CAMBIAN LAS PERSPECTIVAS

Mejoran las expectativas de los empresarios para 2017

Una encuesta de Deloitte revela la percepción que “lo peor ya pasó”.

Mejoraron las perspectivas de los empresarios sobre la economía y el clima de negocios para 2017. Sin embargo, sobre este año la percepción fue menos positiva.

Una encuesta de expectativas empresariales elaborada por Deloitte mostró una mejoría en las expectativas que en anteriores ediciones.

La consultora explicó que el resultado del sondeo marcó un cambio favorable respecto a las respuestas obtenidas en los dos relevamientos anteriores y muestra varios indicios de que "lo peor ya pasó".

Señaló que, en términos generales, los ejecutivos parecen tener una mejor evaluación del desempeño reciente y de las perspectivas económicas en el país.

Consultados sobre el desempeño de la economía en el último año, se observaron respuestas menos negativas que en las ediciones previas, aunque predominan los juicios desfavorables. En ese sentido, el 64% de los encuestados opinó que la situación económica ha empeorado en el último año, cuando en abril ese porcentaje ascendía a 92%.

También prevaleció una opinión poco favorable en relación a las condiciones actuales del clima de negocios en el país. En efecto, la proporción de juicios positivos (que apunta a que el clima de negocios es "bueno" o "muy bueno") se mantuvo en los niveles más bajos desde que se inició el relevamiento en 2010 (18%).

Pero el cambio en las expectativas se manifestó cuando los empresarios se refirieron al año próximo. Allí, los ejecutivos aguardan una mejora apreciable de la situación económica y del clima de inversiones para los próximos 12 meses.

En particular, el porcentaje de empresarios que avizora un deterioro de la situación económica cayó 37 puntos y se ubicó en 26%, mientras que las expectativas negativas acerca del clima futuro de inversiones pasaron de 51% a 25% (dejando de ser en ambos casos las opciones mayoritarias).

Además, dijo Deloitte, las respuestas que apuntan a que la situación económica mejorará en un año ascendieron a 27%, lo que dejó por primera vez desde 2011 un saldo neto positivo de respuestas favorables.

La consultora añadió que el panorama más alentador también se reflejó en las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). En ese caso, si bien los empresarios no aguardan un aumento fuerte del PIB en 2017 (en promedio se espera una expansión de 1,1%, las perspectivas a mediano plazo (dentro de tres o cuatro años) son algo más optimistas que en la encuesta efectuada en abril.

Además, la proporción que prevé un escenario de estancamiento (0% - 1%) descendió desde 20% en la última edición hasta 8%, mientras que el porcentaje que espera tasas de expansión de entre 1% y 3% ascendió a 88% (desde 69% en abril).

Empresas.

Otra de las consultas de la encuesta fue sobre el desempeño de las compañías. Allí, la evaluación que hicieron los ejecutivos sobre la situación general de las empresas mostró cierto repunte frente a abril con un vuelco particularmente favorable en relación a las perspectivas para el año próximo. En ese sentido, la proporción que aguarda un deterioro de la situación general de su empresa pasó de 32% a 16%, mientras que la que piensa que seguirá igual avanzó hasta 56%.

Por su parte, el porcentaje que avizora una mejora aumentó 3 puntos y se ubicó en 28%, lo que dejó un saldo neto de respuestas positivas mayor a 10% (el más alto en cuatro años).

Deloitte explicó que también se observó un tono más positivo en las respuestas vinculadas a las previsiones de producción de las empresas dentro de un año. De hecho, aunque siguió predominando las respuestas que apuntan a niveles de actividad similares al actual (58%), el saldo neto fue positivo en 19%.

Por su parte, volvió a caer la cantidad de ejecutivos que prevé reducir el empleo y la inversión en su empresa en los próximos 12 meses (hasta 24% y 19% respectivamente). El saldo neto de respuestas en materia de empleo sugiere todavía un panorama de menor demanda de trabajadores por parte de las empresas.

Por último, en relación a los principales desafíos que enfrentan las empresas, el "incremento de costos", la "escasez de demanda" y la "competencia creciente" siguieron siendo los aspectos más mencionados por los ejecutivos consultados.

Peor gestión del gobierno

Deloitte indicó que pese a las mejores perspectivas económicas, la evaluación de la gestión del gobierno se deterioró significativamente frente al relevamiento de abril. En ese sentido, señaló que el porcentaje de juicios desfavorables hacia la gestión aumentó de 57% a 63%. Además, la proporción de opiniones positivas se mantuvo dentro de los niveles más bajos desde que se comenzó a realizar el relevamiento en 2010 (4%). La educación y la seguridad fueron los temas que los empresarios consideraron que el gobierno debería priorizar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)