TEMPORADA DE VERANO

Miles de empleos generan los cruceros turísticos

Más allá de los beneficios directos que dejan los 2000 viajeros de un crucero, y aún agregándole con excesivo optimismo los 1000 y pico de tripulantes, de los cuales solo un 5% baja a tierra porque es gente que trabaja para ahorrar su salario, eso no es ni sombra de los réditos que genera en el puerto de Montevideo.

Lo que realmente es destacable es la mano de obra especializada por la venta de servicios durante las 10 horas de permanencia de un crucero en el puerto; son ingresos menos conocidos pero muy importantes generados por la totalidad de los servicios que se le dan al barco, incluidos pasajeros y tripulantes, a la ciudad de Montevideo, y que comienzan a sumar desde el mismo momento que los prácticos van al encuentro del crucero en el canal de acceso al puerto en su propia embarcación.

Este primer paso incluye el correspondiente remolcador y los amarradores que lo aseguran a la bita, lo que se repite a la salida del crucero. Pero en el ínterin son centenares las personas comprometidas con la presencia del barco: no son sólo los visibles city-tours que se venden para mostrar la ciudad, y la venta de alguna cartera de cuero de mujer. Hay mucho más que city-tours detrás de cada crucero y venta de artículos de cuero.

Lo primero.

Digamos que lo primero es que grandes empresas turísticas, que por lo general agrupan media docena de líneas navieras, ponen en el puerto de Montevideo -y sin que nos cueste un centavo- cruceros -cuyo costo en general es de más de 600 millones de dólares- y tres mil viajeros sin que nosotros hayamos movido un dedo: es lo que tanto deseamos, que vengan y nos conozcan, y también a Montevideo y Punta del Este, es el mejor y más directo medio publicitario que nos redituará y mucho con el boca a boca de cada uno de los visitantes.

Eso vale mucho, muchísimo. Solo tenemos que ofrecer un mínimo de seguridad para los viajeros, un puerto apto para su barco y un proyecto turístico de city-tour. Se calcula que en Miami, donde se origina y termina el viaje, son 10 mil las personas que mueve por concepto de servicios cada crucero, sea cuando sale como cuando entra. En Montevideo no es ni por asomo esa cantidad, pero son muchos los uruguayos comprometidos desde sus puestos de trabajo durante las 10 horas de estadía del crucero, cada uno en lo suyo.

Montevideo.

No obstante, para puertos como Montevideo donde nuestra intervención es atender parte del total de los viajeros para incorporarlos a nuestra red turística de un solo día en nuestra ciudad, sentimos que esos beneficios, aunque obviamente en menor escala que Miami, también llegan a nosotros con fuerza atractiva, considerando que cada crucero mueve miles de horas-hombre lo cual representa la ocupación de mucha mano de obra; son empleos e ingreso de divisas, es exportación pura de mano de obra uruguaya.

En esta línea de pensamiento, hay que decir que en Uruguay con la experiencia de estos años nos hemos hecho de una actitud positiva hacia la venta de servicios a estos barcos y a los viajeros excursionistas. Vale la pena destacar los diversos sectores públicos y privados que participan en esta actividad específica como Prefectura, ANP, Aduanas, Migración, Policía, Ministerio de Turismo, agencias marítimas, empresas turísticas locales, proveedores marítimos y despachantes de Aduana. ¡Vean cuántos participan! Y todos en conjunto.

Los servicios.

Nosotros hemos estructurado una lista de la cadena de servicios que demanda la llegada y salida de cada crucero y todo su acontecer durante la permanencia de la nave en puerto. Comenzamos por la agencia Marítima.

Agencia marítima.

Aquí por lo menos dos personas se comprometen por toda una jornada para atender directamente al crucero y a su comando a la entrada, permanencia y salida del barco. Comienzan por solicitar el práctico, remolcador, amarradores, sanidad, Prefectura, Inmigración, Policía y la Aduana, llenando los necesarios documentos ya establecidos.

Remolcadores.

Según la categoría del crucero y condiciones climáticas se utilizan uno o dos remolcadores para entrar y sacar el barco, o sea que se comprometen por lo menos 50 tripulantes y personal administrativo de la empresa a la hora de calcular costos y facturas. Ese remolcador calcula en sus costos los insumos, reparaciones, mantenimiento, y en ello se incluye dique, Ancap, UTE, Ancel, talleres navales, transporte, etc.

Autoridades.

A la entrada el barco es visitado por personal especializado de Prefectura, Dirección de Migraciones, Policía Marítima y ANP, luego se destina personal la para seguridad de los pasajeros, ordenación de autobuses turísticos, taxis, remises, movimiento de pasajeros durante la entrada y salida desde el barco a la ciudad durante su permanencia en el puerto.

Proveedor marítimo.

La entrega a bordo de verduras, frutas, carnes, pescados y otros productos como helados, lácteos, quesos, alimentos varios envasados, suministro de productos de hortícolas, agua potable y cientos de otros productos para lo cual se necesitan camiones para su transporte al puerto, y a su vez trabajadores para transferir la carga al barco. En esta tarea pueden participar 50 personas o más.

ANP.

Cada crucero paga por el uso del muelle según su eslora; también se paga a la Oficina de Faros por el uso de los mismos, y a los amarradores cuando es necesario. Seguiremos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)