crisis económica

Ministro de Brasil espera que desaceleración "sea temporal"

El ministro de Hacienda brasileño, Joaquim Levy, aseguró ayer en Londres que espera que la desaceleración económica en su país "sea temporal" e invitó a las empresas británicas a invertir en Brasil.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Joaquim Levy, ministro de Hacienda de Brasil. Foto: Reuters

Levy sostuvo que hay que "tener paciencia" para hacer frente al ajuste fiscal que planea el gobierno de Dilma Rousseff, ya que la desaceleración de la economía brasileña podría sufrir este año una recesión del 1 %.

El ministro, que participó en la capital británica en un encuentro con inversores, se mostró confiado de que las medidas de ajuste adoptadas por el Ejecutivo "darán resultados".

"Hemos puesto al día a los inversores sobre la situación actual en Brasil, las infraestructuras que tenemos y las oportunidades de negocio que hay. El interés que despierta Brasil en la Bolsa de Londres muestra que el país es cada vez más importante y que sus empresas son cada día más globales", indicó Levy en una conferencia en la que estuvo acompañado del embajador en Londres, Roberto Jaguaribe.

"Estamos felices de ver la expansión de las compañías brasileñas en el Reino Unido. Es un claro ejemplo de la competitividad existente en nuestro país en estos momentos", agregó.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) han señalado a Brasil, además de a Venezuela, como uno de los países que estaría más afectado por la contracción económica.

"Brasil está decidido a hacer las cosas y a conseguirlas. Todavía falta un poco para que la economía vuelva a crecer de manera fuerte, pero hay que dar tiempo a los inversores, que deben comprender lo que estamos haciendo. Estoy seguro de que responderán", aseguró Levy.

"Somos un país con mucho potencial. La sexta, séptima u octava economía del mundo. Tenemos una mano de obra que en los próximos años será mucho mayor y más cualificada", sostuvo el ministro de Hacienda.

"Si controlamos las inversiones, hay pocos lugares en el mundo mejores para hacerlo que nuestro país", concluyó Levy.

La economía brasileña ha estado estancada desde 2011 y el FMI prevé que se contraerá un 1% este año, aunque puede volver a crecer en 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)