MEDIDA

MEF extendió subsidio para el arrendamiento de POS a pequeños comerciantes

Con el nuevo decreto emitido por el gobierno, los pequeños comerciantes tendrán subsidio hasta 2022. Alcanza a los comprendidos en el literal E y a los monotribustisas.

Los aparatos que permiten pagar con tarjeta no están presentes en muchas oficinas públicas. Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

El Ministerio de Economía (MEF) dio a conocer ayer un decreto con fecha de 23 de junio en el que comunica que extiende por un año más el subsidio de un 70% en el costo del arrendamiento de las terminales POS (aparato electrónico por donde se pasa el plástico para pagar con débito o crédito).

El subsidio alcanza a los pequeños comercios comprendidos dentro del Literal E y a los monotributistas. Con este nuevo decreto, los pequeños comerciantes tendrán ahora dos años más de subsidio, hasta el 2022, teniendo un descuento del 70% en el arrendamiento de los POS el primer año y bajaría a 40% en el segundo año.

Según indicó a El País, Paul Beare, director de la empresa proveedora de terminales POS, Resonance Uruguay, el decreto del MEF “es un alivio importante” dado que los pequeños comerciantes “son la gran mayoría” de los comercios del país.

Según indicó Beare, este subsidio es directo, lo que implica que el comerciante no tiene que pagar el 70% del costo mensual del arrendamiento del POS. De no aprobarse el decreto del MEF, el subsidio hubiese bajado de un 70% a un 40% en julio de este año.

Para el ejecutivo de Resonance, eso hubiera implicado “un golpe importante para los comercios” pero señaló que con esta extensión “se alivia ese pago, y por ende, el comercio puede mantener sus terminales y puede seguir cobrando de forma electrónica”.

Si bien la extensión del subsidio era un pedido de las gremiales de comerciantes desde hace ya un tiempo, según Beare “cobra particular importancia hoy en dia” debido a la pandemia y a la inseguridad. Al día de hoy y en el caso de Resonance, el arrendamiento de una terminal POS móvil (uno de los aparatos más caros), tiene un costo mensual de aproximadamente $ 800, con lo cual, con el 70% de descuento quedaría en unos $ 200.

“Muchos comercios nos han venido comentando que si el subsidio no se extendía tenían que devolver el POS y volver a cobrar en efectivo, con los consiguientes efectos que eso tiene en inseguridad por la pandemia y en inseguridad desde el punto de vista físico”, explicó Beare y añadió que “es una movida muy importante del gobierno que permite aliviar a un sector que está muy complicado ahora”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados