INCLUSIÓN FINANCIERA

Mieres quería dar el “poder de decisión” al trabajador en forma de cobro del salario

El ministro de Trabajo planteó que en la LUC “hubiera sido mejor” que el trabajador tuviera el “poder de decisión” en la forma de cobrar su salario, en vez de que sea acordada con el empleador.

El ministro de Trabajo, Pablo Mieres, este viernes. Foto: @MTSSuy
El ministro de Trabajo, Pablo Mieres, este viernes. Foto: @MTSSuy

Uno de los aspectos que genera polémica en el proyecto de ley de urgente consideración (LUC) del gobierno es el cambio en la forma del pago de salarios que estableció la ley de Inclusión Financiera.

Hasta ahora el empleador debe abonar el salario al trabajador a través de cuenta bancaria o dinero electrónico y no puede hacerlo en efectivo (salvo en localidades de 2.500 habitantes o menos) y el empleado elige en qué banco o emisor de dinero electrónico prefiere cobrar su sueldo (mediante una cuenta gratuita). La LUC establece que “sin perjuicio de la modalidad de pago en efectivo”, el pago del sueldo “podrá” (la ley de Inclusión Financiera dice “deberá”) realizarse mediante cuenta bancaria o dinero electrónico. La LUC indica además que “la modalidad de pago será acordada entre el trabajador y el empleador”.

Esto generó debate en el Senado que ya votó la LUC y esta semana se repitió en la comisión que trata sobre el proyecto en Diputados. Varios legisladores del Frente Amplio cuestionaron que al inicio de la relación laboral, el empleador tiene poder sobre el trabajador y es difícil que la modalidad de pago no sea la que elige el empleador (más allá que se plasme como un acuerdo).

Al respecto, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres dijo en la comisión que “en mi opinión, hay una relación asimétrica” entre empleador y trabajador y por eso “hubiera sido mejor una solución que le diera el poder de decisión al trabajador” sobre la forma de cobro de su salario.

“Sin duda que es mejor que haya acuerdo de partes (como establece la LUC) a que haya una obligatoriedad de un solo sistema de pago (como es actualmente)”, afirmó Mieres, pero “reitero la opinión que yo tengo” que es que “hubiera sido mejor que fuera de decisión del trabajador”.

La directora general de Trabajo, Valentina Arlegui cuestionó que la ley de Inclusión Financiera “hizo tabla rasa, proyectada desde Montevideo sin pensar que hay muchos pueblos del interior que no tienen cajero automático, por lo cual sus habitantes deben trasladarse para tratar de cobrar, y puede no haber plata en el cajero, etcétera”, pero admitió que para las empresas “tener dinero en efectivo” para pagar salarios “está totalmente desestimulado” ya que en “empresas con varios trabajadores, tener los billetes en el momento para pagar los rubros salariales incluso es más oneroso que pagarlos mediante cuenta bancaria”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados