ESPALDARAZO

MEF apuesta a recuperar "el motor de crecimiento" y el empleo con medidas

Detalló cambios a reglamentación de la ley de Inversiones.

La cúpula de Economía anunció ayer en conferencia de prensa un paquete de estímulos. Foto: Fernando Ponzetto
Cúpula del MEF anunció en conferencia un paquete de estímulos. Foto: F. Ponzetto

La inversión y el empleo se han transformado en los últimos años en dos piedras en el zapato para el gobierno. A pesar de que la actividad económica empezó a ganar ritmo en la segunda mitad de 2016 —después de algunos trimestres de desaceleración del crecimiento— estos dos aspectos no terminan de ponerse en pie.

Para tratar de revertirlo, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) diseñó un paquete de medidas que buscan estimular estos dos aspectos, y sobre el que los jerarcas de esta cartera informaron ayer en conferencia de prensa.

Las propuestas —algunas solo requieren la iniciativa del Poder Ejecutivo, otras se deberían implementar a través de una ley aprobada por el Parlamento— son variadas, y van desde cambios en el régimen de promoción de inversiones hasta modificaciones en la relación de los contribuyentes con la DGI (ver nota).

Ayer, a la hora de explicar el porqué de esta decisión, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, dijo que "últimamente la inversión no ha tenido un comportamiento" tan dinámico como supo experimentar tiempo atrás. Además, destacó, la inversión "no es cualquier motor de crecimiento" sino el "más genuino", el "más estructural", y "sobre todo el que presenta una asociación más directa" con la generación de puestos de trabajo.

En esta línea, Astori —quien habló flanqueado por el subsecretario del MEF, Pablo Ferreri, y el director de la Asesoría Macroeconómica, Christian Daude— marcó que "hoy el nivel cuantitativo del empleo tiene que mejorar en el país". De todas formas, dijo que la tasa de desempleo (en promedio fue 7,9% de la Población Económicamente Activa en 2017) no es "desmesuradamente alta ni mucho menos" pero, agregó, el gobierno pretende que sea "más baja que la actual". A su vez se busca que la tasa de empleo (2017 se convirtió en el tercer año consecutivo de caída) empiece a trepar.

Los niveles de inversión también conocieron tiempos mejores en años recientes. Mientras que en 2012 la inversión como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) llegó a 23,33% —máximo desde 2005 a la fecha— en el año móvil a septiembre de 2017 —aún se desconocen los datos del último trimestre del año— cayó a 18,5%, el registro más bajo también desde el pico de 2012.

Astori se mostró confiado ayer en que las medidas puestas sobre la mesa ayudarán a revertir esta situación. Con ellas, dijo, se busca "potenciar el clima de inversión" que en los últimos tiempos se ha visto "deprimido".

Estímulos inversión

1. Se redactará un nuevo decreto reglamentario que introducirá una serie de cambios al régimen actual de la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (Comap).

2. Entre otros, se modificará la matriz de evaluación de los proyectos de inversión, llevando de 100 a 130 el puntaje máximo que se puede lograr. Con esto se busca, según el anuncio de ayer, que los proyectos con "más capacidad de derrame en la economía obtengan mayores beneficios". En concreto, aquellos que recurran al indicador de Empleo o a los de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) y Producción más limpia (estos dos últimos deben ser de forma conjunta) podrán acceder a un mayor porcentaje de exoneración que el contemplado en el régimen actual.

3.El indicador de empleo —que hoy "pesa" 30 y subirá a 40— será simplificado, lo que generará que se cuente de la misma manera la contratación de trabajadores independientemente de su nivel de calificación, "priorizando de este modo la creación de puestos de trabajo".

4.Los indicadores de I+D+i y Producción más limpia comenzarán a computarse de forma separada. Hoy ambos "pesan" 20 dentro del indicador, y ahora el primero pasará a 25 y el segundo a 20. Esto "permitirá obtener mayores exoneraciones a los proyectos que combinen ambos tipos de inversiones".

5.A su vez, se subirá el porcentaje del Impuesto a la Renta que pueden exonerar las empresas nuevas (pasará del 60% actual hasta 80%).

6.De forma transitoria, se incrementarán algunos beneficios que ya brinda la Comap, como que las inversiones hechas entre marzo de este año y febrero de 2019 computarán por el 120% para fijar a cuánto ascenderá su exoneración de IRAE.

7. Se extenderá hasta diciembre de 2018 los beneficios para las construcciones de "gran dimensión económica" —alrededor de US$ 16 millones—, que se instalaron en 2016. Por esta vía, dijo ayer Ferreri, en 2017 se presentaron 57 proyectos de esta naturaleza por una inversión potencial de US$ 1.900 millones y 1,7 millones de metros cuadrados.

8. Además, se tratará de impulsar la producción de maquinaria agrícola. ¿Cómo? A través de un proyecto de ley que exonere de todo tributo a la importación de insumos para la fabricación de estos bienes a nivel local. Hoy, esta importación sí paga impuestos, mientras que la compra de maquinaria ya terminada desde fuera de fronteras no. "Esto genera una protección efectiva negativa para la industria nacional", indica el informe distribuido ayer por el MEF.

Empresas más chicas

9.El director de la Asesoría Macroeconómica, Christian Daude, enumeró a su turno una serie de medidas que pretenden brindar un apoyo extra a las empresas de menor porte.

10. En este terreno, se mencionó que la nueva reglamentación de la Comap contemplará una suba del 10% actual al 20% en el beneficio adicional de IRAE que tienen los proyectos que presentan las micro y pequeñas empresas. Además, se instalará un "procedimiento simplificado" a la hora de que presenten sus proyectos también ante la Comap.

11. Al mismo tiempo, los beneficios automáticos de los que ya gozan este tipo de firmas se mejorarán. Por ejemplo, hoy aquellas empresas cuyos ingresos anuales no superen los 10 millones de Unidades Indexadas (unos US$ 1,3 millones) se benefician de una exoneración en el IRAE por inversiones que, en el caso de algunos bienes muebles, llega a 40%. Ahora se propone llevarlo a 60%.

12. Otra propuesta es que el régimen simplificado para estos contribuyentes que hoy existe para el IRAE también empiece a regir para el Impuesto al Patrimonio.

Contribuyentes DGI

13. Ayer también se enumeraron algunos cambios que modificarán ciertos aspectos de la relación de los contribuyentes con la Dirección General Impositiva (DGI).

14. Así, se definió cambios en el régimen actual de cálculo de los recargos por mora, "a los efectos de reducir el costo de las deudas tributarias". Además, se fijará un arancel de DGI "menos oneroso" a la hora de calcular los honorarios profesionales en juicios de cobro coactivo (cuando el fisco entabla una demanda).

15.Asimismo, se autorizará al Poder Ejecutivo a aceptar el pago de adeudos tributarios con tarjeta de débito o crédito.

Uruguay en el podio regional de clima económico

Uruguay quedó en el podio de países latinoamericanos a nivel de clima económico. En concreto, se ubicó segundo dentro de un ranking que encabezó Paraguay, y que releva la brasileña Fundación Getúlio Vargas (FGV) junto al instituto alemán IFO y cuya última edición se divulgó ayer.

Se trata del Indicador de Clima Económico de América Latina (ICE). De 11 países latinoamericanos analizados, siete obtuvieron un saldo positivo. Uruguay se cuenta dentro de ellos: su ICE en enero fue igual al de octubre (16,6), mes en que se había percibido una caída respecto al de julio (18,7).

Si, en cambio, se mira el ICE promedio de los últimos cuatro trimestres, en enero el de Uruguay se ubicó en 20,6 (algo por detrás del valor que resultaba de calcular esto en octubre, 21,7). Uruguay se colocó segundo de los 11 países estudiados, solo detrás de Paraguay, que en el promedio de los últimos cuatro trimestres en enero obtuvo 28,1. Tercero quedó Argentina, con 19, mientras que Perú, en el cuarto puesto, inauguró los resultados negativos, con -2,9.

El ICE a nivel latinoamericano tuvo un resultado favorable por primera vez en 18 trimestres. A partir de esta edición el indicador da cuenta del saldo entre la proporción de valoraciones positivas y negativas sobre las economías de la región. En enero, este saldo ascendió a 1,5 puntos porcentuales, el mayor registro desde abril de 2013. ¿Qué estuvo detrás de esta mejora? Un desempeño más favorable del Índice de Situación Actual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)