Mitos y realidades

¿El mercado laboral paraguayo es más atractivo que el uruguayo?

En los últimos años, varias empresas uruguayas decidieron radicarse en Paraguay alentados, entre otros, por menores costos laborales que en Uruguay. Ahora, ¿es más atractivo el mercado laboral guaraní?

Uruguay y Paraguay firmaron un acuerdo de cooperación para fortalecer la gestión de ambos Ministerios de Trabajo. Foto: La Nación | GDA
Uruguay y Paraguay firmaron un acuerdo de cooperación para fortalecer la gestión de ambos Ministerios de Trabajo. Foto: La Nación | GDA

Existen múltiples diferencias entre las relaciones laborales de Uruguay y Paraguay, sin embargo, también es frecuente encontrar puntos de contacto entre las legislaciones de ambos países. En los últimos años —principalmente en la última década— Paraguay se ha convertido en un destino atractivo para inversionistas uruguayos que han apostado por diversos rubros como el agropecuario, inmobiliario, comercial y de la construcción, por mencionar solo algunos.

No obstante, uno de los principales aspectos inconvenientes para los profesionales y las empresas que están instaladas, o que tienen inversiones en Paraguay, radica en el mercado laboral de este país.

¿Cuáles son sus principales características? ¿En qué aspectos hay disconformidad? ¿Cuáles son las ventajas de la regulación laboral de Paraguay?

El País consultó a especialistas que señalaron cuáles son los principales desafíos que tiene Paraguay en materia laboral y en qué se asemeja a Uruguay.

"Paraguay hoy comparte básicamente los mismos desafíos que otros países de América Latina", señaló la ministra de Empleo, Trabajo y Seguridad Social (Metss) del país guaraní, Carla Bacigalupo, en el marco de una visita a Uruguay organizada por la Cámara de Comercio Uruguayo Paraguaya, a principios de diciembre.

Actualmente, las cifras del mercado laboral de Paraguay indican que tiene una tasa de desempleo del 5,4% de la Población Económicamente Activa (en Uruguay es 8,8%), un nivel de subocupación que ronda el 5,2% y un alto nivel de informalidad del 65% (aproximadamente 1,8 millones de personas en una población de 6 millones). Esta última cifra es la que representa el problema más importante para Paraguay puesto que —según manifestó Bacigalupo— siete de cada 10 mujeres y nueve de cada 10 jóvenes están en el mercado informal del trabajo.

"Tenemos un bono demográfico sumamente rico y poco usual en América Latina, tenemos a la mayoría de nuestra población joven con una fuerza activa; sin embargo, el desempleo, la subocupación y la informalidad atacan mayormente a nuestros jóvenes", comentó la ministra.

Para Leonardo Isoardi, socio de CPA Ferrere y líder de la práctica de Business Process Outsourcing (BPO) de Paraguay, "la principal característica del mercado laboral es que cuenta con mano de obra joven y con ganas de aprender".

Sin embargo, señaló que una de las principales desventajas "es que hay muy pocos profesionales que puedan generar un alto valor agregado a las empresas y por lo general, los que tienen estas características son profesionales que estudiaron en el exterior y que están trabajando en empresas familiares", indicó.

Según el profesional, este punto hace que a las empresas se les dificulte encontrar mano de obra calificada, lo que lleva a que "muchas compañías apuestan a formar el personal por su cuenta".

Es por esto que —según Isoardi— "el gran desafío (de Paraguay) es lograr formar profesionales y técnicos que puedan cubrir la demanda laboral creciente de estos perfiles".

Por otro lado, Juan Tellechea e Ignacio López, gerentes de PwC Paraguay y Uruguay, respectivamente, señalaron a El País que un aspecto compartido por ambos países es la creciente preocupación por el fomento del empleo juvenil asociado a beneficios para los empleadores, "así como también la promulgación de leyes que promueven la inversión extranjera" y, como consecuencia de ello, la creación de puestos laborales.

Asimismo, los profesionales de PwC indicaron que otra similitud radica en el monto del salario mínimo nacional de Paraguay (aproximadamente US$ 354) que se asemeja al de Uruguay (aproximadamente US$ 414).

A su vez, los profesionales de PwC manifestaron que tanto Uruguay como Paraguay deberían comenzar a actualizar su normativa a las necesidades y cambios actuales de la sociedad, fundamentalmente en lo que respecta a la inclusión de la tecnología en el ámbito laboral, regulando el uso de las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

"En tal sentido, Uruguay por ejemplo, está trabajando paulatinamente en la promulgación de normas relativas al teletrabajo", señalaron.

Entre las diferencias más notorias —respecto de lo que sucede en Paraguay— desde PwC explicaron que Uruguay tiene un mayor índice de formalidad laboral y un elenco normativo más variado que permite otorgar mayores beneficios a los trabajadores (por ejemplo, en Paraguay no existe el salario vacacional, en general, no se contemplan jornadas de trabajo reducidas para mayores de edad y no existen normas que promuevan licencias especiales por estudio).

"A su vez, en Uruguay las prestaciones de la seguridad social suelen otorgar mayor cobertura y ser más efectivas", indicaron pero dijeron que, a diferencia de lo que ocurre en Uruguay, en el país guaraní, "la presión e influencia de los sindicatos es muy baja".

Para la ministra Bacigalupo, "Uruguay es un ejemplo en seguridad social" y es por eso que buscarán, "guiar a los inversionistas uruguayos para que no incurran en el incumplimiento laboral" y además, "apoyar a la generación de mano de obra calificada para que los inversionistas no se vayan", concluyó.

Convenio para la cooperación

El pasado 4 de diciembre, se firmó un acuerdo de cooperación técnica en materia laboral entre el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) de Uruguay y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (Mtess) de Paraguay. Los ministros de ambos países, Ernesto Murro y Carla Bacigalupo, señalaron que el acuerdo tiene como objetivo el fortalecimiento de la gestión de ambos ministerios a través del intercambio de normativas, procedimientos y buenas prácticas en la implementación de políticas de protección social, de cuidado y formalización laboral y de conformación de asociaciones sindicales. Según indicó Murro, el acuerdo "puede permitir que misiones de Paraguay o Uruguay intercambien experiencias, conocimientos y puntos de vista".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)