BRASIL

Ministro propone combatir inflación con aumento de competitividad

El ministro de Asuntos Estratégicos de Brasil, Roberto Mangabeira Unger, dijo que"el combate de la inflación debe tener como base el aumento de la producción y el Gobierno no puede quedarse en pánico y rendirse a los bancos"

El ministro brasileño de Asuntos Estratégicos, Roberto Mangabeira Unger, propuso hoy combatir la creciente inflación que enfrenta el gigante suramericano con el aumento de la competitividad en la producción.

"El combate de la inflación debe tener como base el aumento de la producción y el Gobierno no puede quedarse en pánico y rendirse a los bancos", declaró Mangabeira Unger durante el seminario 'Repensando el desarrollo productivo en Brasil', realizado en Sao Paulo y en el que participaron dos exministros de Hacienda.

Según los cálculos oficiales, Brasil terminará 2015 con una inflación superior al 9,0 %, que dobla la meta oficial y supera el 6,5 % del techo máximo de la misma.

Para contener la disparada inflacionaria, el Gobierno implementó un ciclo de aumento de la tasa básica de intereses, que está en el 14,25 % después de siete subidas consecutivas y el mayor índice en los últimos seis años.

El responsable de la cartera que formula políticas públicas a largo plazo centradas en el desarrollo económico y social del país pidió de otras esferas del Gobierno facilitar "la libertad para importar altas tecnologías (a bajo precio) y no quedarse en un discurso doctrinario del libre comercio".

Como ejemplo, el ministro expuso que una impresora de 3D (tercera dimensión) debe llegar al país al mismo precio que se vende en Europa, Japón o Estados Unidos y "fortalecer así el parque tecnológico para ganar en competitividad y más producción interna".

"Tenemos el reto de una gran agenda de innovación institucional con una orientación radical", aseveró el ministro, para quien Brasil "es un país que quiere descubrirse para potenciar su dinamismo y nuestra tragedia histórica ha sido negar instrumentos precisamente a ese dinamismo".

Sobre la fuerte depreciación del real frente al dólar, que supera el 33 % en lo que va del año e hizo a la moneda estadounidense llegar a los 3,6 reales -el mayor valor desde febrero de 2003-, Mangabeira Unger apuntó que el país debe aprovechar el momento cambiario para exportar más que "soja o hierro".

"No se puede contradecir el movimiento de la devaluación cambiaria, cuyos efectos son más beneficiosos que dañinos", subrayó.

En ese sentido, el exministro de Hacienda Luiz Carlos Bresser-Pereira, otro de los conferenciantes del seminario organizado por la universidad de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV), propuso la creación de un impuesto variable a las exportaciones para mantener el actual nivel de cambio.

Para explicar ese tributo, el economista indicó que la soja, uno de los principales productos agrícolas de Brasil y cuya cotización internacional bajó fuertemente en el último año, "no pagaría nada de ese impuesto ahora y lucraría con el cambio, para luego tributar gradualmente en la medida que los precios (del producto) suban".

Desde los años ochenta, comentó el ministro, Brasil pasó de exportar un 62 % de sus productos manufacturados para un actual 30 % y con el cambio actual se puede iniciar una recuperación gradual de esa participación.

Otro exministro de Hacienda que participó en el seminario, Delfim Neto, secundó las palabras de Mangabeira Unger sobre los desafíos del país frente a las actuales dificultades económicas: "Tenemos que repensar sobre el Brasil del futuro y restablecer la confianza del país", tanto a nivel interno como externo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)