PLANES

Ministerio de Transporte quiere duplicar la inversión vial y se enfrenta a restricción presupuestal

“Nosotros seremos las tijeras. Si tenemos que adecuarnos a una realidad económica, lo haremos”, dijo el ministro Luis Alberto Heber.

El ministro de Transporte y Obras Públicas entiende que las obras viales pueden cumplir un rol de trabajo, de empuje y de inversiones. Foto: Archivo El País
El ministro de Transporte y Obras Públicas entiende que las obras viales pueden cumplir un rol de trabajo, de empuje y de inversiones. Foto: Archivo El País

“Las obras no tienen ideología; quizás, su objetivo sí pueda tenerlo, pero el sentido común es lo que nos debe regir en cuánto a cómo manejarnos y hacer rendir mejor los dineros públicos, que es uno de los temas que nos preocupa, especialmente, en la situación económica en que se encuentra el país, que se vio agravada por la pandemia”, dijo el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber ante la comisión de Transporte de la Cámara de Diputados.

Con un Presupuesto quinquenal austero, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) deberá apelar a otras fórmulas para lograr la inversión que pretende.

“Este Ministerio y el de Vivienda son claves en cuanto a una acción anticíclica, de la que tanto se habló para que el Estado cumpla un rol de trabajo, de empuje y de inversiones, que no siempre la actividad privada puede hacer”, planteó Heber.

En ese sentido, el ministro adelantó que el plan de obras viales requiere “un presupuesto de US$ 400 millones por año. Hoy el MTOP tiene US$ 200 millones. Estos son números redondos. A esa cifra se aplicó el 15% de reducción (sobre lo gastado en 2019). Con mucha dificultad estamos tratando de cumplir con ese porcentaje”.

Según Heber, el recorte de 15% “puede ser un panorama para 2021, pero pretendemos que no sea para todo el quinquenio. Esperemos que el panorama sea ascendente y que nos permita llegar a los US$ 400 millones (anuales) y, cuanto antes, mejor”.

Respecto a cómo se procesará el recorte del 15% del gasto ejecutado en 2019, Heber explicó que pretende que “no haya tijeras fuera del Ministerio (de Transporte y Obras Públicas); nosotros seremos las tijeras dentro del ministerio. Si tenemos que adecuarnos a una realidad económica, lo haremos”.

“Habrá quien diga que no debería ser así, que deberíamos gastar más acá y menos allá, pero somos nosotros quienes adecuaremos ese plan de obras, no el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ni la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). Ellos nos tienen que dar los números, decir hasta dónde pueden llegar”, agregó.

“También se podrían buscar otro tipo de actores que nos ayuden en la ejecución de obras de vialidad, por ejemplo, concesiones o contratos crema (contratos de rehabilitación y mantenimiento por niveles de servicio). Así podríamos sacarnos costos que nosotros tenemos que solventar y no tenemos presupuestados”, señaló Heber.

A eso se suma el “rol muy importante” que juega la “Corporación Nacional para el Desarrollo, que es el brazo ejecutor privado; público, porque es del Estado, pero que actúa en el derecho privado. Destaco que fue utilizado por la administración anterior en forma correcta; tenemos que seguir andando por ese camino. Es necesario captar el interés en fideicomisos que adelanten plata para invertir en obras, que no tenemos en el presupuesto”, afirmó el ministro de Transporte y Obras Públicas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados