“En ese marco, el incremento de la tasa de estadística agrega un costo no menor, aunque todavía no está claro si terminará provocando un efecto adicional a la tendencia de fondo de caída de las importaciones”, agregó.

Las ventas uruguayas tendrán que “aguantar el cimbronazo”

Desde la Unión de Exportadores (UEU), su gerenta general, Teresa Aishemberg, explicó a El País que la medida adoptada por Argentina tendrá como consecuencia un “encarecimiento mayor” de los productos uruguayos hacia este destino.

En concreto, la ejecutiva dijo que en los últimos 12 meses las ventas de Uruguay hacia Argentina registran una caída de cerca del 15%, al presentar ventas por US$ 431 millones, lo que implica casi un 5% del total de las exportaciones del país.

La medida de aumentar la tasa a las importaciones argentinas “hace que sea más difícil la exportación a este país ya que se suma al diferencial cambiario que tenemos” con dicho destino, explicó Aishemberg.

Si bien desde la UEU aún no han estimado cuánto puede ser el impacto de esta medida en las ventas uruguayas, sí confirmaron que en los próximos meses se registrará un “enlentecimiento” de las transacciones comerciales.

“Dado que la tasa se aplica a todas las importaciones, estaremos en igualdad de condiciones frente a productos que llegan a Argentina desde otros países fuera del Mercosur, antes por lo menos teníamos una diferencia”, explicó Aishemberg.

Sobre este punto, el director del Departamento de Negocio Internacional de la Universidad Católica, Ignacio Bartesaghi, responsabilizó a Uruguay de la medida adoptada recientemente por Argentina. “Cuando Uruguay aumentó la Tasa Consular violando normas del Mercosur, alertamos que se habilitaría a los miembros para hacer lo mismo. Con suba de la tasa estadística, Argentina sigue mismo camino”, señaló en su cuenta de Twitter.

La gerenta de la UEU dijo que la “única solución” para mejorar las exportaciones de Uruguay es “mejorar y abaratar el costo país”, para lo cual “se trabaja en conjunto” con las autoridades, “aunque por el momento hay que aguantar el cimbronazo”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)