ESTUDIO

Por qué las medidas contra el coronavirus son insuficientes para un 58% de las empresas

El gobierno ha tomado múltiples medidas para diferentes sectores de actividad pero el 58,4% de las empresas relevadas indicó que las medidas de apoyo son “insuficientes”.

A seis de cada 10  empresas se le redujeron las ventas 75%  o más. Foto: Fernando Ponzetto
A seis de cada 10 empresas se le redujeron las ventas 75% o más. Foto: Fernando Ponzetto

Los efectos de la llegada del coronavirus a Uruguay se ven reflejados en la operativa de las empresas del país que, en gran medida, han reportado una caída en sus ventas, así como en sus fuentes de trabajo.

En respuesta a esto, el gobierno ha tomado múltiples medidas para diferentes sectores de actividad pero, según el último relevamiento de la Cámara de Comercio y Servicios (CCSU), el 58,4% de las empresas relevadas indicó que las medidas de apoyo son “insuficientes”.

De ese total, el 47,1% considero que son “insuficientes dadas las necesidades de las empresas”, mientras que el 11,3% indicó que son “discordantes” con las necesidades de las compañías. No obstante, el 35,4% afirmó que las medidas sí son adecuadas y el 2,6% manifestó que “se ajustan perfectamente a las necesidades de las empresas”.

El informe elaborado por la CCSU en base a los datos del relevamiento, indicó que “gran parte” de las empresas no pudieron beneficiarse de algunas medidas a pesar de estar dentro de la categoría micro, pequeña y mediana empresa (mipymes), “ya sea por tener mayor cantidad de personal ocupado, por su naturaleza jurídica o porque la situación económica es cada vez más compleja”.

En relación al nivel de ventas, el 86,9% de las empresas afirmaron haber registrado caídas en las últimas tres semanas, tras la llegada del virus. De ese total, el 60% indicó que sus ventas se redujeron en un 75% o más, mientras que el 10,1% declaró que se mantuvieron igual y solo el 2,9% indicó que aumentaron en las últimas tres semanas.

Las que registraron un mayor porcentaje de respuestas con caídas en sus niveles de ventas (91,4%) fueron las microempresas, seguida de las pequeñas (88,4%), las medianas (83,9%), mientras que las grandes fueron las menos afectadas (64,6%).

Empleo.

Por otra parte, el informe de la CCSU destacó que “el freno en la actividad” ocasionó “grandes daños económicos” para las empresas por lo que las más perjudicadas fueron las fuentes de trabajo.

En este sentido, los datos de la encuesta reflejaron que de un total de 613 empresas, 364 enviaron a trabajadores a ampararse en el subsidio por desempleo en las últimas tres semanas. De ese total, aproximadamente el 50,8% utilizó el régimen de seguro de paro flexible, una nueva modalidad creada por el gobierno a raíz de la emergencia sanitaria.

“Si bien el seguro de paro parcial fue utilizado por un porcentaje relativamente alto de empresas, en términos de cantidad de personas su incidencia es relativamente menor”, indicó el estudio.

Debido a esa realidad, pensar en la negociación salarial para los próximos períodos es complejo para las empresas. Según los datos de la encuesta, actualmente solo un 10% de las firmas consultadas está en condiciones de pagar los salarios acordados. El 50% considera que las condiciones para convocar una ronda de salarios “no están dadas” y el 30% está de acuerdo con que se apliquen “descuelgues” en función de la realidad de cada empresa.

“Hoy ya les está resultando difícil (a las empresas) cumplir con los compromisos asumidos previamente en términos de salarios, sin querer afectar aún más las fuentes de trabajo”, sentenció el informe.

En la situación hipotética de que el período de emergencia sanitaria se extendiera más allá del mes de mayo, el 31,1% de las empresas reduciría la actividad de forma temporal, mientras que el 26,2% realizaría nuevos envíos a seguro de paro.

Además surgieron otras posibles medidas como la suspensión de la actividad empresarial de forma temporal (17,3%), la diversificación de bienes y/o servicios ofrecidos (12,2%), la contracción de nuevos créditos y volcarse a la venta online.

Ante esta situación hipotética, el 9% de las empresas manifestó que cerraría su empresa de forma definitiva.

Entre los principales problemas que están surgiendo en las operativas de las empresas como consecuencia del coronavirus, el informe destacó problemas de stock y dificultad de acceso a proveedores en el 33,5% de los casos y conflictividad laboral en el 10,1% de las empresas.

Asimismo, reportaron problemas relacionados con el contexto global de incertidumbre que “paraliza las decisiones de consumo e inversión”.

Finalmente, el informe destacó “dentro de las grandes preocupaciones que hoy viven las empresas más allá de las económicas y financieras, la incertidumbre respecto a cuánto dure en el tiempo esta paralización de la actividad económica y los efectos, poniendo en riesgo de la supervivencia de las mismas en el mediano plazo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados