DECISIÓN POLÉMICA

La medida de la Reserva Federal que dejó con gusto a muy poco a Trump

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos recortó la tasa de interés de referencia (el “precio” del dólar), pero se quedó corta respecto a lo que pretendía el presidente estadounidense, Donald Trump.

Powell y Donald Trump. Foto: Reuters
El presidente estadounidense Donald Trump quería un recorte agresivo de tasas, el de la Fed Jerome Powell prefirió uno leve. Foto: Reuters

"Sin pelotas, sin sentido, sin visión! (Jerome) Jay Powell y la Reserva Federal (Fed) vuelven a fallar. ¡Un comunicador terrible!”, escribió el presidente de Estados Unidos Donald Trump en su cuenta de Twitter sobre la Fed (el banco central estadounidense) y su titular, Powell.

Es que el esperado recorte de tasas de interés de la Fed, no cumplió con la reducción más agresiva que el presidente Trump había exigido a sus funcionarios y por eso el mandatario reaccionó criticando con dureza al banco central y su jefe.

Trump quería que las tasas de interés fueran incluso negativas, como han fijado el Banco Central Europea y el Banco de Japón. En anteriores ocasiones, el mandatario ha tratado de “tontos” a los funcionarios de la Fed y los ha acusado de poner en peligro la recuperación económica.

El comité del banco central que fija la política monetaria dijo que su decisión de recortar la tasa de interés de referencia a un rango de 1,75% a 2% (desde 2%-2,25%), por siete votos contra tres, respondió a los riesgos en el mundo y la debilidad de la inversión y las exportaciones.

“Otro recorte de las tasas de la Reserva Federal para tratar de proteger a la economía de Estados Unidos de los vientos en contra globales”, dijo Joe Manimbo, analista senior de mercado de Western Union Business Solutions en Washington.

La Reserva Federal apunta a prolongar una década de expansión económica de Estados Unidos, pero ofreció pocas señales sobre si se producirá un nuevo recorte del costo del crédito.

El panorama económico del país es “favorable”, con el mercado laboral sólido y la inflación probablemente retornando a la meta del 2%, dijo en una conferencia de prensa el presidente de la Fed, Powell.

Pero las autoridades del banco decidieron recortar las tasas, afirmó, “para proporcionar un seguro contra los actuales riesgos”, que incluyen el débil crecimiento mundial y las tensiones comerciales.

“Si la economía se enfría, podría ser apropiada una secuencia más extensa de recorte de tasas”, dijo Powell. “Vamos a depender mucho de los datos (...) no estamos en un curso preestablecido”, agregó.

El banco central también amplió el diferencial entre el interés que paga a los bancos por su exceso de reservas y la parte superior de su rango de tasa de política monetaria, una medida para suavizar los problemas en los mercados monetarios.

En una señal de que la Fed podría pronto tomar mayores medidas, Powell reconoció que las tensiones en los mercados de financiamiento han sido mayores de lo esperado y afirmó que el banco central podría necesitar retomar el aumento de su balance “antes” de lo pronosticado.

División. 

Nuevas proyecciones mostraron que los funcionarios esperan que las tasas se mantengan dentro del nuevo rango durante 2020. Sin embargo, en una señal de disenso, siete de 17 funcionarios pronosticaron un recorte más en 2019.

Otros cinco, en cambio, creen que se necesita un alza de los tipos antes del final del año.

Las divisiones se reflejaron en el disenso que se produjo tanto en funcionarios moderados como en los de línea dura.

“Hay mucha incertidumbre” sobre las visiones del camino que deben seguir las tasas y sobre el panorama económico, sostuvo Powell.

El jefe de la Fed de St. Louis, James Bullard, quería un recorte de medio punto porcentual, mientras que el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, y la jefa de la Fed de Kansas City, Esther George, argumentaron por mantener las tasas de interés.

“Las dos principales conclusiones en principio son la cantidad de disensos y el hecho de que quienes discrepan se oponen unos a otros, por lo que la Fed no puede alcanzar un consenso”, dijo Michael Arone, jefe de estrategia de inversión de State Street Global Advisors.

“Lo que importa es la ausencia de una visión clara de lo que va a ocurrir luego, las opiniones están divididas”, señaló Ian Shepherdson, economista jefe de Pantheon Macroeconomics, en una nota a clientes.

No obstante, hubo pocos cambios en las proyecciones para la economía. La mediana de las previsiones apunta a un crecimiento de un 2,2%, ligeramente más alto, y una tasa de desempleo de 3,7% hasta 2020. Los miembros de la Fed prevén que la inflación sea del 1,5% en el año, menos que su meta del 2%, antes de subir a un 1,9% el próximo año.

La Fed redujo las tasas también en julio, el primer recorte desde 2008.

[EN BASE A EFE Y REUTERS]

Los efectos en los mercados de la Fed

La mayoría de mercados de América Latina cerraron ayer con desvalorizaciones, en medio de las dudas de los inversores respecto a que la Reserva Federal estadounidense continúe con el recorte en el costo del dinero.

“El mercado se fue decepcionado y empezaron la liquidación de activos ante la posibilidad de que la Fed no vuelva a recortar tasas este año”, dijo Alfonso Esparza, analista senior de mercados de América Latina de Oanda.

En tanto, los precios del oro cayeron más de un 1% a un piso en una semana, arrastrados por la falta de claridad sobre futuras decisiones de política monetaria. El oro al contado caía a US$ 1.487,35 la onza.

Las acciones en Wall Street cayeron inmediatamente después del anuncio de la Fed, pero se recuperaron durante la conferencia de prensa de su presidente, Jerome Powell, quien dijo a periodistas que el banco central está dispuesto a ser “agresivo” si es necesario.

“Hizo un muy buen trabajo transmitiendo la opinión de que esto es un ajuste de mitad de ciclo, pero que obviamente la Fed está dispuesta a actuar si necesita hacer más”, dijo Mike O’Rourke, jefe de estrategia de mercado en JonesTrading.

Las expectativas sobre unas tasas más bajas han apoyado la subida de Wall Street este año. El índice referencial S&P 500 ha avanzado casi 20% hasta la fecha y se ubica cerca de un 1% por debajo de su récord de cierre en julio.

Ayer, el Promedio Industrial Dow Jones subió 0,13% a 27.147,08 unidades, mientras que el S&P 500 ganó 0,03% a 3.006,73 unidades. El Nasdaq Composite, en tanto, cayó 0,11% a 8.177,39 unidades.

Los precios del crudo retrocedieron alrededor de un 2% ayer, luego de que Arabia Saudita dijo que pronto la producción estaría plenamente restablecida tras los ataques del fin de semana contra sus instalaciones. El Brent cayó 1,5%, a US$ 63,60 el barril y el West Texas bajó 2,1% a US$ 58,11 el barril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error