MERCADO DE TRABAJO

Mieres cuestionó “desequilibrio en análisis” realizado por OIT sobre panorama laboral uruguayo

El ministro discrepó con algunos puntos del estudio y defendió el manejo realizado por el gobierno, en términos laborales, tras el impacto de la pandemia.

Pablo Mieres, ministro de Trabajo. Foto: Francisco Flores
Mieres destacó las medidas tomadas para enfrentar la crisis y señaló que aún hay desafíos. Foto: Francisco Flores.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, participó ayer de un seminario virtual en el que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó un estudio sobre el panorama laboral uruguayo en tiempos de COVID-19 y criticó el “desequilibrio en el análisis” de la organización, al entender que un párrafo del informe -donde se presentaban datos económicos, sanitarios y laborales- fue “muy injusto” además de “no acertado”.

En la introducción del informe llamado Uruguay: Impacto de la COVID-19 sobre el mercado de trabajo y la generación de ingresos, la OIT afirmó que “si bien desde el punto de vista sanitario Uruguay ha presentado hasta el momento una evolución de casos diagnosticados y muertos por COVID-19 relativamente favorable respecto a la mayor parte de los países, la economía ingresó en una marcada recesión que supondrá una caída del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, un hecho que no se registraba desde comienzos de siglo”.

“Me parece muy injusto y además no acertado” dijo el jerarca sobre esa afirmación y manifestó que a nivel sanitario Uruguay tiene “una situación de control que realmente se destaca a nivel internacional”. En cuanto a la caída de la economía señalada por el informe de la OIT, Mieres dijo que “no es un dato relevante” y argumentó que el PIB uruguayo “estará cayendo entre 3,5% y 4%, lo cual es aproximadamente la mitad de lo que va a caer América Latina”.

“Acá hay un desequilibrio en el análisis que me preocupa porque realmente es injusto”, sentenció Mieres.

El cuestionamiento del ministro al informe de la OIT siguió en materia de empleo donde señaló que “hay un error” cuando “se dice que en febrero de 2020 la desocupación era del 9%. No. Era de 10,5%” aclaró y añadió que esa cifra “significó la tasa de desempleo más alta desde el 2007 y esto es previo a la pandemia”.

En relación al impacto del COVID-19 en términos laborales, Mieres defendió que “Uruguay enfrentó la pandemia con una situación preexistente de deterioro en el mercado de trabajo y una afectación significativa del empleo” y destacó las medidas que ha tomado el gobierno para mitigar esos efectos.

El sindicalista Milton Castellanos saludando ayer al ministro de Trabajo, Pablo Mieres. Foto: Gerardo Pérez
El sindicalista Milton Castellanos saludando al ministro de Trabajo, Pablo Mieres. Foto: Gerardo Pérez - Archivo El País

Sobre este punto, resaltó las prórrogas otorgadas en los subsidios por desempleo, la incorporación del seguro de paro parcial y los incentivos económicos dados a las empresas para que reincorporen trabajadores.

De acuerdo con los datos del jerarca, durante el primer mes desde que se empezó a otorgar a las empresas un monto mensual de $ 5.000, por el término de tres meses, por cada trabajador reincorporado o contratado, se apoyó “a unas 11.000 empresas y casi 20.000 trabajadores, con una erogación de US$ 2.500.000”.

Sobre el impacto de esa medida, el ministro indicó que no saben de “cuánto va a ser” pero dijo que “será importante”. No obstante, Mieres manifestó que si bien el porcentaje de personas ocupadas “ha tenido ya una recuperación, todavía estamos con problemas al respecto” y señaló que “hay una gran incertidumbre” que gira en torno a la próxima temporada turística.

“Parecería difícil la apertura de fronteras en el escenario actual y eso puede frenar el proceso de reincorporación de trabajadores”, afirmó Mieres.

Estudio de la OIT.

Durante la presentación del informe de la OIT, las autoridades del organismo multilateral destacaron el caso uruguayo como un ejemplo a nivel regional y mundial en términos del control sanitario de la pandemia y también de cómo está llevando adelante la reactivación económica.

Según el estudio, hubo algunas características del mercado de trabajo uruguayo que fueron útiles en la coyuntura actual, entre las que destacaron “la alta tasa de formalidad” laboral que había en el país previo a la pandemia, un “seguro de desempleo amplio y potente” y “la fortaleza de los actores sociales” que “asumieron su rol” y trabajaron en conjunto de forma tripartita. “Este es un elemento diferenciador”, destacaron desde OIT.

Las propuestas del organismo

Las sugerencias laborales planteadas por el informe de la OIT se centran en sostener los ingresos de las personas desocupadas que estén fuera de los mecanismos contributivos a fin de evitar un aumento de la pobreza, revisar programas de empleo juvenil existentes, evitar la deserción escolar, potenciar programas de formación profesional y regular el teletrabajo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados