NIÑOS Y ADOLESCENTES CON PRIVACIONES

Las mejoras y deberes en las privaciones de los niños

Estudio de Cepal y Unicef cifra la peor situación al norte del río Negro.

A pesar de las mejoras observadas, uno de cada cinco niños tiene privaciones en las condiciones estructurales de la vivienda en la que habita, según un estudio presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y Unicef. A su vez, en los departamentos del norte del país es donde se observa el mayor porcentaje de niños con privaciones.

Además del informe presentado, Cepal y Unicef también dieron a conocer el Índice de Privaciones Múltiples (IPM) elaborado en base a la Encuesta Continua de Hogares del instituto Nacional de Estadística (INE) entre 2006 y 2014.

El índice está compuesto por los ítems información, confort, educación, hacinamiento, condiciones estructurales de vivienda y vida y salud (conformado por origen del agua, suministro y saneamiento). El estudio (elaborado por Maira Colacce y Victoria Tenenbaum) expresó que entre las dimensiones que componen el índice, el confort y las condiciones estructurales de la vivienda concentran los mayores porcentajes de privación en los hogares con niños y adolescentes durante el período analizado.

El documento explicó que en ambos casos el nivel de privación estaba en el entorno de un cuarto de las personas en el 2006, mientras que fue casi el 20% en las condiciones estructurales de la vivienda y de 14% en confort en el 2014 (ver gráfico). Añadió que en el extremo opuesto se ubicaron los indicadores asociados a la dimensión vida y salud, con incidencias de la privación inferiores al 10% en todos los casos y alcanzando valores inferiores al 5% a partir de la mitad del periodo analizado. En particular, en el caso del origen del agua, la privación se torna inferior al 1% en los últimos dos años. Añadió que en todos los indicadores se observó una reducción significativa en el período, aunque los ritmos fueron diversos.

Los organismos informaron que, por un lado, en 2006 el indicador con mayor incidencia de privación era confort, pero su fuerte caída lo ubicó en un segundo puesto en 2014, luego de las características estructurales de la vivienda. Por otro lado, el indicador de origen del agua tuvo una caída sustancial y en 2014 desplazó del último lugar a saneamiento.

En el caso del confort, la reducción fue de casi 13 puntos porcentuales, prácticamente un 50%. Este indicador se compone de la tenencia de dos bienes: calefón o calentador de agua y refrigerador. El documento señaló que la caída, en parte, se explicó por la masificación en el consumo de esos bienes, vinculada entre otras cosas a la mejora de los ingresos de los hogares.

Por su parte, el indicador con menor variación fue el de condiciones estructurales de la vivienda, que cayó un 20% (5 puntos porcentuales) y se ubicó como el indicador con mayor prevalencia en 2014, a más de 5 puntos porcentuales de su seguidor (confort).

Además, el reporte sostuvo que el hacinamiento sigue siendo un problema importante, aunque tuvo una caída de 8 puntos porcentuales en el periodo. En 2014 un 11,5% de los niños y adolescentes sufría esta privación, dijeron los organismos.

A nivel general, el documento informó que el IPM presentó una caída importante en el periodo relevado, donde pasó de 17,1% en 2006 a 10,8% en 2014. "La reducción es más pronunciada entre el 2008 y el 2012, cuando cayó 5,3 de los 6,3 puntos porcentuales del período. En los últimos dos años, el indicador se mantiene prácticamente estancado", sostuvieron la Cepal y Unicef.

El documento también realizó una distribución de privaciones por territorio. Allí sostuvo que la situación más crítica se observó en los departamentos al norte del Río Negro, donde en promedio 54% de los niños y adolescentes sufre al menos una privación.

En el otro extremo se encuentran algunos departamentos del sur y centro del país (en particular, Colonia, Flores y Montevideo), donde en promedio, el 41% de los niños y adolescentes tiene al menos una privación. A nivel general, el 45,1% de los niños y adolescentes de todo el país sufre privaciones moderadas, frente al 54,9% que no las tiene.

Por hacer.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, fue uno de los invitados a comentar el documento de la Cepal y Unicef junto a la subsecretaria del Ministerio de Desarrollo Social, Ana Olivera.

El jerarca destacó los buenos resultados obtenidos en materia de gasto social —con una buena parte enfocada hacia la educación y la primera infancia—, a la vez que señaló que aún restan cosas por hacer.

"No solamente aumentó el gasto público social (que pasó del 61% en 2005 al 75% en 2012 y 2013 de todo el gasto público); también creció el destinado a la primera infancia", dijo Ferreri. "Es cierto que falta mucho por hacer; uno de cada cinco niños crece por debajo de la línea de la pobreza y tenemos mucho para avanzar. Garantizar y cuidar el desarrollo infantil es esencial para que niños y niñas ejerzan derechos de los que son titulares. No es un favor, es una obligación que tenemos como gobernantes", afirmó el jerarca.

Añadió que en un escenario de desaceleración económica y de diseño presupuestal para el quinquenio donde el gobierno está siendo muy "cuidadoso y prudente con el gasto público, la principal asignación de recursos está enfocada a la educación y la primera infancia".

Inasistencia de estudiantes.

El informe señaló que los adolescentes de entre 15 y 17 años son los que presentan las mayores tasas de privaciones múltiples y son aquellos para los que la reducción fue más moderada. En ese sentido, Cepal y Unicef destacaron que esos adolescentes presentan altas tasas de inasistencia a los centros educativos y rezago. En el 2014 (último año relevado en el informe de ambos organismos), el 20% de los adolescentes de este tramo etario no asistían a un centro educativo y el 14% de los que asistían presentaban rezago. "Esto contrasta con el bajo nivel de pobreza de los niños en edad escolar, entre los que tanto la inasistencia como el rezago se encuentran en niveles inferiores al 1 % en 2014", expresó el documento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º