LOS DATOS DE ENERO

El mercado laboral siguió sin repuntar en enero

El desempleo, por su parte, subió en la comparación mensual y anual.

En enero hubo 28.837 personas desocupadas más que el mes previo. Foto: D. Borrelli
En enero hubo 28.837 personas desocupadas más que el mes previo. Foto: D. Borrelli

Los últimos datos del mercado de trabajo volvieron a mostrar una foto similar a la de los últimos años: pese a la recuperación económica, el empleo en Uruguay no logra levantar cabeza.

Durante enero —mes del que el Instituto Nacional de Estadística (INE) difundió información ayer— la tasa de desempleo en todo el país se ubicó en 8,5% de la Población Económicamente Activa (PEA) —los que tienen o buscan un trabajo—, 1,6 puntos porcentuales por encima al registro de diciembre (cuando había sido 6,9%) y cuatro décimas más elevado que en enero del año pasado (8,1%).

Estos números dan cuenta de un aumento en la cantidad de desocupados de 28.837 individuos más respecto a diciembre y de 8.545 en comparación con el enero previo, según los cálculos de El País.

El Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) marcó que el incremento del desempleo en enero "responde a una disminución de la demanda de trabajo en conjunto con un aumento de la oferta de trabajo, considerando que la tasa de empleo muestra un descenso de 0,9 puntos porcentuales y la tasa de actividad un incremento de 0,1 puntos porcentuales".

De hecho, la tasa de empleo —que muestra qué porcentaje de la Población en Edad de Trabajar (que contempla a las personas de 14 años o más) tiene un trabajo al momento de la encuesta— se colocó en el primer mes del año en 57,3%, 0,9 puntos porcentuales por debajo del valor de diciembre (58,2%) e igual a la de enero del año pasado.

En tanto, la tasa de actividad —que mide la relación entre la PEA y la Población en Edad de Trabajar— estuvo en 62,6%, 0,1 puntos porcentuales superior al registro de diciembre y 0,2 puntos porcentuales por encima del mismo mes de 2017.

Para la economista Alicia Corcoll, de la consultora Deloitte, el desempleo experimentó una "suba importante" en la comparación mensual. A su vez, la tasa de empleo también sufrió una contracción significativa. En el caso de esta última lo que se ha observado en los últimos meses es una "caída leve pero sostenida" del empleo, agregó Corcoll.

Si bien no se observan niveles de pérdida de empleo como los registrados entre 2014 y 2016, precisó la economista, la tendencia a la baja persiste. Fruto de esto no se está logrando recuperar los empleos que se perdieron en esos años.

Además, Corcoll comentó que, de acuerdo a la medición de "insuficiencia de empleo" que realiza la firma, se puede sostener que alrededor de 310.000 personas padecieron esto en enero. Esta cifra engloba a aquellos que estaban desocupados, desalentados (los que actualmente no buscan una ocupación pero que sí lo hicieron recientemente) y los subempleados (que afecta a aquellos que están ocupados pero desearían trabajar más horas).

Para cuantificar el deterioro del mercado de trabajo, la economista precisó que en enero de 2014, cuatro años atrás, eran alrededor de 230.000 las personas que tenían "insuficiencia de empleo".

Montevideo.

Si se mira qué pasó con la tasa de desempleo en Montevideo, en el mes tuvo un salto de dos puntos y medio. Mientras que en diciembre se había ubicado en 7%, un mes después trepó a 9,5%. Corcoll indicó que esto se debió a la conjunción de dos elementos: el empleo volvió a caer en el departamento pero la tasa de actividad subió "bastante" (pasó de 62,8% a 64,2%).

"Rezago".

Desde filas del gobierno se ha expresado preocupación por las cifras de un mercado laboral que no termina de enderezarse. El último en referirse al tema fue el presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, quien dijo que "no hay una mejora en los niveles de empleo", fenómeno que, dijo, se debe a que "en general es una variable que llega tarde" a los ciclos económicos. "Opera con rezago y hay que tener paciencia" para que se alinee con la mejora de la actividad, dijo el jerarca esta semana en un evento organizado por la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación.

Más allá de esto, añadió Bergara, "la dinámica tecnológica y los procesos de automatización del empleo" pueden incidir.

Con la mira puesta en revertir la situación que atraviesa el mercado de trabajo, semanas atrás las autoridades del Ministerio de Economía (MEF) anunciaron un paquete de medidas para estimular tanto el empleo como la inversión.

"Hoy el nivel cuantitativo de empleo tiene que mejorar en el país", dijo en aquella oportunidad a fines de febrero el principal de la cartera, Danilo Astori.

"Presión adicional" sobre la nueva ronda

El arranque de la próxima ronda de negociación salarial —la más grande de la historia del país desde que implementó esa modalidad, como han destacado varios jerarcas del gobierno— está a la vuelta de la esquina. De hecho, la semana que viene el Poder Ejecutivo anunciará los lineamientos que trazó para esta nueva instancia.

"Nos acercamos a una nueva ronda en condiciones que preveíamos pero que obviamente generan una presión adicional a la negociación, sobre todo en aquellos sectores donde la situación laboral está más complicada", dijo la economista Matilde Morales, de PwC.

Además de un mercado laboral golpeado, desde mediados del año pasado la inflación —que en marzo del año pasado había entrado en el rango objetivo del gobierno por primera vez desde 2010— empezó a trepar. De hecho, el último registro mostró que, aunque por poco, volvió a salir del objetivo del gobierno (llegó a 7,07% en los 12 meses a febrero). "En un par de semanas vamos a tener el dato de Cuentas Nacionales que va a mostrar una economía que creció a buen ritmo en 2017, muy por encima de lo que esperábamos hace un año, pero por actividades que no generan derrames en la economía, actividades que no son intensivas en mano de obra", marcó Morales.

Esto, añadió la economis-ta, es lo que está detrás de la no recuperación del merca- do laboral, a lo que se suma la "revolución tecnológica" que ya se siente en algunos sectores y los costos de las empresas, "que se han incremen-tado", condicionando su rentabilidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)