NEGOCIACIÓN

Ministros europeos se reunieron para tratar de zanjar diferencias por acuerdo con Mercosur

Países como Francia y Austria creen que no hay suficientes garantías de protección del medio ambiente para ratificar el acuerdo comercial.

Organizaciones como Greenpeace y Oxfam manifestaron contra el acuerdo en Bruselas. Foto: AFP
Organizaciones como Greenpeace y Oxfam manifestaron contra el acuerdo en Bruselas. Foto: AFP

Los países de la Unión Europea (UE) evidenciaron ayer sus diferencias respecto a la necesidad de ratificar el acuerdo comercial con el Mercosur, durante una reunión en la que los ministros de Comercio discutieron sobre el rumbo de la política comercial europea para los próximos años.

Las reticencias que tienen países como Francia y Austria con el acuerdo del Mercosur, impidió ayer a los 27 países miembros a apoyar las directrices que la Comisión Europea (CE) marcó en febrero sobre el camino que debe seguir la política comercial de la UE.

El argumento de los países reticentes refiere a que, a su entender, el acuerdo carece de suficientes garantías para proteger el medioambiente.

Así lo señaló el ministro portugués de Asuntos Exteriores, Augusto Santos Silva, que apuntó también que el consenso no fue posible por las divergencias que existen en torno a la idea de “autonomía estratégica” de la UE entre los defensores de un mayor proteccionismo y los que apuestan por mantener la apertura.

“Todavía queda trabajo por hacer para definir cuál podría ser el instrumento adicional que estamos buscando para tener más garantías en términos de sostenibilidad y combate contra la deforestación”, dijo Santos Silva.

La Comisión Europea (CE) explicó ayer en la reunión que en sus últimos contactos con Argentina (que ostenta la presidencia pro témpore del Mercosur) se mostraron dispuestos a trabajar para resolver estas cuestiones, según apuntaron a EFE fuentes comunitarias.

“Estuvimos de acuerdo en que fortalecer el elemento de sostenibilidad del acuerdo es de crucial importancia y subrayé a los ministros que el pacto nos da la plataforma necesaria para implicarse con Brasil y otros países en estas cuestiones críticas”, declaró el vicepresidente de la CE encargado de Comercio, Valdis Dombrovskis.

Bandera de países que integran el Mercosur. Foto: Archivo El País
Bandera de países que integran el Mercosur. Foto: Archivo El País

España se encuentra entre los principales defensores de la ratificación de este acuerdo firmado en 2019 con el bloque que conforman Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay, tras 20 años de negociaciones.

“Nosotros creemos que tenemos que seguir avanzando con la intención de que en algún momento se pueda impulsar o acelerar”, dijo la secretaria de Estado española de Comercio, Xiana Méndez, tras la reunión con sus homólogos celebrada ayer de forma presencial en Bruselas.

En contra se manifestó el secretario de Estado francés de Comercio Exterior, Franck Riester, afirmando que “no podemos firmar este acuerdo de libre comercio. Queremos garantías verificables en materia de lucha contra el cambio climático, la deforestación y de respeto a las normas sanitarias y fitosanitarias”.

Además, Austria mantiene un veto sobre el acuerdo con el bloque sudamericano desde principios de este año, mientras que Holanda, Bélgica e Irlanda también son reacios a ratificarlo, especialmente por la política de deforestación del Amazonas del presidente brasileño Jair Bolsonaro. Y a ellos se suma la Eurocámara.

No obstante, los ministros y el Ejecutivo comunitario “estuvieron de acuerdo en que la UE debería seguir fuertemente comprometida con el pacto” con Mercosur por “su valor estratégico, geopolítico y económico muy importante”, dijo Dombrovskis.

Incendios en la amazonía. Foto: AFP
Incendios en la amazonía. Foto: AFP

Según las fuentes europeas mencionadas, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario cifró en 4.000 millones de euros el ahorro en aranceles si se ratifica el tratado.

El acuerdo de libre comercio con el Mercosur se logró en el año 2019, tras 20 años de negociación, pero aún no se ha ratificado, sobre todo, por las reticencias y dudas que genera el capítulo medioambiental en algunos miembros.

Los tres motivos clave.

El ministro portugués de Asuntos Exteriores, explicó que no fue posible adoptar las conclusiones sobre la revisión de la política comercial de la UE por tres motivos. Constató que en el caso del acuerdo con Mercosur se está intentando definir un nuevo instrumento para que existan más garantías en términos de sostenibilidad y combate contra la deforestación.

La segunda razón por la que no lograron consensuar las conclusiones, es que aún no han decidido si las cláusulas medioambientales y climáticas, incluidas en la revisión de la política comercial, se aplican solo a futuras negociaciones comerciales o también a las que ya están en curso.

Además, precisó que todos los países están de acuerdo con los tres pilares de la nueva estrategia comercial comunitaria: “Apertura, sostenibilidad y asertividad”. Sin embargo, detalló que los ministros necesitan tiempo para concretar el sentido de la palabra “apertura”.

“Tenemos que reforzar nuestra autonomía estratégica, pero permaneciendo abiertos a otras economías y a los acuerdos comerciales”, planteó, e insistió en que aún hay trabajo por hacer para “todos juntos poder definir del mismo modo” el término. De todas formas, Santos Silva recalcó que está avanzando el trabajo para “la creación de las condiciones que permitirán la conclusión y ratificación” del tratado con el Mercosur.

Mientras se desarrollaba la reunión entre ministros, varias organizaciones como Greenpeace y Oxfam se concentraron en Bruselas para protestar contra el acuerdo porque consideran que es incompatible con las medidas prometidas en el Pacto Verde Europeo. Por ello, instaron a los líderes comunitarios a volver a la mesa de negociación para alcanzar un acuerdo “desde cero” que atienda a los derechos humanos y medioambientales. (En base a EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados