NOTICIAS

Millones de estadounidenses piden ayuda por desempleo y la productividad de desploma

El número de desempleados sigue a la suba en Estados Unidos con millones de nuevos pedidos de subsidios por desempleo cada semana.

Nueva York está en cuarentena obligatoria por el coronavirus. Foto: Reuters
Las horas trabajadas se redujeron a un ritmo del 3,8% en el último trimestre. Foto: Reuters

Millones de estadounidenses más solicitaron ayuda por desempleo la semana pasada, lo que sugiere que los despidos se ampliaron desde las industrias orientadas al consumidor a otros sectores de la economía y que podrían mantenerse elevados, pese a que muchas partes del país empiezan a reanudar su actividad.

La profundización de la crisis económica desencadenada por las detenciones de actividad en todo el país para frenar la propagación del nuevo coronavirus se mostró en otros datos ayer jueves, que indican que la productividad de la fuerza laboral cayó a su mayor ritmo en más de cuatro años en el primer trimestre, por la mayor caída en horas trabajadas desde 2009.

Los informes apoyan la creencia de muchos economistas de que el bajón económico podría persistir durante un tiempo. La actividad se contrajo en el primer trimestre al ritmo más rápido desde la Gran Recesión de 2007-2009.

Las solicitudes iniciales de subsidios de desempleo totalizaron 3,169 millones ajustados estacionalmente para la semana que terminó el 2 de mayo. Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado 3,0 millones de pedidos de ayuda.

Fue la quinta baja semanal consecutiva de pedidos desde el récord de 6,867 millones en la semana al 28 de marzo. Aún así, los últimos números elevaron a unos 33,5 millones el número de personas que han presentado solicitudes de subsidio de desempleo desde el 21 de marzo, aproximadamente el 22,1% de la población en edad de trabajar.

"El ritmo de las nuevas solicitudes de desempleo se está ralentizando, pero se mantiene en niveles inimaginables hace unos meses", dijo Joel Naroff, economista jefe de Naroff Economics.

"Incluso con la lenta reapertura de la economía, el número de desempleados debería seguir aumentando considerablemente ya que los gobiernos, así como las empresas que han intentado pero no han logrado mantener su situación, están ahora despidiendo trabajadores", agregó.

En otro informe del jueves, el Departamento de Trabajo dijo que la productividad no agrícola, que mide la producción por hora por trabajador, disminuyó a un ritmo del 2,5% anualizado en el primer trimestre. Ese fue el mayor descenso desde el cuarto trimestre de 2015 y siguió un ritmo de aumento del 1,2% en el cuarto trimestre.

Las horas trabajadas se redujeron a un ritmo del 3,8% en el último trimestre, el descenso más pronunciado desde el tercer trimestre de 2009. Las horas trabajadas habían aumentado a un ritmo del 1,2% en el cuarto trimestre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error