SITUACIÓN FISCAL

El Ministerio de Economía promete que bajará el déficit para 2020, tras incumplir meta varios años

Admitió que parte del desvío actual se debe a proyección.

Ministerio de Economía. Foto: Marcelo Bonjour
Para subir el gasto como se había comprometido, sobreestimó el crecimiento económico.
Foto: Marcelo Bonjour

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) señaló en la exposición de motivos de la Rendición de Cuentas que “una vez que la economía recupere su dinamismo y retome una senda de crecimiento más acelerado a partir de 2020, se espera que la trayectoria del déficit fiscal comience a descender manteniendo como horizonte fundamental la sostenibilidad de las finanzas públicas”.

No obstante, ya en años anteriores se había comprometido con una baja del déficit fiscal sin éxito.

En el Presupuesto 2015, el MEF señalaba que el déficit del año anterior -había sido de 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB)- bajaría gradualmente año a año (3,3% del PIB en 2016, 3,1% del PIB en 2017, 2,9% del PIB en 2018) hasta terminar el período en 2,5% del Producto.

En la Rendición de Cuentas siguiente (el déficit había sido de 3,6% del PIB en 2015) proyectó que el déficit fiscal subiría a 4,3% en 2016 y por eso realizó un ajuste fiscal (con aumento de impuestos) que haría bajar el déficit a 3,3% en 2017 y seguiría la trayectoria descendente hasta el 2,5% del Producto en 2019.

Para la Rendición de Cuentas 2016 (que se realizó en 2017), el déficit había sido de 3,9% del PIB (menor al 4,3% estimado el año previo, aunque 0,6% del PIB mayor que el previsto en el Presupuesto) y el MEF mantuvo la proyección: bajaría a 3,3% del PIB en 2017, a 2,9% en 2018 y a 2,5% en 2019.

De todas maneras, en esa Rendición subió la Tasa Consular a las importaciones para financiar gastos adicionales por US$ 112 millones.

En la Rendición de Cuentas 2017 (que se realizó en 2018) el déficit fiscal había sido de 3,5% del Producto (0,2% del PIB por encima de lo estimado en la Rendición anterior), pero el MEF cambió sus metas fiscales para los años siguientes para dar lugar a un mayor gasto comprometido en el Presupuesto. También estimó un mayor crecimiento de la economía en 2019 que en la Rendición previa: 3,3% en vez de 3%.

Así para 2018 estimó un rojo de las cuentas públicas de 3,3% del PIB (estimaba 2,9% del Producto en la Rendición previa y en el Presupuesto), para que luego bajara a 2,9% del Producto en 2019 (frente al 2,5% previo del Presupuesto y la Rendición anterior) y a 2,5% del PIB en 2020.

Sin embargo esas metas fiscales quedaron lejos. La economía creció 1,6% en 2018 (cuando el MEF había armado la Rendición de Cuentas en base a un 2,5% de expansión). Además, el MEF prevé en la actual Rendición de Cuentas que en 2019 lo hará 0,7% en vez de 3,3% y en 2020 que crezca 2,6% en vez de 3%.

Allí, señaló que “entre 2018 y 2020 los ingresos del sector público crecerán menos que lo previsto en la Rendición de Cuentas 2017 producto de la desaceleración de la economía, lo que explicará aproximadamente 1% del PIB del desvío fiscal respecto de la meta”.

“Otra parte del desvío se explica por mayores egresos, en particular debido a la evolución del gasto endógeno, cuya dinámica obedece en buena medida al aumento de las erogaciones en prestaciones de seguridad social producto de políticas decididas en el pasado”, agregó.

Es que en 2018 el déficit fiscal fue de 4,2% del PIB (quitando el efecto del ingreso extraordinario por la desafiliación de “cincuentones” de las AFAP) en vez del 3,3% del PIB que estimaba en la Rendición 2017 y el 2,9% del Producto que preveía en el Presupuesto.

En los 12 meses a mayo, el déficit fiscal está en 4,6% del PIB y el MEF estima que termine este año en ese guarismo (frente al 2,9% que preveía en la Rendición 2017 y el 2,5% en el Presupuesto).

Para 2020 (que en la Rendición 2017 el MEF estimaba 2,5% del PIB de déficit), el MEF proyecta que será de 3,9% del Producto y que siga bajando en los años siguientes (aunque sin un número).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados